Formato de impresión


¿Que hacer ante este panorama de la Salud?


2020-09-28

Jorge Salas Hernández, El País

El año 2020 pasará a la historia como una de las épocas de mayor riesgo para la población de todo el mundo como consecuencia de la pandemia de covid-19. Científicos, académicos, personal sanitario y la población general están centrados en el análisis de los efectos devastadores del virus SARS-CoV-2 y en la búsqueda de una vacuna segura y eficaz, así como un medicamento que logre eliminar el virus.

Sin embargo, ante la proximidad de la temporada invernal enfrentamos un nuevo reto: la convivencia de la covid-19 y otras enfermedades respiratorias, como la influenza. Conocemos su comportamiento, formas de transmisión, síntomas, medios de prevención, efecto del medicamento antiviral y utilidad de la vacuna. Desde 2009, anualmente en la temporada invernal la Influenza desafortunadamente es causa de hospitalización de casos graves, muchos de los cuales se pudieron haber evitado.

La influenza y la covid-19 comparten muchas características que pueden dificultar el diagnóstico de primera intención. Peor aún, existe el riesgo de la asociación de las dos enfermedades infecciosas, lo que representa un riesgo para todos, pero más para las personas vulnerables.

¿Qué hacer ante este panorama de la salud? Existen estrategias que se emplean en todo el mundo, que debemos conocer y poner en práctica para preservar la salud. Estas medidas de protección solo son eficaces si se cumplen en todo momento, formando parte de nuestro estilo de vida y de la educación de los niños.

Será importante mantener el confinamiento durante la temporada invernal en la medida de lo posible; conservar la sana distancia (por lo menos 1,5 metros); el uso correcto de cubrebocas es de la mayor importancia, cuidando cubrir completamente la nariz y la boca. El empleo de mascarilla facial también es una medida adicional muy útil.

El lavado de manos con agua y jabón, así como el uso de gel alcohol deben formar parte de nuestra cotidianidad, tantas veces como sea necesario, evitar el saludo de mano, besos y abrazos, por supuesto que aún no es tiempo de convivencias sociales ni lo será en las celebraciones de fin de año.

La otra gran medida universal es la aplicación de la vacuna contra la influenza estacional. Esta debe aplicarse a menores de 5 años de edad, a personas mayores de 60 años, a todos quienes padecen enfermedades crónicas y por supuesto al personal de salud. En general, la vacuna es bien tolerada y prácticamente no causa reacciones. Indudablemente, la vacuna evita las formas graves de la influenza.

En este año, la vacuna contra Influenza estará disponible desde el mes de octubre, como una estrategia para lograr la vacunación temprana en todas las personas en quienes esta indicada. Cuanto antes apliquemos la vacuna mejor; no lo dudemos ni retrasemos la protección propia ni la de los nuestros. Si lo logramos con el apoyo de la población la gente estará protegida y disminuirá considerablemente la posibilidad de asociación de influenza y covid-19. De hacerlo correctamente, evitaremos la saturación de consultorios y hospitales, y principalmente cumpliremos el objetivo principal que es gozar de salud plena.

Aprendamos de esta emergencia sanitaria, es tiempo de adoptar, de manera conjunta, una cultura de cuidado de la salud.

El Dr. Jorge Salas Hernández es director general del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas de México.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com