Formato de impresión


ABN Amro e IKB fueron víctimas de fraude de Goldman


2010-04-17

Por Alistair Barr, Dow Jones Newswires

Dos importantes bancos europeos perdieron casi US$1,000 millones después que Goldman Sachs Group los indujera a comprar obligaciones de deuda colateralizada que pocos meses después se convirtieron en "tóxicas", indicó el viernes la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, SEC.

Las dos instituciones, ABN Amro de los Países Bajos y la alemana IKB posteriormente estuvieron involucradas en algunos de los mayores rescates del sector financiero europeo por parte de los gobiernos.

La SEC acusó a Goldman el viernes de fraude en el sector de valores al afirmar que el banco no informó a los inversionistas que el fondo de cobertura Paulson & Co. estaba vinculado a la estructuración de obligaciones de deuda colateralizada, o CDO, conocidas como Abacus 2007-AC1. Goldman tampoco divulgó que Paulson estaba apostado contra estos CDO, según plantea la acusación.

De haber tenido conocimiento al respecto, Amro e IKB probablemente no habrían invertido en los CDO, afirma a SEC.

Los cargos podrían llevar a algunas instituciones financieras a ser más cautelosas al comprar productos de Goldman, lo que perjudicaría un lucrativo negocio para el banco de inversiones, afirmaron el viernes algunos analistas. "Ningún cliente se va a sentir cómodo ante la idea de que pudiera ser el próximo imbécil en el otro lado de una negociación o producto de Goldman", escribió Michael Wong, analista de Morningstar, en una nota a los inversionistas.

En el negocio de los CDO Abacus, ABN Amro y IKB fueron los imbéciles, según la demanda de la SEC.

El acuerdo se cerró a finales de abril del 2007, e IKB, un banco comercial con sede en Duesseldorf, compró US$150 millones en notas, dijo el ente regulador.

En pocos meses, las notas prácticamente no tenían valor e IKB había perdido todas sus inversiones. La mayor parte de los US$150 millones fueron pagados a Paulson & Co. en una serie de transacciones entre Goldman y el fondo de coberturas, explicó la demanda.

ABN Amro asumió por su parte el riesgo vinculado a las partes de más alta calidad de Abacus CDO, mediante contratos de derivados conocidos como canje de incumplimiento crediticio, o CDS, dijo la SEC.

A finales del 2007, ABN Amro fue adquirido por un grupo de bancos encabezados por Royal Bank of Scotland.



VGQ


Copyright ElPeriodicodeMexico.com