Formato de impresión


El acuerdo denigrante


2019-06-17

Por Javier Vieyra Galán | Revista Siempre

Entrevista a Federico Reyes Heroles

Federico Reyes Heroles es uno de los intelectuales más reconocidos en nuestro país, se ha encargado, desde hace tiempo, de interpretar la compleja realidad política y social que un país con la naturaleza de México representa.

En entrevista exclusiva, recibió a Siempre! Para conversar sobre los principales temas que ocupan la agenda pública mexicana y compartir su lectura de los retos que  se enfrentan diferentes sectores dentro de la cuestionable administración lopezobradorista. Así pues, el también novelista abordó la coyuntura en la que se encuentra inmerso nuestro país a raíz del conflicto generado por el intento de imposición arancelaria que puso en marcha el presidente de Estados Unidos en los últimos días de mayo, y que derivó en una polémico acuerdo en el que México se llevó la peor parte al asumir la responsabilidad de contener los flujos migratorios centroamericanos. Reyes Heroles puntualizó en primera instancia que si bien es  entendible el contenido pragmático en la política exterior, existen límites que deben respetarse.

“Me parece que la acción de Trump fue muy burda; es decir, es increíble que no hayan funcionado los mecanismos diplomáticos. Siempre se ha criticado a la diplomacia porque es también el arte de hacer las cosas cumpliendo con las formas y sin ofender a nadie, y considero que hubiera podido haber un acuerdo migratorio en el sentido de tratar de contener los flujos humanos con atención a los derechos humanos, con un cuidado a los migrantes ilegales o legales, desde hace un mes, porque llevamos con eso mucho tiempo con el tema y se hubiera podido separar del asunto de los aranceles.

“Lo de los aranceles surge como una pistola apuntándonos al cerebro y nos encontrábamos ya contra la pared, y tenemos que acceder de manera, diría yo, muy denigrante a cambiar la política migratoria por aranceles lo cual no deja de ser preocupante”.

Paralelamente, Reyes Heroles señaló que si el presidente de la República no  desea verse de nuevo en un escenario similar, debería implementar un aumento de impuestos internos para aumentar la capacidad nacional y poder diversificar los mercados, a lo que además es necesario sumar que López Obrador se presente en foros internacionales como G-20, APEC y la Unión Europea en busca de espacios para que los productos mexicanos no se concentren en Estados Unidos. También aseveró que una alternativa de solución a la imposición de Trump hubiera consistido en asimilar el 5 por ciento de aranceles, aspecto que el tipo de cambio hubiera corregido mediante un deslizamiento del peso, teniendo México la posibilidad de implementar una política un poco más agresiva de aranceles hacia los núcleos que están en juego dentro de la campaña de Trump. Pero ahora que ya fue aceptado  el referido acuerdo por parte del gobierno mexicano, el escenario no es nada alentador.

“Para alarmarse no hay más que ver la forma de negociar grosera de Trump. Preocupa que en dos tres meses, lo dijo en un tweet, si no funciona la política migratoria entonces regresaremos al tema de los aranceles, lo que significa que nos dan un plazo determinado en el que resulta difícil pensar que vamos a poder contener los ríos migratorios que además tienen el antecedente de la política de brazos abiertos que el propio López Obrador lanzó, es decir, si fue un anuncio oficial de su parte, ¿de qué nos asombramos?

“Ahora ya quedamos como tercer país seguro, y vamos a tener que inyectar muchos recursos y también que revisar qué presupuesto tiene el Instituto Nacional de Migración y si fue reducido como como el de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados; hay que ver cuantos albergues tenemos y si podemos cumplir con las necesidades de los migrantes, porque se trata de una responsabilidad desde el punto de vista de derechos humanos a la que sino respondemos, el haber accedido a este trueque bastante cuestionable, va a convertirse en un expediente vergonzoso para México”.

