Formato de impresión


En codiciada Silla presidencial nunca se ha sentado un mandatario


2006-03-22

  • México (EFE). En la Silla presidencial, uno de los máximos iconos de poder y codicia en México desde hace más de un siglo, sólo se ha sentado el héroe revolucionario Pancho Villa, quien paradójicamente no fue presidente.

El término "Silla Presidencial" se utiliza en México como símbolo del poder que adquiere un mandatario al asumir su cargo, pero este mueble fabricado en el siglo XIX es actualmente una pieza de museo.

No hay antecedentes de que algún mandatario se haya sentado en la silla original, cuya manufactura data de entre 1867 y 1872, pues se considera como un símbolo y no como un objeto utilitario, según dijo a EFE el historiador del Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec, Víctor Manuel Ruiz.

El único que se ha sentado en ella es el general Pancho Villa, cuando en 1914 las tropas de la Soberana Convención Revolucionaria ocuparon la Ciudad de México.

Este hecho quedó plasmado en una fotografía que forma parte de la iconografía de la Revolución Mexicana, pues Pancho Villa se hizo tomar la foto sentado en el célebre mueble y a su lado aparece otro de los líderes rebeldes, el guerrillero campesino Emiliano Zapata.

Villa invitó a Zapata a que hiciera lo mismo, pero el legendario guerrillero no quiso bajo el argumento de que la Silla presidencial "era mágica, porque cuando alguien bueno se sentaba en ella, al levantarse ya se había vuelto malo", cuenta el historiador Ruiz.

Tallada en madera dorada, con bordados de oro sobre terciopelo rojo, la Silla enmarca como figuras centrales un águila republicana y un gorro frigio, símbolo de liberación y victoria sobre la opresión.

Sus patas frontales son formadas por dos majestuosas águilas de frondoso plumaje, mientras que decenas de hojas de laurel talladas en madera adornan los costados del respaldo de la obra.

La Silla Presidencial fue obsequiada al presidente Benito Juárez (cuyo último periodo de gobierno fue de 1867 a 1872) por los alumnos de la Escuela de Artes y Oficios que él mismo fundó, y aunque aceptó el regalo, no se sabe que la haya utilizado como tal, dice Ruiz.

En 1890, 18 años después de la muerte de Juárez, el artista Tiburcio Sánchez le rindió tributo con una pintura en la que el también llamado Benemérito de las Américas se encuentra de pie al lado derecho de la silla.

Entre 1970 y 1973 el pintor mexicano Juan O'Gorman plasmó en una de sus obras al presidente Porfirio Díaz (quien gobernó 30 años México en dos periodos) sentado en la silla Presidencial.

Esa imagen supuestamente la tomó O'Gorman de una fotografía, "pero hasta el momento el museo no tiene registro de la existencia de tal retrato", afirma Ruiz.

No muchos mexicanos saben que esta pieza original se encuentra en el museo del Castillo de Chapultepec, que fue hasta 1939 casa de los presidentes de México.

Su mención remite de inmediato al poder y a la disputa desatada desde hace varios meses por los partidos políticos de México que contenderán en los comicios del próximo 2 de julio, cuando serán convocados a votar 70 millones de personas.

En la contienda presidencial hay cinco candidatos, pero la batalla se centra en tres aspirantes, según las encuestas de intención de voto.

Pero quien resulte ganador no alcanzará la tan anhelada "Silla presidencial", que por su valor histórico está resguarda en una vitrina de museo.

Por: Adriana López Caraveo 

alc/gt/jma/p





Copyright ElPeriodicodeMexico.com