Formato de impresión


Pioneras transgénero olvidadas, reconocidas 50 años después de rebelión de Stonewall


2019-06-12

Por Daniel Trotta

NUEVA YORK (Reuters) - Según la leyenda del movimiento LGBT+, fue Marsha P. Johnson, una mujer transgénero negra, quien tiró el primer ladrillo en el icónico pub Stonewall Inn de Nueva York hace 50 años, desatando el movimiento moderno de liberación gay.

El hecho de que su acto de rebelión fuera realmente el primero en los disturbios es discutible, aunque ella estaba “casi indudablemente entre las primeras en comenzarlos”, escribió David Carter en “Stonewall”, su libro de 2004 sobre la redada policial en un bar gay de Nueva York que se convirtió en un momento histórico.

Lo que es seguro sobre el papel de Johnson, al menos para la comunidad transgénero actual, es que la piedra que ella lanzó fue la que más resonó.

Johnson, junto con su compañera transgénero Sylvia Rivera, de ascendencia puertorriqueña y venezolana, se convirtieron en líderes inspiradores del movimiento nacido en las primeras horas del 28 de junio de 1969, cuando lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales lucharon contra el acoso.

Los meses posteriores a Stonewall fueron un tiempo de unidad LGBT+ que no duraría mucho tiempo.

Los hombres homosexuales, en su mayoría blancos, asumieron el liderazgo y condenaron al ostracismo a mujeres trans como Johnson y Rivera en nombre de la respetabilidad, según las personas involucradas en el movimiento en ese momento.

A medida que se acerca el 50 aniversario de Stonewall, Johnson y Rivera están recibiendo un reconocimiento tardío tras su muerte que coincide con una creciente conciencia de los derechos de las personas transgénero.

La ciudad de Nueva York anunció el mes pasado que construiría un monumento en memoria de Johnson y Rivera cerca del Stonewall Inn, el bar de Greenwich Village cuyo nombre se ha convertido en sinónimo de los derechos LGBT+.

“Es muy triste que su recuerdo no sólo haya sido olvidado sino también profanado en muchos casos, y ahora al menos están de vuelta en la conversación”, dijo Andrea Jenkins, una mujer negra transgénero en el consejo de la ciudad de Mineápolis.

“Todavía no estoy segura de si están recibiendo el crédito absoluto que merecen”, declaró.

El anuncio se hizo mientras Nueva York se prepara para recibir a 4 millones de visitantes en el “World Pride”, 50 años después de Stonewall. El desfile anual - el legado de una marcha organizada por Johnson, Rivera y otros en el primer aniversario del levantamiento - está programado para el 30 de junio.

La semana pasada, el Departamento de Policía de Nueva York se disculpó por primera vez por la redada.

Los defensores de los transgénero veneran a Johnson y Rivera por convertirse en la cara pública de los marginados entre las personas LGBT+, por hacer frente al acoso policial e insistir en el respeto.

Ambas fueron homenajeadas en el documental “La Muerte y Vida de Marsha P. Johnson” en 2017. Sus nombres figuran en el Sylvia Rivera Law Project, un grupo de apoyo neoyorquino que ofrece servicios legales para personas trans, y en el Marsha P. Johnson Institute, que promueve los derechos de personas transgénero.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com