Formato de impresión


De “lo tenemos controlado” a “habrá muchas muertes”: la cuarentena mental de Donald Trump


2020-04-06

Pablo Ximénez de Sandoval | El País

 Al final, lo dijo. Donald Trump se asomó el sábado al atril de la sala de prensa de la Casa Blanca y con tono serio pidió a los estadounidenses que se preparen para una semana que no olvidarán. “Esta va a ser probablemente la semana más dura”, dijo. “Va a haber muchos muertos, desgraciadamente”. No culpó a la oposición, ni a sus enemigos interiores o exteriores. Siendo Trump, trató de matizar que gracias a él la situación no será tan mala como podía haber sido. Pero hasta con matices, se trata de una declaración extraordinaria para un showman con aversión a dar malas noticias, y a la verdad en general.

En la pandemia del coronavirus por el mundo ha habido líderes rápidos y líderes lentos, estrategias fallidas y acertadas. Lo que es único de Estados Unidos (con permiso de México y Brasil) es un jefe de Estado que ha minimizado la amenaza y frivolizado con sus consecuencias humanas y financieras durante tres meses. Trump no parece haber tomado conciencia de la situación hasta que han muerto más de 5,000 personas. Este es un somero repaso al arco argumental de Donald Trump sobre el coronavirus desde enero hasta este fin de semana, cuando Estados Unidos se prepara, ahora sí, para ser el nuevo epicentro de la pandemia.

22 de enero. “Lo tenemos controlado”

El martes, 21 de enero, se confirmó el primer positivo por Covid-19 en Estados Unidos, en el Estado de Washington. Al día siguiente, le preguntan a Trump durante una entrevista en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza. “Lo tenemos controlado. Es una persona que viene de China. No va a pasar nada”.
24 de enero. “Va a salir todo bien”

30 de enero. “Un problema muy pequeño"

El 29 de enero, la Casa Blanca ha formado ya un equipo de respuesta al coronavirus con el secretario de Salud al frente, Alex Azar. El 30 de enero, la OMS declara la emergencia global por la expansión del coronavirus. Ese día, Trump ordena el cese de todos los vuelos con China, excepto los de cargamento. En un mitin en Iowa, dice: “Creemos que lo tenemos bien controlado en este momento. Tenemos un problema muy pequeño. Cinco personas. Creemos que va a salir todo bien”.

2 de febrero. “Prácticamente lo hemos parado”

En una entrevista con Sean Hannity en Fox News, Trump dice: “Venía de China y prácticamente lo hemos parado”, en relación a la decisión de suspender los vuelos. “No podemos tener a miles de personas entrando que pueden tener este problema, el coronavirus. Vamos a ver lo que pasa, pero sí, lo hemos parado”.

10 de febrero. “Se irá en abril con el calor”

En una conferencia con gobernadores en la Casa Blanca para hablar de pequeños negocios, Trump dice: “Mucha gente piensa que (el virus) se va a ir en abril, cuando empiece el calor. Lo normal es que se vaya en abril. pero estamos muy bien. Tenemos 12 casos, 11 casos, y todos están bien”.

24 de febrero. “¡La Bolsa va bien!”

La Bolsa de Nueva York se empieza a hundir por la intranquilidad ante la expansión del virus. El Dow Jones baja 1,000 puntos. Trump tuitea: “El coronavirus está prácticamente controlado. ¡Yo creo que la Bolsa va bien!”.

25 de febrero. “El CDC y mi Administración lo están haciendo muy bien”

26 de febrero. “Quieren que parezca lo peor posible”

Ese día se registra el primer caso de contagio local en California que no se puede relacionar con alguien que haya viajado a China. El hallazgo viene a confirmar que el coronavirus se está expandiendo por Estados Unidos sin ser detectado, quizá desde hace semanas. El vicepresidente Mike Pence se pone al cargo del equipo de respuesta a la crisis. Trump acusa a MSNBC y CNN de “hacer todo lo posible para que el Caronavirus (sic) parezca lo peor posible, incluyendo el pánico en los mercados, si pueden. Sus incompetentes camaradas los demócratas solo hablan, no actúan. ¡USA está en buena forma!”.

