Formato de impresión


Renuncia el secretario de Medio Ambiente, voz incómoda en el Gobierno de López Obrador


2020-09-02

Carlos Salinas y Elías Camhaji | El País

México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha confirmado este miércoles la renuncia de Víctor Toledo, secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Toledo, de 75 años, ha justificado su salida del Gabinete aduciendo problemas de salud, aunque la renuncia se da semanas después de que se filtrara un audio en el que vertía críticas a los proyectos de infraestructura que impulsa el mandatario mexicano, así como contra la política ambiental del Ejecutivo. Será sustituido por María Luisa Albores, hasta ahora secretaria de Bienestar.

López Obrador ha negado que la renuncia del secretario tenga que ver con problemas internos y ha asegurado que son motivos exclusivamente relacionados con la salud: “Pensaba renunciar desde antes de que se generara la polémica por lo del agroquímico y, ya la semana pasada, me dijo que no podía seguir”. El presidente ha definido a Toledo como “el ecologista, ambientalista, más culto del país”. “Es una gente honesta, profesional de primera, pero está mal de salud. Además el servicio público produce estrés, antes yo pensaba que el estrés era una exquisitez de la pequeña burguesía pero no, sí existe. Y no todos estamos hechos para resistir presiones”, ha añadido el mandatario en su rueda de prensa diaria.

Toledo fue nombrado al frente de la Semarnat en sustitución de Josefa González, quien renunció a su cargo después de que en mayo de 2019 ordenara un retraso en un vuelo comercial. En esa ocasión, González admitió el error y dijo que “nadie debe tener privilegios ”. Toledo, biólogo de profesión, formó parte del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM y ha investigado la relación de los humanos con sus entornos naturales. Se trata de la cuarta renuncia en el Gabinete presidencial, tras las salidas de González Blanco; Carlos Urzúa, exsecretario de Hacienda, y Javier Jiménez Espriú, antiguo titular de Comunicaciones y Transportes, que dejó su cartera a finales de julio.

La baja de Toledo ha precipitado la llegada de María Luisa Albores, que había sido titular de la cartera de Bienestar, lo que la convierte en la tercera titular de Semarnat en dos años. Albores es ingeniera agrónoma por la Universidad de Chapingo y tiene más de 10 años de experiencia en trabajo comunitario en la sierra norte de Puebla, en el centro del país, donde impulsó un modelo cooperativista y de desarrollo sustentable. También fue dirigente de Morena en Puebla entre 2012 y 2015. El hueco que deja Albores en Bienestar será ocupado por Javier May, hasta ahora encargado de Sembrando Vida, un programa insignia de López Obrador de reforestación y activación de la economía rural.

Toledo, que ocupó el cargo por poco más de un año, levantó ampollas en el Ejecutivo después de que a inicios de agosto se filtrara un audio en el que vertía críticas a los proyectos de infraestructura del Gobierno y contra sus compañeros en el Gabinete. “Estamos haciendo un esfuerzo desde Semarnat, pero no estamos en un Gobierno totalmente del lado nuestro, adentro hay contradicciones muy fuertes y yo la verdad es que veo muy difícil, no debemos idealizar la 4T [Cuarta Transformación], es un Gobierno de contradicciones brutal, y toda nuestra visión que aquí la compartimos nosotros, no está para nada en el resto del Gabinete y me temo que tampoco está en la cabeza del presidente”, afirmó el funcionario durante una reunión con otros integrantes de la Semarnat.

Toledo criticó con dureza a sus colegas de las secretarías de Agricultura, Gobernación y Energía, porque, dijo, no impulsan el desarrollo de una agricultura sostenible, no apoyan las energías renovables e impulsan la agroindustria y las explotaciones masivas de recursos naturales. Acusó incluso a López Obrador de pretender usar “miles de hectáreas para hacer un proyecto de producción lechera, en un modelo totalmente de agronegocio”. El blanco principal de las críticas del secretario era Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia y principal enlace del presidente con el sector empresarial. Sobre Romo, miembro clave del círculo rojo del presidente, dijo que “ha adquirido una enorme rentabilidad y poder dentro del Gobierno” y se quejó de un supuesto bloqueo a las energías limpias.

El funcionario también denunció lo que considera disputas internas dentro de la llamada Cuarta Transformación, el proyecto de Gobierno de López Obrador. “Hemos intentado armar una transición ecológica con seis ejes, quisiera compartirles con ustedes lo que yo he vivido y he observado en estos 10 meses, porque efectivamente la 4T, como tal, como un conjunto claro y acabado de objetivos no existe. Por el contrario, está lleno de contradicciones que se expresan concretamente en lucha de poder al interior del Gabinete que yo lo he notado en varias líneas, les pongo varios ejemplos”, explicó.

Tras conocerse estas declaraciones, el presidente López Obrador calificó las críticas de Toledo como “algo normal en un proceso de cambio, de transformación”. “En nuestro gabinete hay libertad y discrepancias, no pensamiento único, y se da la libertad para que todos opinen. Desde luego, yo soy el responsable del resultado final, quien decide; los secretarios no son responsables de las determinaciones”, dijo el mandatario. La inclinación de López Obrador por megaproyectos como el Tren Maya o la refinería de Dos Bocas y por el impulso de la economía a través de las industrias fósiles, como el carbón y el petróleo, le han valido críticas de académicos y activistas a favor del medio ambiente.

Al margen de sus cuestionamientos, se ha dado a conocer que Toledo ya había sufrido dos infartos antes de llegar a la Semarnat y que la razón principal de su dimisión es “estrictamente por salud”, de acuerdo con el periódico Excélsior. En julio de 2019 presentó su renuncia el entonces secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, quien en una carta pública que tuvo mucho eco internacional criticó las decisiones económicas tomadas por el presidente “sin realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que puedan tener”. Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, puso su renuncia sobre la mesa tras las decisiones de López Obrador de traspasar al Ejército el control de los puertos mexicanos. La salida de Toledo se da un día después de que López Obrador presente su segundo informe de Gobierno.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com