Federico Reyes Heroles se refirió al papel que tendrá la Guardia Nacional en la frontera sur de nuestro país conteniendo los flujos migratorios.

“Me parece que  es muy grave que se utilice a la Guardia Nacional, inicialmente, para un asunto como estos. La Guardia Nacional nace después de una muy compleja discusión sobre el mando, los tiempos, los cuadros, la capacitación y que este sea su debut me parece muy serio; además porque los índices de violencia en el país se han incrementado de manera dramática y en la CDMX ni se diga. Entonces, si ya tenemos la Guardia Nacional y comienza a funcionar con un trabajo que, si bien está  contemplado en alguna de las leyes secundarias, no es exactamente la motivación central de su creación, me parece, es un mal inicio”.

Las amenazas de Trump no nos deben sorprender, pues es su forma de negociar, aunque cambiar aranceles por una política migratoria es denigrante.

El gobierno de AMLO no es un gobierno liberal

Por otra parte, Federico Reyes Heroles participó recientemente junto con otras personalidades, en un encuentro convocado por el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa en la Universidad de Guadalajara. El evento fue titulado “Desafíos de la libertad en el siglo XXI” y en él se expusieron diferentes posturas respecto a los retos que enfrenta este valor en México, especialmente en un contexto político tan ríspido como el que actualmente vivimos. Recordando la importancia de este tipo de foros, el autor de El abecedario comparte una reflexión sobre la libertad en nuestros días.

“Vargas Llosa convocó a este encuentro en un tono respetuoso en un momento donde se siente preocupación porque el pensamiento liberal es acosado con un megáfono que se instala en Palacio nacional todas las mañanas y que es capaz de aplastar personas, instituciones, grupos sociales, organizaciones de la sociedad civil, lo que se le atraviese.

“No hay nada más contrario a un pensamiento liberal que esa versión de concentración de la opinión en una sola persona.  Hay un pronunciamiento de la SCJN, que citó  Krauze en su intervención, sobre como conforme se tiene más responsabilidades se debe ser cada vez más respetuoso de los otros, es decir, el presidente de la República tiene mucha mayor responsabilidad en sus opiniones sobre los otros ciudadanos que un ciudadano común y esto no se está respetando: hay un desfase entre la capacidad que tenemos los ciudadanos comunes de expresarnos y lo que el presidente de la República dice todas las mañanas, con el agravante de que es muy difícil corregir el daño que se ha hecho.

“Si se revisan todos los personajes que han sido citados y agredidos desde las conferencias mañaneras, se termina muy preocupado porque este país se está convirtiendo en un país de listas, la lista de los empresarios fifís, la lista de las organizaciones de la sociedad civil que son reaccionarias, etc.  Hay listas por todas partes y no puede haber  nada más contrario a una sociedad plena y de libertades que las listas”.

Quien fuera miembro del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, asegura que el término “liberal” ha sufrido muchas manipulaciones a lo largo de la historia y que muchas veces son incongruentes entre sí, por lo que un gobierno de izquierda puede ser liberal en muchos aspectos, pero corre el riesgo de no confiar mucho, por ejemplo, en las libertades del mercado. Así pues, contrario a lo que afirma constantemente López Obrador respecto a México tiene un gobierno y un presidente liberal, Reyes Heroles explica la contradicción de sus palabras y su actuar.

“Definitivamente no podemos decir que tenemos un gobierno liberal viendo que en la mañana el presidente se lanza contra tres farmacéuticas, y sin cumplir con el menor tamiz jurídico, les hace imputaciones que, por supuesto no se comprueban. Un país liberal no es aquel que le pide a la Unidad de Investigación Financiera que a conocer datos fiscales de las personas, no tiene nada que ver, porque un país liberal en lo político, lo primero que hace es defender la legalidad por delante de otro valor; entonces, las  deformaciones que trae el discurso político son infinitas y son muy peligrosas”.

