Formato de impresión


Moon con Francisco, lleva invitación de Kim


2018-10-17

 

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 17 OCT - La Santa Sede redobló hoy el mensaje de paz para la Peníncula Coreana, en vísperas del encuentro entre el papa Francisco y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, quien leva al Pontífice una invitación del líder norcoreano Kim Jong-un para que visite Pyongyang.

"Esta noche, humildemente deseamos elevar nuestros ojos hacia Dios, hacia aquel que tiene la historia y el destino de la humanidad, e implorar una vez más por el don de la paz para todo el mundo. Después de muchos años de tensiones y división, la palabra coreana finalmente puede resonar la palabra paz", dijo el Secretario de Estado Vaticano, cardenal Pietro Parolin.

Lo afirmó en la homilía de la Misa por la Paz de la península de Corea que esta noche se celebró en la basílica de San Pedro y a la que asistió Moon.

El cardenal, primer colaborador del Papa, entre otras cosas citó al recién proclamada santo Paulo VI, que en su Mensaje para el Primer Día Mundial de la Paz (1 de enero 1968), dijo: "Siempre hay que hablar de paz, se debe educar al mundo para amar la paz, para construirlo y defenderlo, y en contra de la guerra (...) esas sensaciones deben despertar en los hombres de nuestro tiempo y de las generaciones futuras el sentido y el amor de la paz basada en La verdad, sobre la justicia, sobre la libertad, sobre el amor".

"Pedimos al Señor -añadió- la gracia de hacer la paz una misión real en el mundo de hoy, confiando en el poder misterioso de la Cruz de Cristo y su resurrección con la gracia de Dios, el camino del perdón se hace posible".

"La elección de la fraternidad entre los pueblos es un hecho concreto, la paz es un horizonte compartido también en la diversidad de temas que dan vida a la comunidad internacional", reforzó.

El presidente Moon, el tercer presidente católico de Corea del Sur, que en Roma se reunió hoy el presidente de la República, Sergio Mattarella, y el primer ministro, Giuseppe Conte, mañana al mediodía volverá al Vaticano para una audiencia con Francisco.

El encuentro con el Papa se espera con expectación, sobretodo porque Moon será el portador de una invitación al Pontífice del líder de Corea del Norte, Kim, para que visite Pyongyang: un evento que tendría una importancia histórica, tanto por la paz en la península coreana como por distensión global.

Es impensable que Francisco, que apoyó en gran medida el deshielo y el proceso de paz entre las dos Coreas, se pierda la oportunidad de ese gran mensaje de paz, si es cierto que Kim, como se anunció el pasado 9 de octubre, está listo para recibir al Papa "con ardor".

Hoy en el Observatorio Romano, Moon expresó su "profundo sentimiento de gratitud por el sólido y firme apoyo expresado por el papa Francisco a favor de la paz en la península de Corea". (ANSA).



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com