Formato de impresión


Las aerolíneas se deshacen de otro elemento de comodidad: las pantallas en los asientos


2017-02-23

Christopher Mele, The New York Times

Aquellas pantallas ubicadas en la parte trasera de los asientos que llevan mucho tiempo siendo parte de los sistemas de entretenimiento dentro de los vuelos están preparando su salida de muchas aeronaves, según los expertos.

De manera gradual las remplazarán contenidos que llegarán a los dispositivos electrónicos de los pasajeros por medio de un servicio mejorado de internet inalámbrico.

Sin embargo, como sucede con los vuelos retrasados, no podemos esperar que los cambios ocurran rápidamente.

Jon Cobin, director comercial general de Gogo, un proveedor de servicios de internet inalámbrico en más de 2900 aviones comerciales, señaló en un correo electrónico que “hoy prácticamente todas las personas en tierra están conectadas todo el tiempo”. “Ese comportamiento no cambia cuando están en el aire”, agregó.

Las pantallas que están dentro de las aeronaves proporcionan a los pasajeros un menú fijo de contenido por medio de cajas que alimentan el sistema de entretenimiento de los vuelos. A finales de la década de 1980, aparecieron las pantallas en su forma más primitiva, las cuales reproducían pocas películas una después de la otra. Para comienzos de la década de 2000, hubo un avance que permitía a los pasajeros escoger lo que querían ver.

Al cambiar a transmitir contenido utilizando sistemas inalámbricos, los pasajeros tendrán una variedad más amplia de contenido y las aerolíneas no tendrán que mantener las pantallas porque los pasajeros llevarán a bordo sus propios dispositivos portátiles.

Eso significará un ahorro de dinero y el poder satisfacer las preferencias cambiantes que tienen los clientes para el entretenimiento, que depende cada vez más de reproducciones en tabletas y teléfonos inteligentes, comentó en un correo electrónico William Hoppe, líder de viajes, logística y hospitalidad de Intelenet Global Services.

No hay cifras disponibles relacionadas con cuántos aviones están equipados únicamente para transmitir contenidos, pero las pantallas “definitivamente están siendo menos populares” y la mayoría de los modelos de aviones nuevos no las tienen, indicó Hoppe.

Las fusiones y las compras de aerolíneas han causado una mescolanza de flotillas con enfoques combinados respecto a las pantallas o el sistema de entretenimiento, apuntó en un correo electrónico Robert W. Mann Jr., analista y consultor independiente de la industria aeronáutica. Algo que aumenta a la confusión es que el tiempo que requerirá hacer el cambio en las flotillas puede ser hasta de tres años.

Para cuando los aviones de la siguiente generación estén en servicio, la tecnología que tendrán ya estará a punto de ser obsoleta, dijo en una entrevista Jason Rabinowitz, director del área de investigación aeronáutica de la empresa Routehappy, la cual, entre otras cosas, hace un seguimiento de los servicios dentro de los vuelos.

“El problema con la industria aeronáutica es que nada se hace rápido”, opinó Rabinowitz. “Lo único que se mueve rápido son las aeronaves”.

Las aerolíneas que dejen de utilizar las pantallas pueden tener un ahorro significativo. Según un estimado, los sistemas de entretenimiento para los vuelos son el mayor gasto al momento de equipar un avión nuevo y pueden llegar a representar hasta el diez por ciento del costo total de una aeronave.

En China, los registros de marcas hechos durante la campaña fueron para restaurantes, bares, hoteles, mercadeo y consultoría para administración, entre otras. Aunque tiene otras marcas que, según la abogada Spring Chiang, buscan prevenir que se use el nombre de Trump como un término genérico en productos, su estrategia en ese país no ha sido solo defensiva.

“Hice mucho dinero en China”, alguna vez dijo en un acto de campaña. “Negocio con Europa, negocio con Asia, hago tratos con China todo el tiempo”.



JMRS


Copyright ElPeriodicodeMexico.com