Formato de impresión


Detectan anomalías en los 700,000 procedimientos de compras públicas federales


2018-05-29

Por Daniela Barragán | elEconomista.es

En los 700,000 procedimientos de compras públicas federales realizadas de 2012 a la fecha, en las que se invirtieron 2.3 billones de pesos, se detectaron anomalías, prácticas poco transparentes y falta de competencia, lo que genera graves riesgos de corrupción.

De acuerdo con el estudio "El Sistema Mexicano de Contrataciones Publicas" realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), 2,512 proveedores, que son el 1.9% de los 129,411 proveedores, concentraron el 80% del monto total destinado a compras públicas.

El 71% de los contratos fueron otorgados por adjudicación directa, cuando la licitación pública es lo que debe ser la regla. La causa: tres años en que la Secretaría de la Función Pública (SFP) no tuvo titular y porque las unidades de vigilancia dejaron de vigilar, resulta más fácil una adjudicación directa que un concurso público y no hay nadie que castigue esa irregularidad.

El 36% de las empresas en las que se concentró el gasto, han ganado el 50% de los procedimientos, ganan 2 de cada 3 concursos.

Otro dato que sobresale es que las 73 empresas con mayores montos adjudicados en 2016, en 2012 tenían sólo el 2% del monto total adjudicado.

Tras la llegada de Enrique Peña Nieto, tienen ya el 32%, es decir, contratos por 127,000 millones de pesos.

Mientras que las empresas que concentraban el gasto en 2016, su participación se redujo un 96%.

Esto refleja un comportamiento "poco normal" porque el cambio, sostiene el estudio, no debería ser tan drástico.

De las que empresas que hoy son más beneficiadas, las dependencias que más las han contratado, son la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM),Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSTE), Servicio de Acción Tributaria (SAT), Caminos y puentes federales (Capufe), Diconsa y Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Mientras que en 2012 esas empresas recibieron el 53% de los contratos por adjudicación directa, el porcentaje ya era de 66%. Sólo el 21% de las ocasiones tuvieron que participar en una licitación pública.

Son la CFE , el ISSSTE, IMSS, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes SCT, las unidades compradoras en las que estos riesgos se concentran; las primeras tres suman casi un billón de pesos gastados en contratos.

Sobre el control de la legalidad, Max Kaiser, uno de los elaboradores del estudio, resaltó el caso de la SCT, que de 2012 a 2017, se interpusieron 174 inconformidades y sólo 54 resultaron procedentes; hubo una inhabilitación, 30 suspensiones y cero destituciones.

En el IMSS se interpusieron 1,874 inconformidades y sólo 487 resultaron procedentes.

Káiser pidió poner atención en la División de Bienes Terapéuticos del IMSS, en la Subdirección de Contratación de Proyectos de Inversión Financiada y la Gerencia de Abastecimiento al ser las tres unidades que más compras realizan.

De parte de los proveedores, se encontró que 30 de ellos, es decir el 0.02% del total, tienen una quinta parte del gasto en contrataciones.

Las empresas que mas contratos recibieron por adjudicación directa, fueron Summa Conpany, Grupo Fármacos Especializados, Fármacos Maypo, Marcas Nestlé, Fábrica de Jabón La Corona, Alen del Norte, Infra y Laboratorios Pisa.

Entre quienes más concentraron recursos, son Operadora Cicsa, Sixsigma Networks México, Coconal, Operbes, La Peninsular Compañia Constructora y Comercializadora Milenio.

El Imco propuso que se elabore una nueva plataforma en la que se muestre el ciclo completo de la compra: planeación, licitación y ejecución.

También que se focalicen los esfuerzos de detección, investigación y sanciones en las unidades de compras donde se detectaron más riesgos.



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com