Formato de impresión


Trump: un discurso en medio de una cascada de escándalos


2019-02-06

    Marta Torres | El Mundo

Nueva York.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronunció el discurso del Estado de la Unión después de pasar las horas previas atacando a los demócratas.

A pesar de la súplicas dentro de su partido de dejar la controversia del muro de lado, que provocó el último cierre parcial del gobierno, Trump no dudó en hacer en Twitter, su gran altavoz, menciones al polémico proyecto de ingeniería en la frontera. "Tremendo número de gente viene a través de México con la esperanza de inundar nuestra frontera sur", escribió en Twitter donde tiene más de 58 millones de seguidores. "Hemos enviado más militares. Construiremos un Muro Humano si es necesario. Si tuviésemos ya un Muro real, esto no sería importante", zanjó Trump antes del discurso.

"Los ciudadanos esperan que gobernemos no como dos partidos, sino como una nación", indicó Trump al principio del discurso. "La victoria no es para un partido, sino para nuestro país", repitió el presidente.

Muy diferente a lo que había expresado con anterioridad. Antes del discurso, Trump afiló sus palabras antes de pronunciar su discurso en contra de sus consejeros que le pidieron que felicitase a la portavoz de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California tras la recuperación de su partido de la Cámara Baja. Todo a pesar de que la demócrata levantase su ira al obligarle a abrir el gobierno como condición a pronunciar este discurso, al que debe invitarle el portavoz de dicha cámara, que en un principio estaba programado para pronunciarse el 29 de enero.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, de Nueva York, tampoco cumplió con la tradición de intentar aunar posturas. "La hipocresía de este presidente pidiendo unidad se destaca por ser la principal razón por la que los estadounidenses se sienten tan divididos", atacó Schumer poco antes de que Trump pronunciase su discurso.

Todavía así, las palabras de Trump resonarán durante poco tiempo, debido a que las controversias le estrechan el cerco. La víspera de su intervención la Fiscalía de Nueva York envió una citación al presidente: quieren todos los detalles de la financiación de la ceremonia de la toma de posesión del presidente republicano. Los donantes. Los invitados. Quién tenía entradas. Quién se hizo fotos con Trump. A quién se adjudicaron los contratos. De esta forma, esta citación amplía la investigación de los fiscales, en un principio, sólo interesados en la posible relación con Rusia, pero su examen parece que abarca a cualquier cosas que tenga que ver con el presidente: sus hijos, sus negocios, su fundación, su campaña, su toma de posesión y, por último, sus decisiones como presidente.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com