Al tocar el tema de los brutales recortes presupuestales que han sufrido múltiples  instituciones mexicanas, Reyes Heroles continúa sustentando su afirmación.

“Un gobierno profundamente liberal sabe que un país de libertades es un país de pesos y contrapesos, y una administración que destruye los contrapesos como lo hemos visto no es un gobierno liberal, lo hemos observado en  ataques a las instituciones, a los contrapesos institucionales en todos los órdenes, ya no falta ninguno.

“Sin ir más lejos, hace unos días el presidente del INE nos hizo saber que con las actuales atribuciones y responsabilidades que tiene, pero con las limitaciones presupuestarias que se le han impuesto, difícilmente va a poder cumplir con sus responsabilidades en los próximos. Después revisa uno que los recortes que se le hicieron al INAI fueron dramáticos, también estoy pensando en la terrible tención que ha habido hacia la Cofece: cualquier economía moderna sabe que tiene que haber un órgano antimonopolio que este vigilando que no haya concentración de poder  económico. Y podríamos seguir una por una la CRE, la CNDH, por primera vez en 29 años el presidente de la República no va al informe del  presidente de la CNDH. Eso no habla de un gobierno liberal, sino de un gobierno que en lo político no concibe los contrapesos a un jefe del ejecutivo que debe ser tan poderoso  como pueda ser, y se ha utilizado presupuesto para agredir a esta instituciones que deberían se intocables”.

El síndrome de la soberbia

Finalmente, al dialogar sobre las polémicas en materia de laicidad que han rodeado al gobierno federal,  nuestro entrevistado evalúa dos eventos capitales: la participación de representantes religiosos en el acto político de unidad celebrado en Tijuana contra las imposiciones arancelarias del presidente Trump y el polémico homenaje que recibió en el Palacio de Bellas Artes Naasón Joaquín García, líder de la iglesia de la Luz del Mundo, quien actualmente enfrenta un proceso penal en Estados Unidos.

“El hecho de que el presidente lleve  a un acto público y seleccione ciertas iglesias ya es en sí arbitrario porque no tenemos un mecanismo para ese tipo de participación, además la pregunta que surge es, si esto era un evento político por la relación bilateral con nuestro vecino del norte ¿qué tenían que hacer ahí las iglesias? Simplemente no venían al caso.

“Preocupa mucho porque desde hace meses se viene especulando si el presidente de la república, que estaría en todo su derecho, pertenece a otra denominación religiosa que le impide saludar a la bandera o cantar el Himno Nacional, entonces se van sumando sospechas y esto no es bueno; si el presidente pertenece a otra denominación que lo diga francamente y no debe haber ningún problema, pero que los ciudadanos vayamos deduciendo que hay ciertos actos públicos que están siendo utilizados para beneficiar a una iglesia en particular me parece muy grave. Esto se junta con lo que ocurrió en Bellas Artes que no fue menor, la duda es si no sabían de lo que se trataba o sí sabían y pensaban que la sociedad mexicana se iba a quedar callada, porque en estos seis meses lo que ha permeado es un síndrome de soberbia, de profundo desprecio por la opinión pública, de profundo descuido hacia las formas en la opinión pública, y lo de Bellas Artes es quizá una muestra muy evidente de esto”.

Aunque estos hechos, de manera involuntaria, han tenido un efecto positivo en la dinámica social.

“A cada acción del gobierno ha habido una reacción, y eso es muy sano. El aeropuerto de Santa Lucía ya tiene dos amparos de suspensión, por ejemplo,  y de la misma forma se alzan voces  día a día.  Yo no recuerdo una etapa donde haya habido una avalancha de críticas así en todos los frentes, es decir, la sociedad mexicana está viva y esa es nuestra garantía porque, al fin y al cabo, la sociedad mexicana es la que sale a defender sus instituciones y derechos,  y esto habla de una vitalidad estaba adormecida y que López Obrador ha venido a sacudir sin darse cuenta”.


 



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com