Formato de impresión


Ataques cibernéticos en América


2017-10-13

Francisco Martín Moreno, El País

Los ataques cibernéticos visibles en el continente americano comenzaron durante el último proceso electoral en Estados Unidos cuando Barack Obama denunció una flagrante interferencia rusa en dichas elecciones y expulsó a 26 “diplomáticos” rusos unas semanas antes de concluir su mandato. Los expertos en redes sociales del Kremlin atentaron en contra de Hillary Clinton, desinformaron a la opinión pública, arrancaron las costras de las heridas civiles, derramaron el odio por la nación, esparcieron noticias falsas, todo lo anterior como parte de una estrategia orientada a apoyar la candidatura de Donald Trump a la Casa Blanca. Al día de hoy, el astroso magnate se encuentra investigado por sus presuntos vínculos con los rusos que facilitaron su acceso a la presidencia de su país.

Con el tiempo van surgiendo evidencias de ataques cibernéticos no solo en América del Norte, sino en la votación del Brexit, en las elecciones presidenciales o legislativas en Francia y en Alemania, sin olvidar a Cataluña, en donde las redes sociales articuladas por los técnicos rusos se suman a la confusión popular y al incendio de los ánimos para desmantelar el Estado español. Se percibe la presencia de una mano negra, profundamente antieuropea, que arroja fuego sin que se detecte su origen siniestro.

Los rusos no tardarán en atacar cibernéticamente en México a través de las redes sociales

Las líneas anteriores intentan prever la posibilidad de un nuevo ataque cibernético ruso, esta vez en las elecciones presidenciales en México en 2018. Vladímir Putin selecciona a sus candidatos con gran talento, detecta con claridad los vacíos políticos, las insatisfacciones sociales e insiste a la distancia, en el fortalecimiento de divisionismos entre el electorado. Supo escoger a la perfección a personajes como Trump, Le Pen, Puigdemont… En México el candidato ideal, de acuerdo a los planes de Putin, bien podría ser López Obrador, un populista dotado de una sorprendente capacidad para engañar a las audiencias con la venta de esperanzas y promesas de imposible realización, un Chávez, ahora mexicano.

Mientras que Trump ha hecho 1.057 declaraciones falsas o engañosas desde el inicio de su mandato, según The Fact Checker de The Washington Post, López Obrador predica ideas sacadas del bote de la basura de la historia de las doctrinas económicas y sociales. Si Le Pen, Trump y Puigdemont han dividido a Francia, a Estados Unidos y a España, han creado odio y rivalidades, López Obrador, el Hombre Partido, el mandamás de Morena, un partido político hecho a la imagen y semejanza del PRI de todos los tiempos, invierte buena parte de su tiempo en estimular el revanchismo social entre ricos y pobres, no aclara el origen de su riqueza después de 16 años de campañas políticas (Trump se resistió a mostrar sus declaraciones fiscales) ha mandado al diablo las instituciones mexicanas y a los medios de difusión masiva que lo critican. Quien no esté con él, es parte de la mafia del poder… ¿Una casualidad?

Los rusos no tardarán en atacar cibernéticamente en México a través de las redes sociales para desinformar y confundir también al electorado mexicano. López Obrador y su catastrófico populismo ocasionará un desastre económico y social que podría desbordarse hacia Centroamérica provocando una contaminación política que se convertiría en barajas a favor del Kremlin para negociar con Washington mejores condiciones en el tablero del ajedrez internacional. Si Putin ha logrado desinformar al electorado europeo y al americano, ¿qué no podrán hacer con México, un país frustrado y furioso por los pésimos manejos de los ahorros públicos en un entorno de patética impunidad?

Las elecciones en México jugarán un papel muy importante en el futuro del Partido Republicano de Trump

Si Putin desquicia el futuro de México y de la región con la llegada de López Obrador, Trump aprovechará el malestar para conseguir más presupuesto destinado a la construcción del muro entre ambos países, largará a millones de ilegales del territorio norteamericano y adquirirá capital político para impedir el control demócrata en el congreso en el 2018, que implicaría el impeachment en su contra. Las elecciones en México jugarán un papel muy importante en el futuro del Partido Republicano de Trump y de su agenda supremacista all white.

Los rusos utilizan con indiscutible maestría las redes sociales. No los perdamos de vista…

Sí, ya sé que me repito, lo malo es que no me repito con las mismas palabras, según decía Karl R. Popper…


 



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com