Turismo

Un grupo de 28 turistas de Estados Unidos da positivo por Covid-19 tras un viaje a México

2020-03-31

Las autoridades han explicado que fue un grupo de 70 pasajeros que alquiló un avión...

Por ELÍAS CAMHAJI | El País

México - 31 MAR 2020 - 20:08 CST Lo que empezó como un viaje de springbreak terminó en una cuarentena. Un grupo de 28 estadounidenses ha dado positivo por Covid-19 después de vacacionar en Cabo San Lucas, en la turística zona de Los Cabos, en el noroeste de México. Así lo ha informado este martes el Departamento de Salud Pública de la ciudad texana de Austin. Las autoridades sanitarias han aislado a los infectados, así como a decenas de pasajeros más, que ya están siendo valorados. Cuatro de los casos confirmados no presentaban síntomas al momento de ser diagnosticados. “El virus se esconde a menudo en los sanos y es contagiado a aquellos que después están en grave riesgo de ser hospitalizados o morir”, ha dicho el médico Mark Escott en un comunicado difundido por el Gobierno de Austin.

Las autoridades han explicado que fue un grupo de 70 pasajeros que alquiló un avión privado y voló a México hace una semana y media. Los Cabos se ha afianzado en los últimos años como un destino de alta gama, sobre todo entre los estudiantes y los jubilados estadounidenses. Algunos de los viajeros regresaron por separado a casa en vuelos comerciales. La investigación aún no ha identificado la cadena del contagio, si se propagó por alguien que se había contagiado en Texas o si se enfermaron en Cabo San Lucas. Los casos que dieron positivo están en cuarentena en sus casas y la mayoría ronda los 20 años, según el comunicado.

Cuando los vacacionistas se desplazaron al destino turístico aún no se había emitido ninguna alerta de viaje, de acuerdo con las autoridades estadounidenses. Si las restricciones de movilidad no aplicaron fue apenas por cuestión de días, sino horas. México y Estados Unidos acordaron el pasado 20 de marzo cerrar temporalmente la frontera para viajes no esenciales y solo se permite el tránsito para trabajadores y estudiantes binacionales, así como para el comercio. Los vuelos comerciales entre ambos países, sin embargo, aún no están restringidos.

Baja California Sur, el Estado donde se encuentra Los Cabos, había confirmado hasta el lunes solo 13 casos de coronavirus. La entidad, relativamente aislada del resto del país y con una muy baja densidad poblacional, ha sido una de las menos afectadas por el virus en México. Horas después del anuncio de las autoridades texanas, el gobernador, Carlos Mendoza Davis, ha informado este martes de los primeros dos fallecimientos en el Estado, ocurridos en La Paz, la capital estatal. “Es momento de la empatía, la solidaridad y la responsabilidad”, ha escrito Mendoza Davis en su cuenta de Twitter.

México, que ha rebasado la barrera de los 1,000 casos esta semana, declaró el lunes la emergencia sanitaria y extendió la suspensión de actividades no esenciales hasta el próximo 30 de abril, 10 días más de lo que se había previsto inicialmente. También se han restringido las reuniones de más de 50 personas y ha instado a todos los residentes en territorio mexicano a que se aíslen de forma voluntaria, en particular a mayores de 60 años, mujeres embarazadas y personas con padecimientos crónicos como obesidad, hipertensión y diabetes.

Estados Unidos anunció días antes una cuarentena, también hasta el 30 de abril, aunque con un sistema de vigilancia más estricto que el de México, que ha apelado a la responsabilidad de sus habitantes para cumplir con éxito las medidas. Desde el pasado fin de semana, el país norteamericano se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia mundial, con un total de más de 3,000 muertos y más de 140,000 contagios reportados a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los científicos calculan que podrían morir de Covid-19 entre 100,000 y 240,000 estadounidenses.

Con el avance del virus en el continente, donde ocho de cada 10 casos y muertes se concentran en Estados Unidos, según la OMS, ambos países han endurecido el discurso y las medidas para detener la propagación. El foco se ha movido hacia los contagios comunitarios y ya no está en los casos “importados”, con el enfoque en cadenas de transmisión que serán al paso de los días más difíciles de rastrear, con portadores asintomáticos y contagios autóctonos, advierten los especialistas médicos. “Aunque las personas más jóvenes tienen menor riesgo de tener complicaciones, no son inmunes a enfermarse de gravedad y de morir de Covid-19”, ha recalcado Escott, autoridad sanitaria en Austin.



regina

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...