Formato de impresión


Volcán Popocatépetl ruge cada vez con más furia


2019-03-29

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- El volcán Popocatépetl ("montaña humeante", en lengua indígena) ruge con cada vez más furia, preludiando lo que los expertos temen sea una erupción superior que obligue a desalojar las faldas de las poblaciones cercanas al cráter.
    
De hecho, en las zonas aledañas a la cima del gigante abundan los rumores sobre una inminente evacuación de miles de personas que se encuentran actualmente en estado de shock por cuanto hacía años que no habían visto "tan enojado a Don Goyo", como le conocen cariñosamente al gigante de piedra.
    
Ayer, las autoridades del ministerio de Gobernación (interior) decretaron un aumento en el nivel de alerta de intermedia a alta por la exhalación de una fumarola de 2,5 kilómetros en la cumbre, la tercera montaña más alta, con casi 5,500 metros de altura, y el segundo volcán más activo del país.
    
La cercanía del "Popo" con la Ciudad de México (unos 72 kilómetros), permite a veces observar desde la urbe, cuando la contaminación y los vientos lo permiten, una columna de humo permanente desde el cráter.
    
El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) señaló que en los últimos 12 días, el coloso modificó el patrón de comportamiento histórico que mantuvo desde 1996, marcado por la formación y destrucción sucesiva de domos de lava para ahora registrar explosiones constantes no precedidas por tapones.
    
Las autoridades se apresuraron a señalar que no se trata de "una mayor actividad, sino de una actividad distinta" y pidieron a la población de las cercanías del cráter a estar "alerta a los avisos" oficiales que incluyen algunos simulacros, además de mantener las rutas de evacuación "en buenas condiciones".
    
En un radio de 15 kilómetros desde el cráter viven alrededor de 40,000 personas, que serían las primeras en ser desalojadas en caso de una emergencia.
    
Ayer, en el poblado de Hueyapan, estado de Morelos, a 18 kilómetros del volcán, se difundieron versiones a través de las redes sociales de que el Ejército y la Marina realizarían una inminente evacuación y los padres acudieron a recoger a sus hijos de las escuelas.
    
En Zacualpan, otro municipio de Morelos cercano al gigante, el temor de una erupción mayor hizo que sus habitantes salieron de sus casas.
    
Sin embargo, las personas ancianas toman con calma esta nueva racha de actividad del volcán y señalan que "no pasa nada".
    
"Yo me voy a quedar, aquí nací y aquí me voy a morir", afirmó una mujer de 93 años llamada "Doña Leo", que vive en la comunidad de Ecatzingo, citada hoy por el diario El Universal.
    
Pero no todas las personas lo toman con tanta serenidad, como Areli, de la misma localidad, quien dijo que le "preocupan" las nuevas exhalaciones del Popo.
    
"Yo no soy nativa de aquí, llevo viviendo 18 años, tengo a mis dos hijas y a mis dos nietos. Este incremento de la actividad para mí sí es algo nuevo", afirmó.
    
La coordinación nacional de Protección Civil del ministerio de Gobernación señaló que la nueva fase establecida por el Comité Científico Asesor del volcán no implica la evacuación de personas asentadas en las laderas, sino sólo el reforzamiento de los protocolos de seguridad.
    
En total suman hasta ahora 61 emanaciones de ceniza, vapor de agua, gases volcánicos y otras partículas, así como dos pequeños sismos.
    
El gobierno del estado de Puebla, el más cercano al coloso, alista 205 albergues en caso de una contingencia, pero el vicegobernador Fernando Manzanilla descartó por ahora "evacuaciones preventivas".
    
"El gobierno aceleró la comunicación con las zonas más cercanas al volcán, para notificarles cuáles serían las rutas de evacuación en caso de que sea necesario. No hay que alarmar a los ciudadanos, pero sí estar atentos a la actividad del mismo", afirmó.
    
Autoridades de los estados de Morelos, Tlaxcala y México, en cuyas fronteras se asienta "Don Goyo", también realizan preparativos similares.
    
Esta es la cuarta vez desde 1994 en que el gobierno federal decreta una alerta de Fase 3, previa a la evacuación.
    
Todavía anoche se registró a las 19:48 horas locales (25:48 GMT) una nueva explosión "de moderada intensidad", acompañada de una emisión de ceniza que alcanzó una altura inicial de 3 kilómetros sobre el cráter con dirección sureste.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com