Formato de impresión


Puigdemont aboga por un referéndum como "buen" resultado al diálogo en España


2020-03-03

AFP / Kenzo Tribouillard

"No hay una propuesta española para resolver" la crisis política en Cataluña, asegura el líder independentista Carles Puigdemont, para quien un "buen" resultado de la mesa diálogo abierta en España sería un acuerdo sobre un referéndum pactado como en Escocia en 2014.

Puigdemont conversa con la AFP en Bruselas sobre el diálogo o las próximas elecciones en Cataluña, dos días después de congregar en Perpiñán, a 25 km de la frontera española, a más de 100,000 personas, convocadas por el Consejo por la República que preside.

Sobre la mesa del diálogo, la "esperanza" y el "escepticismo" definen su visión. "El Estado no ha demostrado de momento nada. Solo ha cambiado unas palabras, se ha sentado. Está claro que lo valoramos bien, por eso estamos ahí", asegura.

"Pero que nadie se confunda, a nosotros nos gustan los resultados", advierte Puigdemont, que aboga por "un acuerdo entre el gobierno catalán y español para organizar un referéndum de autodeterminación como se hizo en Escocia" en 2014.

Esto "sería un muy buen, buen comienzo, aunque esto no pudiera resolverse en unos meses, sino que tardáramos el tiempo que sea necesario para llegar a ese punto de acuerdo. Esa sería la mejor cristalización de ese proceso de diálogo", apuntó.

El gobierno español, ya sea con el conservador Mariano Rajoy o con el socialista Pedro Sánchez, actualmente al frente, siempre han rechazado la posibilidad de un referéndum de independencia en Cataluña basándose en la Constitución.

Para Puigdemont, que se marchó a Bélgica tras el intento de secesión de 2017 para esquivar la acción de la justicia española, la Constitución española sí permite una consulta en Cataluña sobre su "futuro político".

"Hay que ir a esta negociación con la mente abierta", asegura el ex presidente regional, para quien los independentistas catalanes se están "esforzando" en la mesa del diálogo pese a contar con dirigentes en la cárcel o "en el exilio".

"Hay que corresponder a ese esfuerzo diciendo: 'Vamos a explorar en el marco de una lectura abierta de la Constitución española el recorrido que hay que dar a la petición de los catalanes que quieren votar'", apunta.

Esta petición es, a su juicio, el "elefante en la habitación" de la mesa del diálogo para resolver el "conflicto" político. "Hay que hablar de eso. Eso es lo que nos ha llevado aquí. Por eso está sentado el gobierno español".

- "Escapadas en solitario" -

Casi dos años y medio después del intento unilateral de secesión y pese a encontrarse en Bélgica, Carles Puigdemont sigue siendo un líder ineludible en el independentismo, como demostró su discurso y la capacidad de convocatoria del acto en Perpiñán.

"Nosotros estamos en un camino que no hemos abandonado y que continúa avanzando. Por tanto, no estamos en pausa, no estamos en tiempo muerto", asegura.

Preguntado si el éxito de ese evento le hace replantearse la idea de ser candidato en los próximos comicios catalanes, rechaza vincular ambas citas y asegura que su formación Juntos por Cataluña todavía no ha abierto ese debate.

"Es una decisión que yo no me he planteado. No he cambiado mi posición. (...) Cualquier cosa que yo dijera sería interpretada como intentar sacar provecho de un acto que es muy plural", asegura.

Sin embargo, en un contexto electoral que se anuncia como una lucha entre su formación y sus socios independentistas de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), advierte que no van a "bajar la guardia" si hay confrontación, aunque aboga por la unidad.

"Lo que creo que no es bueno son escapadas en solitario para ver quién cierra un acuerdo con una parte o en nombre de una parte del independentismo con el gobierno español", asegura sobre la estrategia de ERC, que facilitó la investidura de Sánchez.

Desde Bélgica, Puigdemont se centra ahora en su trabajo como eurodiputado y en intentar frenar la petición de extradición cursada por España, que a su juicio registra un "Brexit judicial" por no respetar su inmunidad como parlamentario.

"Lo que hice en Perpiñán, si lo hubiera hecho en Figueres o en La Jonquera [dos localidades cerca de la frontera con Francia, NDLR], pues estaría en la cárcel. Esto es lo más elocuente para describir esta situación de Brexit judicial", agregó.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com