Formato de impresión


Salud: la fotocopia poblana de Mercedes Juan


2014-11-10

Gustavo Leal F., La Jornada

El 24 de septiembre 2014 –sólo siete días antes de que la senadora panista Maki Ortiz presentara una vergonzosa iniciativa de reforma que se reduce a fotocopiar la que promueven Mercedes Juan y Enrique Peña Nieto desde el PRI–, el diputado panista Jorge Aguilar Chedraui, presidente de la Comisión de Salud del Congreso de Puebla, en un foro a puerta cerrada, sin debate, rodeado de personalidades afines, del secretario de Salud, Roberto Rivero, y donde se excluyó a los trabajadores, presentó oficialmente en 10 minutos su anteproyecto para reformar la ley de salud estatal. La reacción fue inmediata: "quiere facilitar mayor participación del capital privado y subrogar servicios" ( La Jornada de Oriente, 24/9/14).

Sin entregar copia, Aguilar reconoció que su anteproyecto "es muy ambicioso" y se divide en ejes temáticos: "La actual ley resulta obsoleta, necesariamente se tiene que aprobar esta reforma con dos objetivos. Primero, que la salud sea un derecho de todos los poblanos y, segundo, que sea un derecho humano. Si se cumplen, se dará paso al sistema de universalización de la salud, para que el poblano decida en qué clínica quiere atenderse. Se transitará a la universalidad a través se las urgencias –obstétricas– e intercambio de servicios". Es decir, ¡ otra fotocopia panista –ahora local– de la reforma de Mercedes Juan y Peña Nieto!

Para Aguilar Chedraui –quien fue secretario de Salud de Moreno Valle durante dos años– el asunto está muy claro: "Se podrán comprar pólizas de seguros especializados para ahorrar gastos". La lluvia de críticas fue torrencial y las manifestaciones en contra cunden, desde entonces, sin pausa.

Mientras tanto, y en materia de "universalidad", a la secretaria Mercedes Juan le pareció suficiente responder con tan sólo tres renglones al punto 16 del pliego petitorio del comité nacional del movimiento #YoSoy17 que señala "Demandamos ser partícipes de las mesas en cuanto a las reformas en materia de la universalización ya que conocemos de manera real los problemas que aquejan a nuestro sistema, la forma en que se vive en el día a día, y el proceder médico y las instituciones".

Su respuesta indica: "Cuando exista un proyecto definido del Sistema Nacional de Salud Universal, para ser presentado por parte del Ejecutivo federal al Poder Legislativo, se hará de su conocimiento" (Secretaría de Salud, 21/10/14).

Por su parte, el movimiento #YoSoy17 comunica que "La Ssa se compromete a tomarnos en cuenta para la reforma de salud. Estemos vigilantes y cuando se conozca, dialoguemos. Tendremos un foro nacional propuesto por las autoridades, donde tendrá asistencia un coordinador de cada estado y el presidente de su colegio, así como integrantes de la Comisión de Salud de ambas Cámaras, federaciones, autoridades de diferentes dependencias, ahí tendrán puesta la mesa para dar propuestas para las necesidades de su Estado" (25/10/14).

La última versión de la reforma de Mercedes Juan y Peña Nieto ha quedado reducida a la pretensión de establecer una "instancia para la vigilancia de la calidad en los establecimientos", ya contenida en las modificaciones a la Ley General de Salud (28/4/14), que recentralizan autoritariamente los recursos del Seguro Popular.

Una "instancia", según Mercedes Juan, para "la regulación y vigilancia de la calidad de los servicios en los establecimientos de salud, así como de la práctica médica donde la Comisión Nacional de Arbitraje Médico asumirá facultades de autoridad en la ley para la protección de los usuarios de los servicios" (24/9/14).

¿Cómo hacerlo cuando, según la UNAM, las propias unidades de reciente operación en la Ssa están muy lejos de cumplir la calidad ofrecida? Ninguna cuenta con la totalidad de áreas que, por normatividad, deberían tener, además de registrar desabasto, falta de médicos y enfermeras, instrumentos, equipo de laboratorio y mastógrafos, así como funcionamiento inadecuado de las urgencias. "Hay desapego a las premisas básicas de la atención a la salud. No está basada en las personas, en prevención, y no hay garantía de continuidad a la atención" ( Evaluación de los centros de salud con servicios ampliados y centros avanzados de atención primaria a la salud, 2014).

¿Cómo hacerlo cuándo sólo 13.3 por ciento de las unidades de especialidades médicas de enfermedades crónicas reporta abasto completo de medicamentos esenciales? "Llama la atención el desabasto de fármacos que se utilizan para la hipertensión arterial. Están ausentes en las unidades con farmacia propia, como en las de servicio tercerizado. La insulina, para diabetes mellitus, también suele faltar" ( Abasto y surtimiento de medicamentos en unidades especializadas en la atención de enfermedades crónicas en México en 2012).

¿Una "instancia" que, como Cofepris, gusta "sancionar" la mala atención aplicando multas? Como las que impuso Mikel Arriola a los directores de dos hospitales de Oaxaca y otro de Puebla (por 275 mil pesos), así como uno de Sonora (por 650 mil pesos), "en los que se negó la atención médica a mujeres embarazadas y a un jornalero" ( Reforma, 7/1/14). Todo ello, por supuesto, antes del movimiento #YoSoy17.

¿No será, acaso, que la "reforma" debería empezar, más bien, por dotar de infraestructura, recursos humanos y, sobre todo, la planeación estratégico-clínica que demanda a gritos la salud y de la seguridad social?

Justo lo que Peña evadió deliberadamente atender en campaña y primeros dos años de gobierno, mientras ofrecía a cambio una ruidosa pero escuálida "universalidad" para garantizar "derechos" degradados!



LAL


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com