Formato de impresión


Irrumpe el #MeToo argentino tras la denuncia de Thelma Fardin: #MiráCómoNosPonemos


2018-12-12

Por MARINA FRANCO, The New York Times

CIUDAD DE MÉXICO — En el país de Ni Una Menos, gritaron ayer #MeToo. Desde un escenario de Buenos Aires y respaldada por medio centenar de colegas, la actriz Thelma Fardin anunció una denuncia penal por abuso sexual. Horas más tarde, decenas de personas más en Argentina anunciaron su apoyo o decidieron compartir en redes sociales sus historias de abuso.

Fardin, de 25 años, denunció el martes que a sus 16, cuando era parte del elenco de la teleserie juvenil Patito Feo —que se retransmitió en toda América Latina por Disney Channel—, su coprotagonista Juan Darthés, entonces de 45 años, la violó durante una gira del equipo a Nicaragua.

“Comenzó a besarme el cuello; le dije que no. Me dijo que lo tocara: ‘Mirá cómo me ponés’, haciéndome sentir su erección”, declaró la actriz argentina sobre el inicio del contacto indeseado. “Me dijo que si yo accedía, él me iba a garantizar trabajo”. La denuncia penal de Fardin fue presentada a principios de diciembre en Nicaragua, donde el código penal prevé entre ocho y quince años de prisión por violación. Hasta el momento, Darthés solo ha tuiteado que “no es verdad lo que se dijo” y el diario La Nación reportó que fue hospitalizado por hipertensión.

No es la primera denuncia contra el actor. Las actrices Calu Rivera, Ana Coacci y Natalia Juncos relataron a finales de 2017 casos de acoso. (Lo contado por Coacci y Juncos se asemeja a la denuncia de Fardin). Sin embargo, la acusación de Fardin ha encontrado más eco al ser la primera en hacerse pública con respaldo colectivo.

Fardin hizo el anuncio rodeada de integrantes de Actrices Argentinas, un colectivo formado a principios del año durante el debate de la despenalización del aborto —todas portaban el pañuelo verde identificado con la campaña a favor de legalizarlo— y como parte del movimiento feminista Ni Una Menos. Fardin, quien batalló por contener el llanto al relatar lo sucedido hace nueve años, después dio más detalles sobre el incidente y explicó  a Página 12 qué la motivó a hablar ahora.

“Frente al ‘Mirá como me ponés’, nosotras decimos: ‘Mirá cómo nos ponemos’ unidas, fuertes”, indicaron en un comunicado las artistas de la agrupación.

Desde que se hizo pública la denuncia, la etiqueta #MiráCómoNosPonemos ha sido utilizada miles de veces y no solo en Argentina, sino en Chile, Uruguay, México y Estados Unidos. Varias de las personas que han tuiteado al respecto han decidido compartir sus propias historias de acoso y abuso sexual. A las muestras de apoyo incluso se han sumado cuentas institucionales como la del equipo femenil del River Plate y la del club de primera división varonil Atlético Unión.

En 2016, Darthés fue uno de los actores que apareció en un anuncio del gobierno argentino para una campaña contra la violencia en contra de las mujeres. Esta fue retirada después de las declaraciones de Fardin, según anunció la mañana del miércoles el presidente Mauricio Macri, en Twitter. “El compromiso es trabajar para erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres”, indicó en la red social.

De inmediato hubo críticas de usuarios: “Una lástima que hayan decidido bajarlas recién ahora y no cuando comenzaron a denunciarlo diversas actrices”, tuiteó una argentina. “Las mujeres seguimos muriendo por abortos clandestinos, por femicidios, porque a los violentos los ampara la justicia”, tuiteó otra usuaria. “Pero, gracias, levantaste un spot“.

Otras integrantes del ámbito artístico de Argentina han salido a disculparse por alguna vez defender a Darthés, como Eva de Dominici, quien también era parte del elenco de Patito Feo y criticó a Calu Rivero en 2017 (Rivero fue la primera mujer en denunciar públicamente a Darthés). Eugenia “la China” Suárez —de las actrices más reconocidas del país por series juveniles como Floricienta y películas como El hilo rojo— también se disculpó públicamente por haber desestimado a Rivero cuando antes había afirmado que Darthés “es un caballero”. Suárez escribió en sus redes sociales el martes: “Pido perdón de corazón por haber dudado de una víctima solo porque ‘conmigo fue respetuoso'”.

La abogada Ana Rosenfeld, quien defendía a Darthés y acusó a Rivero de calumnia cuando la actriz presentó su caso, renunció como representante legal del actor poco antes de que Fardin contara su historia. “Por un tema de principios, ética y moral no podría defender a una persona sospechada, ni denunciada ni investigada por un caso de abuso”, aseguró Rosenfeld a Clarín. Rosenfeld hace un año había criticado a Rivero porque, dijo en una entrevista radial, “tenía oportunidad de denunciarlo y no lo hizo” antes.

El movimiento Ni Una Menos, fundado en 2015 para visibilizar la situación de las mujeres en Argentina, cobró fuerza durante las protestas multitudinarias después de varios femicidios muy publicitados. El gobierno, en respuesta, creó el Observatorio de Femicidios dentro de la defensoría del pueblo. Esa unidad reporta que hubo 251 víctimas de femicidios de enero a noviembre de 2018; de esa cifra, por lo menos trece de las mujeres fueron violadas antes de su muerte.

Una encuesta del sindicato de actores argentinos encontró hace poco que dos tercios de los integrantes del gremio habrían sido víctimas de algún tipo de acoso o abuso sexual al realizar su trabajo, según dijeron las integrantes de Actrices Argentinas ayer, quienes prometieron seguir su lucha por mejorar las condiciones para todas las mujeres en el país.

“Esto recién empieza”, concluyeron.



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com