Formato de impresión


La incertidumbre, saldrá muy cara al gobierno


2019-03-13

Por Emma Islas | Revista Siempre

Entrevista a Mario Maldonado | Analista financiero

El analista financiero Mario Maldonado explica a Siempre! que un dato importante que recientemente se ha dado a conocer es la tendencia de inversionistas extranjeros por comprar bonos de la deuda mexicana a largo plazo y cetes lo que ha hecho que se encuentre en niveles máximos, lo que se debe a una razón: la tasa de interés de México es una de las más altas y por ende resulta muy atractivo para cualquier inversionista adquirir deuda mexicana y cobrarla más cara.

“Más cuando el gobierno mexicano paga el 8 por ciento que se encuentra muy por arriba del 2.6 por ciento que pagan en Estados Unidos por los bonos del Tesoro. Esa es la única razón por la que los inversionistas buscan más el papel de la deuda mexicana, que además se encuentra respaldada por su grado de inversión. Al final de cuentas saben que les van a pagar”.

Sin embargo, destaca que este dato que podría sonar positivo, no es bueno para el gobierno o el país, pues no se debe a que los inversionistas lo hagan porque la economía vaya bien o porque los proyectos y planes de gobierno sean los mejores, sino porque simplemente les están pagando muy altos intereses.

Esta es la razón por lo que la incertidumbre que se ha generado por diversos factores le puede salir muy cara al gobierno, pues cada vez que los bonos de deuda mexicana caen en el mercado, aumenta la tasa de interés y la prima de riesgo sube, al final el gobierno tiene que pagar mas interés, más dinero que tiene que salir de erario y que podría finalmente afectar las finanzas públicas.

Subraya que aunque no se nos haya bajado la calificación o no hayamos perdido el grado de inversión de Pemex, ni de la deuda soberana del país, toda esta incertidumbre es muy mala, pues se tiene que pagar mucho dinero de intereses, “por eso el gobierno de López Obrador está contra reloj para lanzar un plan de negocios creíble para Pemex, con un rescate y un plan de salvamento, si no quiere que la petrolera lo contagie todo”.

“Si esta tendencia sigue y el gobierno no da un manotazo en la mesa con un plan creíble para Pemex, que incluya bases claras de la manera como va a cumplir con sus compromisos financieros en el corto y mediano plazo, lo más probable es que la amenaza de calificadoras como S&P y Moody’s se cumpla antes del plazo que le habían dado y entonces las cosas se puedan complicar aún más”.

Alerta por salida de capitales

El también articulista de El Universal indica que de acuerdo con datos que tiene y que fueron publicados en ese medio, actualmente existe una fuerte preocupación ante una posible salida de capitales del país debido a la incertidumbre que se ha generado desde el gobierno, la cual fue planteada durante una reunión de trabajo entre funcionarios del Banco de México, Hacienda y algunos bancos de inversión.

Comenta que durante dicha reunión se habló sobre la intención de inversionistas chicos, medianos y grandes de retirar parte de su dinero a fin de sacarlo de país; o bien, tenerlo líquido ante posibles eventualidades o en caso de no ver punto de retorno, al menos en el corto plazo, de que puedan componerse las cosas, “además de llamar la atención es de preocuparse sobre todo cuando nuestro referente de una fuga de capitales masiva es la que ocurrió en 1994, lo que generó una gran devaluación y crisis económica”.

Aunque deja claro que una situación de esa naturaleza no se dará mientras no haya una corrida de capitales de miles de millones de dólares que le pegue al tipo de cambio, Mario Maldonado dice que sí es un riesgo que ha encendido las alertas para el gobierno y de las que ya se está hablando en este tipo de juntas, en donde se exponen todos los riegos presentes.

“Son tendencias y alertas que los bancos de inversión están haciendo a los dos grandes organismos del país que son los encargados de editar y crear la política monetaria, económica y financiera de México, que deben de tomarse en cuenta y no desecharlas. Después que el gobierno no diga que no se le advirtió sobre estas tendencias que comenzaban a presentarse en los bancos y los grandes inversionistas”.

El gobierno no quiere escuchar

El analista económico afirma que hasta el momento el problema es la respuesta que ha dado el gobierno a todas estos focos rojos, la cual es muy delicada pues dejan ver que el presidente no tiene a la mano la información completa, “no queda claro si su gabinete económico y financiero no le da la información correcta o simplemente no le pasan los reportes y llamados de alerta no solo de las calificadoras, sino de los bancos de inversión”.

“Al parecer el gobierno no ha escuchado o no ha querido escuchar y por el contrario el presidente sale a decir que tiene sus propios datos con respecto, por ejemplo, a las proyecciones de crecimiento económico aun cuando el Banco de México haya recortado sus expectativas de crecimiento para este año de 1.7 por ciento y 2.7 por ciento, a 1.1 y 2.1 por ciento”.

Señala que lo que se encuentra a la vista es una completa falta de comunicación no solo entre el gobierno y su gabinete, sino también hacia fuera con el mercado y los inversionistas. Indica que la falta de información y claridad en torno a lo que serán las políticas públicas en muchos sectores genera que haya incertidumbre y nerviosismo.

Todo se combina, las llamadas de atención de las calificadoras a Pemex y al gobierno con un bajo crecimiento económico y también con la alerta de una caída de la actividad económica o del PIB para el primer trimestre de este 2019, que aun cuando se puede derivar de la desaceleración en Estados Unidos y por algunas tensiones internacionales, se genera por el entorno interno: el desabasto de gasolina, los bloqueos en Michoacán, los paros técnicos en el norte, entre otras cosas.

“Aún cuando el primer año de gobierno siempre es complicado, en este momento lo preocupante es que diversos informes señalan que tanto el gasto público como la inversión privada no están fluyendo, lo que hace que haya un panorama complicado, por lo que es indispensable que el gobierno reaccione, pues esta serie de factores que están perjudicando los primeros 100 días de gobierno pueden alargarse si no se toman las decisiones adecuadas.



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com