Formato de impresión


La sombra del conflicto de intereses se proyecta sobre Trudeau


2020-07-15

Por JAIME PORRAS FERREYRA | El País

Montreal - 15 JUL 2020 - 04:43 CDT El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se topa de nuevo con escándalos que interfieren en su reputación política. Ahora está en aprietos por la asignación de un contrato millonario a un organismo, WE Charity, con el que él y su familia tienen vínculos desde hace años. Mario Dion, Comisionado de Ética de Canadá, investiga a Trudeau por un probable conflicto de intereses. Es la tercera vez que esta figura indaga sobre el primer ministro canadiense; en las dos anteriores, concluyó que había violado normas éticas.

Trudeau anunció el 25 de junio que un programa de becas para jóvenes, iniciativa concebida para brindar apoyos económicos a raíz de la crisis provocada por la covid-19, sería gestionada por WE Charity, un organismo conocido por su implicación con la juventud y sus relaciones con famosos; Justin Trudeau y su esposa, Sophie Grégoire, son dos de ellos. La pareja participa en eventos de esta asociación desde hace varios años. El contrato, asignado sin licitación, contemplaba el pago de 19,5 millones de dólares canadienses (12,7 millones de euros) a la organización para distribuir 912 millones de dólares (593 millones de euros) en becas. Las críticas no demoraron por la cercanía de los Trudeau con WE Charity.

Un día después, el organismo señaló en un comunicado que ni Trudeau ni su familia han recibido jamás pagos por participar en sus actividades. El primer ministro declaró que miembros del servicio público habían concluido que WE Charity era la única asociación en Canadá con la capacidad para implantar el programa. “He colaborado con WE [Charity] en el pasado porque creo firmemente en la promoción de oportunidades para los jóvenes”, agregó Trudeau. Sin embargo, las voces en contra, tanto en prensa como en corrillos políticos, aumentaban. Uno de los argumentos era que el Gobierno federal ha distribuido miles de millones de dólares en apoyos por la covid-19 sin ayudas externas; también la limitada experiencia de WE Charity en este tipo de tareas sembraba dudas entre los más críticos.

El pasado 3 de julio, el organismo anunció que, en común acuerdo con Ottawa, cancelaba el contrato “para evitar que la controversia de los últimos días pueda tener un efecto negativo sobre el programa y sus beneficiarios”. Ese mismo día, Dion abrió la investigación para saber si Trudeau incurrió en conflictos de intereses.

El portal Canadaland publicó el jueves pasado que Margaret Trudeau, madre del primer ministro, recibió 250,000 dólares por participar en 28 eventos de WE Charity. Alexandre, hermano menor de Trudeau, se embolsó 32,000 dólares por ocho apariciones, según ese sitio web. Las actividades tuvieron lugar entre 2016 y 2020, un periodo en el que Justin Trudeau ocupaba y ocupa el puesto de primer ministro. Asimismo, se dio a conocer que Sophie Grégoire recibió 1,400 dólares por un evento en 2012. La oficina de Trudeau replicó: “Los familiares del primer ministro están implicados con diversas organizaciones y apoyan distintas causas personales por voluntad propia”. Después el primer ministro reconoció que sabía que su madre y su hermano habían dado charlas, pero que no le constaba cuánto dinero habían recibido por parte del organismo.

La cadena CBC difundió el viernes una información que aseguraba que dos hijas de Bill Morneau, ministro de Finanzas, también guardan vínculos con WE Charity. Morneau respondió que estos lazos no tuvieron impacto alguno en la decisión del contrato millonario. Y tanto Morneau como Trudeau han reconocido que no señalaron un posible conflicto de interés en la reunión ministerial donde se discutió el tema. Un encuentro al que después se arrepintió de acudir por la relación entre su familia y la organización. Yves-François Blanchet, líder del Bloque Quebequés, dijo que Trudeau debería abandonar sus funciones mientras dure la investigación de Dion. Por su parte, los conservadores piden que la Policía Montada haga verificaciones, ya que señalan que el asunto va más allá de un potencial conflicto de intereses.

Fotografías

Pocos días antes de las elecciones de octubre de 2019, cuando Trudeau obtuvo la reelección (aunque los liberales perdieron la mayoría parlamentaria), la publicación de unas viejas fotografías del político con la cara maquillada de negro le hicieron pasar momentos complicados. Se disculpó repetidamente. Aunque la imagen del primer ministro durante su primer mandato se vio afectada sobre todo por otros dos escándalos; en ambos el Comisionado de Ética concluyó que Trudeau había violado normas por conflicto de intereses.

En diciembre de 2017, Trudeau recibió una amonestación verbal por haber pasado vacaciones en 2016 –con su esposa e hijos- en la isla privada del Aga Khan, líder de los musulmanes ismaelitas. En agosto de 2019, fue amonestado nuevamente por tratar de presionar a la entonces ministra de Justicia, Jody Wilson-Raybould, para que invalidara una investigación judicial contra la empresa SNC-Lavalin. El primer ministro canadiense vuelve al ojo del huracán.



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com