Formato de impresión


El candidato surcoreano, apoyado por EE UU, se impone al aspirante ruso para presidir Interpol


2018-11-21

Por ÁNGELES ESPINOSA y MARÍA R. SAHUQUILLO, El País

Dubái / Moscú 21 NOV 2018 - 12:33    CST Rusia sufrió este miércoles un duro revés al no lograr la elección de su candidato para presidir Interpol ante la reacción —tardía— de Estados Unidos y Europa. El surcoreano Kim Jong-yang fue finalmente elegido presidente de la organización policial para los próximos dos años. La decisión, tomada por la asamblea general de Interpol reunida en Dubái desde el domingo, cierra así la crisis creada por la extraña dimisión de su anterior responsable, el chino Meng Hongwei, tras un viaje a su país en septiembre durante el que fue detenido.

Kim ha obtenido 101 votos frente a los 61 de Prokopchuk, según el ministro del Interior de Ucrania, Arsen Avakov, quien tuiteó una imagen con el resultado desde la sala de conferencias donde se realizó la votación. "El candidato ruso ha sido rechazado. ¡Esta batalla se gana!", escribió en la red social.

“Nuestro mundo se enfrenta a cambios sin precedentes que plantean retos enormes a la seguridad pública. Para hacerles frente necesitamos una visión clara: tenemos que construir un puente al futuro”, ha declarado Kim, según ha informado la organización en su cuenta de Twitter ya que la asamblea se celebra a puerta cerrada.

El primer reto sin duda ha sido lograr su elección. Kim, que era el vicepresidente más veterano, ha estado ejerciendo la presidencia desde que Meng desapareció en septiembre y envió una carta de dimisión después de que las autoridades chinas anunciaran que estaba detenido por corrupción. A pesar de lo honorífico del cargo, no se ha tratado de un proceso automático. Afrontaba la candidatura de Prokopchuk, otro de los cuatro vicepresidentes y que contaba con el apoyo de los aliados del Kremlin.

Europa y EE UU temían que Rusia abusara ese poder, dados los precedentes en su utilización de las alertas de Interpol, las conocidas como fichas rojas, para intentar la detención de disidentes. Su movilización en favor de Kim (incluidas las amenazas de Ucrania y Lituania de retirarse de la organización si era elegido Prokopchuk) frenaron esa posibilidad.

El Kremlin ha afirmado, tras conocerse el resultado, que no tiene motivos para pensar que la elección no ha sido limpia pero ha criticado la movilización para apostar por el surcoreano Kim.  “Las elecciones son elecciones... Lamentamos que nuestro candidato no haya ganado, pero no hay razón para estar en desacuerdo con este resultado", ha dicho este miércoles el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. "Si recordamos las declaraciones recientes de varias capitales, podemos decir que la elección se llevó a cabo en una atmósfera de presión e interferencia sin precedentes. La elección fue difícil", añadió.

La movilización para evitar que el ruso se hiciese con la presidencia de Interpol se había agudizado en los últimos días, sobre todo después de que la prensa publicase varias informaciones que hacían el cálculo de votos y afirmaban que Prokopchuk era el favorito. El lunes, Reino Unido defendió públicamente la candidatura del surcoreano. El martes lo hizo Estados Unidos. Además, un grupo de senadores demócratas estadounidenses pedía al presidente Donald Trump y a los delegados que rechazasen la candidatura del ruso. Iniciativas que el Kremlin tachó de “injerencias” en el proceso electoral de la organización. Algo que a los senadores demócratas les ha sonado como un bofetón, después de la polémica por la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de EU de 2016.

La controversia en torno al uso político de esta organización se ha visto avivada además por las nuevas acusaciones que la Fiscalía rusa lanzó el lunes contra el financiero británico William Browder, a quien Moscú intenta extraditar desde hace años por otras causas y sobre que ha lanzado ya varias alertas de Interpol —las llamadas ‘fichas rojas’ y lo más cercano hoy en día a una orden de detención internacional—, que hasta ahora han sido rechazadas por los países al considerarlas políticas. Una controversia, la del creciente uso indebido de Interpol por parte de Estados como Rusia, Venezuela o Turquía para acosar a opositores, que ha vuelto a salir a la luz en las elecciones a presidente de la organización.

En cualquier caso, el mandato de Kim, de 57 años y con 20 años de experiencia en la policía surcoreana de la que se retiró en 2015, se limitará a completar los dos años que le quedaban a Meng, en lugar de los cuatro años que son habituales. “Estamos muy orgullosos”, le felicitó de inmediato el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.

El día a día de la organización policial corre a cargo del secretario general, en la actualidad el alemán Jürgen Stock, a quien el propio Kim propuso reelegir para que concluya el proyecto de modernización Interpol 2020. Además, se ha renovado a los miembros del Comité Ejecutivo, entre los que destacan el vicepresidente para las Américas, el argentino Néstor R. Roncaglia, el general Ahmed Naser al Raisi de Emiratos Árabes Unidos como delegado por Asia, y la holandesa Jannine van den Berg por Europa. Todos ellos por un plazo de tres años.
 



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com