Formato de impresión


¿Tengo síntomas de COVID-19?


2020-08-06

Por Tara Parker-Pope y Mika Gröndahl, The New York Times

Si presentas algún síntoma que pueda ser de COVID-19, los médicos recomiendan aislarse hasta que consigas realizarte una prueba. La mayoría de los pacientes logran recuperarse en unas semanas.

Es buena idea monitorear los niveles de oxígeno en casa con la ayuda de un oxímetro de pulso. Presta atención a los síntomas en los primeros 5 a 10 días de la enfermedad, cuando los niveles de oxígeno pueden bajar a niveles peligrosos.

Busca atención médica si tienes dificultad para respirar, presentas algún síntoma relacionado o tu condición empeora.

Desde un estornudo o tos que se siente como una alergia a dolores corporales severos y fatiga paralizante, los síntomas del coronavirus son impredecibles de la cabeza a los pies. Lee más sobre los muchos síntomas de la COVID-19.

Cada tos, dolor de cabeza o estornudo por estos días te hace dudar: ¿podría ser la COVID-19? Los expertos médicos observan que la COVID-19 es una enfermedad multiorgánica que puede afectar el cuerpo de la cabeza a los dedos de los pies y todo lo que hay entre un extremo y otro. Esta guía te ayudará a comprender los síntomas. 

Estos cuatro síntomas son muy comunes entre los pacientes de COVID. A diferencia de los de la gripe, que suelen aparecer rápidamente, los síntomas de la COVID-19 demoran varios días en surgir. 

Muchos pacientes también reportancomúnmente uno o más de estos síntomas. Algunos solo tienen una enfermedad leve, pero otros empiezan a sentirse muy mal, experimentan incomodidad constante y empeoramiento de los síntomas. 

La COVID-19 no es solo una enfermedad respiratoria, y puede manifestarse de varias formas inusuales. Estos síntomas son raros, o menos comunes, pero también pueden ser signos de la COVID-19.

La nariz es la zona cero de la COVID-19 porque ahí abunda un receptor llamado ACE2, que el virus utiliza para apoderarse de nuestras células. Una vez que el virus se reproduce dentro de la nariz y se propaga al tracto respiratorio y hacia los pulmones, los pacientes empiezan a desarrollar varios síntomas respiratorios.

La jaqueca aguda es común, pero los problemas neurológicos más serios suelen ser menos habituales. Los síntomas leves incluyen mareo o aturdimiento. Entre los síntomas que requieren atención urgente se encuentran la confusión, la incapacidad de despertar, el movimiento descoordinado o los signos de una embolia como la parálisis o insensibilidad facial, o la dificultad para hablar.

Algunos pacientes desarrollan neumonía por COVID-19 cuando el virus ataca los pulmones. En ocasiones los niveles de oxígeno caen de manera tan lenta que los pacientes no se dan cuenta. La respiración corta y rápida o la falta severa de aire, particularmente al estar en reposo, son signos de que se requiere atención médica urgente.

El virus puede expresarse de maneras muy inusuales en todo el cuerpo. Se han reportado erupciones raras de la piel (desiguales, lisas, con o sin comezón). En ocasiones poco frecuentes el virus causa inflamación o daña los músculos de las piernas, los hombros o la espalda de manera muy dolorosa.

El virus también parece aferrarse al interior de los vasos sanguíneos y, en ocasiones poco frecuentes, causa coágulos que pueden ser mortales al trasladarse a los pulmones, corazón o cerebro. En casos extremadamente raros los coágulos pueden entorpecer el flujo sanguíneo hacia las extremidades y se requiere amputación. Los pacientes suficientemente graves como para ser hospitalizados pueden recibir medicamentos anticoagulantes a modo de tratamiento o prevención.

Por lo general la COVID-19 es leve en el caso de los niños. En ocasiones raras, puede causar una respuesta inflamatoria grave. Busca atención de emergencias si un niño muestra algunos de estos síntomas u otros signos preocupantes. 



regina


Copyright ElPeriodicodeMexico.com