Formato de impresión


Turbulencias gremiales, crece el malestar


2019-03-01

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El panorama laboral en México registra una fuerte turbulencia a tres meses de la asunción del presidente Andrés López Obrador, que hoy llamó al "diálogo", con 15 huelgas, en un clima de nerviosismo en mercados financieros e inversionistas.
    
Convocan las tres grandes centrales obreras, la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y la Confederación Regional Obrero Mexicana (CROM), que estarían vinculados al Partido Revolucionario Institucional (PRI).
    
Sin embargo, el líder del sindicato minero y senador por el oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Napoleón Gómez, hasta hace poco exiliado en Canadá acusado de desviar fondos de los pensionados de su gremio, fue culpado de "generar una crisis laboral".
    
El gobernador del norteño estado de Tamaulipas, Francisco García, señaló que Gómez Urrutia está incitando a paros y "busca desestabilizar a los sindicatos" para fortalecer la recién formada Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), que busca disputar el liderazgo a las viejas centrales obreras.
    
El presidente Andrés López Obrador lanzó hoy un llamado al diálogo para resolver los conflictos laborales y exhortó a los empresarios a aumentar los estipendios aunque también a los gremios a "cuidar la situación económica de las empresas". "La postura nuestra es que se dialogue para resolver los conflictos, que no se afecten empresas y que no se pierdan fuentes de trabajo", dijo López Obrador.
    
El mandatario indicó que "están en vías de solución muchas demandas de trabajadores por mejores salarios" y expuso que "esto se va a lograr resolver" si se actúa "con mucha responsabilidad".
    
El gobierno pide que "nadie actúe de manera ilegal y que se tomen los cauces que establece la ley".
    
La oposición acusa al gobierno de haber alentado la ola de huelgas al decretar aumentos en los salarios mínimos del 16% a partir del 1 de enero y de 100% en la zona fronteriza con Estados Unidos.
    
El mandatario, sin embargo, dijo que con estos incrementos "se rompió el molde con el que se hacía la vieja política", al cual "hicimos pedazos", pero pidió no dramatizar la situación al señalar que las "diferencias" se derivan de que "así es la democracia y el estado de derecho". "Lo único que estamos pidiendo y haciendo un llamado es a que nadie actúe de manera ilegal, que se sigan los cauces que establece la ley", dijo.
    
Actualmente el paro más importante afecta desde hace un mes a la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), uno de los grandes ateneos públicos del país, a la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh), la más importante en la enseñanza de ciencias agrícolas y la Agraria Antonio Narro, en el estado norteño de Coahuila.
    
Además, el personal de dos grandes compañías privadas, la cadena de supermercados estadounidense Walmart y el gigante Teléfonos de México (Telmex), del magnate Carlos Slim, fueron invitadas a la huelga.
    
Walmart denunció que la CROC lo ha emplazado para que otorgue 4% de sus ventas anuales como beneficios a sus agremiados, pero indicó que eso representa el 67% de utilidad para la compañía.
    
El jueves, las acciones de la empresa, la minorista más importante del país, cayeron 4,61% en la Bolsa de Valores, la baja más fuerte desde el 9 de noviembre pasado.
    
Más de 70 tiendas de la cadena han sido convocadas a huelga por aumento salarial de 20% y el bono de 4% por ventas.
    
Según el diario El Universal, en lo que va de 2019 se han realizado 28 paros y ocho huelgas de carácter local en 14 estados del país.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com