27 febrero. “Un día desaparecerá, como un milagro”

En una reunión con líderes afroamericanos en la Casa Blanca, Trump deja uno de los clips de video más repetidos en esta crisis: “¿Sabéis? Si lo estuviéramos haciendo mal, nos deberían criticar. Pero estamos haciendo una tarea increíble. Vamos a seguir. Va a desaparecer. Un día, es como un milagro, desaparecerá. Puede ponerse peor antes de mejorar. A lo mejor simplemente se va. Ya veremos qué pasa. Nadie lo sabe”.

28 de febrero. “Esto es el nuevo bulo (de los demócratas)”

Durante un mitin en Carolina del Sur, Trump dice que “esto es el nuevo bulo” de los demócratas tras el proceso de impeachment. La oposición critica que el presidente, conocido por ignorar las evidencias científicas, haya llamado “bulo” a la enfermedad. Tras horas de confusión, la Casa Blanca aclara que Trump no se refería al virus, sino a su utilización política para atacarle.

29 de febrero. “Más agresivos que nadie”

El 29 de febrero se confirma el primer fallecido en Estados Unidos por Covid-19. En rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump dice: “Hemos tomado las medidas más agresivas contra el coronavirus. Más agresivas que las de cualquier país. Somos el destino número uno del mundo y tenemos muchos menos casos que países con menos viajeros o con poblaciones más pequeñas”.

2 de marzo. “Vacunas relativamente pronto”

Tras una reunión con las grandes farmacéuticas en la Casa Blanca, Trump dice que “van a tener vacunas, creo que relativamente pronto”. El doctor Anthony Fauci, director del Instituto de Enfermedades Infecciosas y la voz con más autoridad en esta crisis, dice que una vacuna tardará entre un año y 18 meses.

4 de marzo. “El 3,4% (de mortalidad) es un número falso”

En una nueva entrevista con Sean Hannity en Fox News, Trump cuestiona a los expertos que advierten de que la Covid-19 puede alcanzar un 3,4% de mortalidad, una cifra muy superior a la gripe normal (0,1%) con la que Trump compara la enfermedad. “Creo que el 3,4% es un número falso. Es solo mi intuición, pero basada en conversaciones con mucha gente que hace esto, porque mucha gente va a tener esto, y es muy leve. Se van a recuperar muy deprisa. Ni siquiera van al médico”.

6 de marzo. “¡Triste!”

“Tenemos un plan perfectamente coordinado y afinado en la Casa Blanca para atacar al coronavirus. Decidimos MUY pronto cerrar las fronteras a ciertas zonas, lo que fue una bendición. El vicepresidente está haciendo un gran trabajo. Los medios de fake news están haciendo todo lo posible para dejarnos mal. ¡Triste!”.

7 de marzo. “No me preocupa nada”

A preguntas de los periodistas sobre si le preocupa que surjan casos en Washington DC, Trump dice: “No, no me preocupa nada. Estamos haciendo un gran trabajo”.

9 de marzo. “Nada se cierra por la gripe”

Trump insiste en comparar la Covid-19 con la gripe común. “Resulta que el año pasado murieron 37,000 norteamericanos por la gripe común. Varía entre 27,000 y 70,000 al año. No se cierra nada y la vida y la economía continúan”. La campaña de Trump cancela actos públicos en Colorado, Nevada y Wisconsin.

10 de marzo. “Mantened la calma”

En una reunión con senadores republicanos, Trump dice: “Estamos preparados y estamos haciendo un gran trabajo. Mantened la calma. Desaparecerá”.

