Formato de impresión


Crimen empeora en 100 días de López Obrador


2019-03-19

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- La avalancha de violencia y crimen que envuelve a México desde hace 12 años sigue creciendo en forma inexorable en los primeros 100 días del gobierno del presidente izquierdista, Andrés López Obrador, quien, sin embargo, aseguró que se pudo "contener".
    
El mandatario admitió en su informe reciente, al cumplir este primer segmento de su gestión, que los ciudadanos se encuentran en "estado de indefensión", pues "sólo se ha logrado" frenar la incidencia delictiva pero "no reducirla significativamente como lo deseamos".
    
Así, se mantiene prácticamente el mismo número de homicidios, que pasaron de 91 por día en noviembre pasado a 88 entre diciembre y marzo, según cifras oficiales, y de robo de vehículos, que se redujeron de 91 a 88 en ambos períodos, según datos de López Obrador, que asumió su encargo el 1 de diciembre pasado.
    
Sin embargo, especialistas discrepan del jefe de Estado y consideran que la situación en materia criminal es cada vez peor. "No, la violencia no se contuvo en los 100 días", tituló en un análisis esta semana el especialista en seguridad Alejandro Hope.
    
El experto señaló que el cálculo de López Obrador, derivado del promedio diario de crímenes contabilizado por el gobierno federal, sólo abarca 84% de la víctimas, subestimando "seriamente el número de homicidios con respecto a lo reportado" por el Sistema Nacional de Seguridad Pública.
    
"Con altísima probabilidad, el promedio diario de homicidios no disminuyó en los primeros 100 días de gobierno" sino "más bien, aumentó aproximadamente 3%", según Hope. "El equipo del presidente llegó a una cifra más alentadora porque cometió un gazapo metodológico: se mezclaron y se compararon datos de fuentes distintas. Espero que haya sido error y no mala fe", afirmó el analista.
    
Hope criticó "la producción y uso de bases de datos oficiosas, construidas sin mayor rigor", porque dijo que hacen que el presidente termine "patinando" y generan confusión en la opinión pública.
    
López Obrador prometió que el problema de la violencia lo irá "enfrentando con justicia, organización, perseverancia, inteligencia y coordinación".
    
En los 12 años que transcurrieron desde que el entonces presidente Felipe Calderón inició una ofensiva de vastas proporciones contra el crimen organizado con apoyo del Ejército y la Marina se han contabilizado unos 240,000 muertos, unos 40,000 desaparecidos y unos 300,000 desplazados. El analista Raymundo Riva Palacio afirmó que "la idea de que si bien aún no hay éxito en la búsqueda por la pacificación del país, que prometió, tampoco hay retroceso" es insostenible.
    
Para Riva Palacio, el ejemplo más claro se da en la Ciudad de México, bastión principal del mandatario, donde el homicidio doloso se elevó 80% en enero, en comparación con el mismo periodo del año pasado.
    
En tanto, los plagios, que venían a la baja, se elevaron 50% entre diciembre y enero, según la ONG Alto al Secuestro.
    
"Estos datos no reflejan contención, sino desbordamiento", dijo el columnista, quien estimó que "el discurso de López Obrador esconde en la retórica la realidad, y fabrica la suya" para consumo de muchos mexicanos que "sin mayor proceso analítico, le cree". "Los criminales amargan los 100 días", escribió por su parte el comentarista político Jorge Fernández, al anotar que en el terreno de la seguridad "está todo por hacer". "Para dejar de contener la inseguridad y pasar a controlarla y disminuirla se deben atender todos" los factores, entre ellos "las causas profundas de la violencia", señaló.
    
El gobierno cifra todas sus esperanzas en la reciente creación de la Guardia Nacional, integrada sobre todo por militares y por la actual Policía Federal, que estará dirigida por el ministerio de Seguridad Pública y a la cual el primer mandatario ha apostado buena parte de su capital político.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com