Formato de impresión


Estados Unidos se endurece, Seúl pide negociar


2018-02-23


(ANSA) - WASHINGTON Y PEKIN, 23 FEB - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se aprestaba a anunciar este viernes el "mayor conjunto" de sanciones económicas contra Corea del Norte, pero Corea del Sur lanzó una advertencia y llamó a la negociación.
    
"Hoy anuncio que vamos a lanzar el mayor conjunto de nuevas sanciones contra el régimen de Corea del Norte", dijo tajante Trump.
    
Adelantos de sus funcionarios indicaron que esas penalizaciones repercutirán sobre todo en las fuentes de combustible de Pyongyang. "Estamos atacando de manera agresiva todas las vías ilícitas usadas por Corea del Norte para evadir sanciones", dijeron esos informantes.
    
El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo en un comunicado que las sanciones económicas van dirigidas a 27 empresas y 28 buques registrados o con sede en varios países, entre ellos China, Panamá o Tanzania, para "aumentar la presión y aislar aún más" al régimen de Corea del Norte.
    
"El Tesoro está atacando de manera agresiva todas las vías ilícitas usadas por Corea del Norte para evadir sanciones, incluidas medidas decisivas para impedir que buques, compañías navieras y otras entidades del mundo trabajen para el régimen de Corea del Norte", comentó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. La lista completa de los lugares donde tienen sede o están registrados estos barcos o empresas son Corea del Norte, China, Singapur, Taiwán, Hong Kong, las Islas Marshall, Panamá, Tanzania y Comoros.
    
"Esto dificultará significativamente la capacidad del régimen de Kim Jong-un de realizar actividades marítimas evasivas que facilitan el transporte ilegal de carbón y combustible y erosionará sus capacidades para comerciar con bienes a través de aguas internacionales", recalcó Mnuchin.
    
Las sanciones llegan en pleno deshielo entre las dos Coreas por los Juegos Olímpicos de de invierno, que se están celebrando en PyeongChang (Corea del Sur) y que concluirán el domingo.
    
Seúl lanzó hoy una suerte de reprimenda sutil a Washington y llamó al diálogo para resolver diferencias, al plantear que Estados Unidos debería aprovechar la fase de reconciliación entre las dos Coreas con la conciencia de que los esfuerzos de los últimos 25 años de Seúl y sus aliados para desnuclearizar al Norte han fracasado, planteó el Sur. Lo dijo el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en un diálogo con Ivanka Trump, en el marco de una reunión previa a una cena en la Casa Azul, residencia ejecutiva de Seúl, en honor a la hija del presidente estadounidense, que viajó para participar de la clausura de los Juegos Olímpicos. Tal posición se produce en desajuste con las nuevas sanciones anunciadas hoy por la Casa Blanca contra Pyongyang. "Notando que el diálogo sobre la desnuclearización y que aquel entre el Sur y el Norte no pueden separarse, el presidente Moon señaló que las dos pistas deben correr juntas" y que es importante que Seúl y Washington "trabajen estrechamente para llegar a esa conclusión".
    
Así lo declaró el portavoz de Moon, Yoon Young-chan.
    
"El país con la mayor determinación para rechazar las armas nucleares de Corea del Norte es Corea del Sur. Pero los esfuerzos conjuntos de Seúl y Washington sobre la desnuclearización de la península de Corea en los últimos 25 años no han tenido ningún efecto", prosiguió.
    
Ambos países deberían aprovechar la oportunidad actual y "espero poder realizar eso junto al presidente Trump", añadió Moon, según su portavoz.



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com