11 de marzo. “Tenemos un enemigo común”

La OMS declara que el coronavirus es una pandemia global. El tono de Trump empieza a cambiar. “Los medios deberían ver esto como un momento de unidad y fortaleza. Tenemos un enemigo común, de hecho, un enemigo del mundo, el coronavirus. tenemos que vencerlo lo más rápido y sin riesgo posible. ¡No hay nada más importante para mí que la vida y la seguridad de los Estados Unidos!”.

13 de marzo. “Palabras importantes”

Trump declara la emergencia nacional por el coronavirus en una rueda de prensa. “Declaro oficialmente una emergencia nacional. Dos palabras importantes”. En un tuit posterior, ataca al Centro de Control de Enfermedades (CDC) por no estar preparado y al presidente Barack Obama.

17 de marzo. “Siempre he sabido que era una pandemia”

Los condados que rodean la bahía de San Francisco dictan una orden de confinamiento obligatorio, la primera en Estados Unidos. Trump dicta las recomendaciones a todo el país de trabajar desde casa y no reunirse más de 10 personas. En rueda de prensa, dice: “Yo siempre he sabido que esto era una pandemia. Me ha parecido una pandemia desde antes de que lo declararan pandemia. Solo tenías que mirar a otros países”. Durante el día tuitea: “El gobierno federal está trabajando bien con los gobernadores y cargos estatales. ¡Van a pasar cosas buenas!”.

22 de marzo. “La cura es peor que el problema”

El 19 de marzo, California decreta el confinamiento obligatorio en todo el Estado. El 22 de marzo lo hace Nueva York. Trump tuitea, todo en mayúsculas: “No podemos dejar que la cura sea peor que el problema mismo”. En un foro de Fox News, dice que le gustaría que el país estuviera “abierto y listo en Pascua”, es decir, el 12 de abril.

29 de marzo. “El pico será en dos semanas”

El 27 de marzo, Trump firma el mayor paquete de rescate público de la economía en la historia de Estados Unidos, por valor de 2,2 billones de dólares. En la rueda de prensa, por primera vez, parece decir lo mismo que están diciendo los expertos, sin tratar de relativizar la situación. “El pico, el ritmo de muertos más alto, nos pegará seguramente en dos semanas. Nada sería peor que declarar la victoria antes de haber ganado. Esa sería la mayor derrota (…) Es muy importante que todo el mundo siga a rajatabla las recomendaciones”.

30 de marzo. “Heredamos un test roto”

“Los tests originales, los que heredamos… estaban rotos, eran obsoletos, no eran tests buenos”, dice Trump sobre las pruebas del coronavirus. Lo repite en Fox y en una rueda de prensa. La afirmación es absurda. Las pruebas para detectar el coronavirus existen desde que existe el coronavirus, no antes. Es la última salida de tono, por ahora, de Donald Trump en esta crisis. A partir de este día su talante cambia completamente.

31 de marzo. “Vienen días duros”

En la rueda de prensa diaria, Trump adopta un tono severo y anuncia: “Vienen días duros”. “Van a ser dos semanas muy, muy dolorosas. Cuando ves por la noche la cantidad de muerte que ha provocado este enemigo invisible, es increíble”.

3 de abril. “No creo que vaya a llevar mascarilla”

Trump anuncia las nuevas recomendaciones del CDC, entre ellas, que todo el mundo lleve mascarilla cuando salga a la calle. “Esto es voluntario. Yo no creo que lo haga”. Dice que no se ve saludando a líderes mundiales en el Despacho Oval con mascarilla. “Igual cambio de opinión, pero esto pasará, y ojalá pase muy deprisa”.

4 de abril. “Habrá muchas muertes”

El sábado, 4 de abril, se contabilizan ya 8,500 muertos en Estados Unidos por el coronavirus. Las cifras del Estado de Nueva York, el más afectado por ahora por la pandemia, indican que todavía falta una semana para alcanzar el pico de aumento diario de hospitalizaciones y fallecimientos. “Entre esta semana y la siguiente habrá muchas muertes, desgraciadamente”.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com