Formato de impresión


Muere al menos un musulmán en disturbios en Sri Lanka


2019-05-14

Por KRISHAN FRANCIS

COLOMBO, Sri Lanka (AP) — Un hombre musulmán murió y docenas de tiendas y mezquitas fueron destruidas en Sri Lanka en episodios de violencia religiosa que parecían responder a los atentados del Domingo de Pascua en los que murieron más de 250 personas.

El hombre murió el lunes a machetazos en el noroeste del país, cuando turbas de la mayoría étnica cingalesa y budista atacaron comercios y viviendas propiedad de musulmanes, indicó Rauff Hakim, ministro del gabinete y líder del Congreso Musulmán de Sri Lanka.

También se registró violencia en el oeste del país. El gobierno impuso un toque de queda a nivel nacional y bloqueó el acceso a las redes sociales y aplicaciones de mensajes.

Los musulmanes han sido víctimas de mensajes de odio desde los ataques suicidas del 21 de abril contra tres iglesias y tres hoteles. El grupo extremista Estado Islámico reclamó la autoría de los ataques, perpetrados por musulmanes locales radicalizados.

Sri Lanka tiene un lúgubre pasado de violencia étnica. Por más de un cuarto de siglo sufrió una guerra civil debido a la campaña de los Tigres Tamiles por crear un estado independiente para la etnia tamil. Cuando ese conflicto concluyó hace 10 años, expertos de la ONU calcularon que unas 100,000 personas habían perecido.

Dos asesores de la ONU advirtieron que los más recientes ataques contra musulmanes podrían agravarse si las autoridades no hacen algo para frenarlos.

“El país está tratando de superar un período traumático de conflicto étnico armado, pero estos ataques están haciendo volver al pasado a Sri Lanka. Si no se enfrenta de manera eficaz, la reciente violencia tiene el potencial de extenderse”, dijeron los asesores en un comunicado.

La declaración fue difundida por Adama Dieng, asesora de la ONU para la prevención de genocidios, y Karen Smith, asesora de la organización para asuntos de protección social.

El cardenal Malcolm Ranjith, arzobispo de Colombo, pidió al público mantener la paz y la tranquilidad como lo hicieron en los días posteriores a los ataques. Enfatizó que no ve motivos religiosos en la violencia pero que políticos locales habían sido vistos en medio de las turbas.

“Pido a los líderes políticos mantener a raya a sus seguidores. No tiene nada de heroísmo atacar a musulmanes ni a sus propiedades. El verdadero heroísmo es controlarse a uno mismo”, expresó.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com