Formato de impresión


Las ayudas del decreto de Trump por el COVID son pocas y llegan tarde, dicen expertos


2020-08-11

Por Jonnelle Marte

(Reuters) - El intento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de evitar las negociaciones estancadas en el Congreso para un próximo paquete de ayuda por el coronavirus no contribuirá mucho a impulsar la economía, según expertos.

El decreto y los memorandos presidenciales de Trump, presentados el sábado, extenderían temporalmente los beneficios de desempleo mejorados en unos 400 dólares a la semana, diferirían los impuestos sobre las nóminas de algunos trabajadores, suspenderían los pagos de los préstamos federales para estudiantes y potencialmente proporcionarían un remedio para el desalojo.

Sin embargo, incluso si pueden superar las cuestiones legales que rodean las medidas, los esfuerzos no tendrían mucho éxito, dicen economistas.

Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, calculó que los pedidos podrían proporcionar algo más de 400,000 millones de dólares de alivio total. El economista de JPMorgan Chase Michael Feroli escribió en una nota de correo electrónico el lunes que las iniciativas podrían contribuir con “menos de 100,000 millones de dólares” en estímulos.

El total se compara con el paquete de ayuda de 1 billón de dólares propuesto por el Senado liderado por los republicanos o el proyecto de ley de asistencia de más de 3 billones de dólares aprobado por la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas.

En total, los decretos del presidente sumarían hasta el 0,2% del PIB, una “cantidad insignificante”, según las estimaciones de Lydia Boussour, economista principal de Estados Unidos en Oxford Economics.

Millones de estadounidenses sin empleo podrían verse bajo presión financiera este mes después de que expire un suplemento semanal de 600 dólares a los beneficios de desempleo, la finalización de las moratorias de desalojo en todo el país y el fin del Programa de Protección de Cheques de Pago, que apoyaba a las pequeñas empresas.

Algunas de las medidas propuestas por Trump tardarían en establecerse y podrían ser impugnadas en los tribunales, según los expertos. “No le van a hacer ningún bien a nadie en el aquí y ahora”, dijo Zandi en una entrevista.

Los esfuerzos del presidente tampoco llegarán a todos los trabajadores que dependen de la ayuda. Por ejemplo, el suplemento semanal de 400 dólares a los beneficios de desempleo sólo se aplicaría a las personas que reciben al menos 100 dólares y podría excluir a algunos trabajadores de bajos ingresos.

Los subsidios adicionales, que serían financiados por 44,000 millones de dólares del Fondo de Ayuda para Desastres, sólo durarían unas cinco o seis semanas, estima Feroli.

Además, el programa pondría más presión sobre los estados -que ya han visto sus presupuestos sometidos a presión durante la crisis- exigiéndoles que paguen el 25% del suplemento de 400 dólares.

Una medida que aplazaría la contribución de los empleados al impuesto sobre la nómina de la Seguridad Social de septiembre a diciembre no se espera que tenga un impacto notable en el gasto porque ayuda a la gente que todavía trabaja, escribió Boussour. Además, los trabajadores seguirían debiendo los impuestos.

La medida de Trump en materia de vivienda puede no llevar a un alivio inmediato para las personas que están retrasadas en el pago del alquiler o la hipoteca.

El presidente pidió a los directores de Vivienda y Desarrollo Urbano y del Tesoro que busquen formas de proporcionar apoyo a los inquilinos y propietarios de viviendas y que investiguen opciones legales que puedan ayudar a evitar los desalojos y las ejecuciones hipotecarias, en lugar de detallar acciones concretas.

La medida que tiene más probabilidades de hacerse realidad es la extensión de la congelación de los pagos de los préstamos federales para estudiantes, dijo Zandi. Esta medida expirará el 30 de septiembre y Trump la extenderá hasta el final del año.

La medida podría ahorrar a los prestatarios entre 15,000 millones y 20,000 millones de dólares, según Zandi. “Para los estudiantes es un gran problema, pero para la macroeconomía en una crisis, es insignificante”.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com