Formato de impresión


Auge comercial en China: sus exportaciones crecen, mientras Occidente está en cuarentena


2020-12-07

Por Sputnik 

En noviembre las exportaciones de China alcanzaron su ritmo de crecimiento más rápido en casi tres años, lo que contribuyó a que el país asiático registrara su mayor volumen de exportaciones mensuales en toda su historia, según los datos publicados por la agencia de aduanas.

Las fábricas chinas continúan capitalizando las cuarentenas impuestas en la mayoría de los países occidentales.

Las exportaciones del gigante asiático crecieron un 21,1% en noviembre con respecto al mismo mes del año 2019. Esto supone un sustancial crecimiento respecto a los 11,4% registrados en octubre y muy por encima del 12% pronosticado por los analistas de Bloomberg.

Esta fue la tasa de crecimiento más alta desde febrero de 2018, cuando las exportaciones crecieron un 44,5%. Mientras tanto, los suministros de noviembre tuvieron un valor total récord de 268,000 millones de dólares, según el organismo oficial.

Al mismo tiempo, las importaciones aumentaron un 4,5% en noviembre con respecto al año 2019, por debajo del 4,7% de octubre, mucho más bajo que el pronóstico del 7%.

Este fue el tercer mes de crecimiento consecutivo de las importaciones, pero se hace evidente una persistente brecha entre la industria y el consumo en la economía china, según los datos económicos del país asiático, señalan los reporteros Finbarr Bermingham y Sidney Leng.

El superávit comercial de China aumentó a 75.420 millones de dólares en noviembre, un 102,9% más que en 2019 y muy por encima de la tasa de octubre que ascendió a 58.440 millones de dólares, ya que el crecimiento de las exportaciones volvió a superar a las importaciones.

El fuerte crecimiento del comercio en noviembre se produjo mientras otros países del mundo están lidiando con los graves efectos del coronavirus, lo que aumentó la demanda de insumos médicos y artículos necesarios durante las cuarentenas.

Las restricciones estrictas a los desplazamientos y negocios regresaron en octubre y noviembre para tratar de contener la propagación del coronavirus en los países occidentales. Pero las exportaciones de China han aumentado, ya que está enviando productos electrónicos e insumos médicos a todo el mundo, enfatizan los expertos.

Las exportaciones de artículos electrónicos aumentaron a 166,000 millones de dólares en noviembre, con una subida del 24,81% respecto al año 2019. Las exportaciones de artículos médicos se dispararon en 38%, productos de plástico en en 112% y equipo de iluminación en 47%, todo un mes récord para los exportadores chinos.

El mayor mercado para las exportaciones chinas en noviembre fue EU, que compró productos por un valor de 51,900 millones de dólares, lo que supone un aumento del 46% respecto al año 2019.

Las importaciones de bienes estadounidenses a China aumentaron un 31,5% en el mes en que el presidente de Estado Unidos Donald Trump perdió las elecciones, lo que subió el déficit comercial de EU a 37,600 millones de dólares, un 52% más en comparación con 2019. Este indicador fue 74,8% más alto que en enero de 2017, cuando el mandatario republicano asumió el cargo. Ha sido el mayor déficit en cualquier momento de su presidencia, destacan los reporteros y expertos en economía Finbarr Bermingham y Sidney Leng.

Mientras tanto, el comercio con Australia continuó creciendo con fuerza, a pesar de la disputa comercial que ha estado agravándose en 2020. Las exportaciones de China a Australia aumentaron un 20,6% en noviembre, mientras que las importaciones de Australia crecieron solo un 8,3%.

Anteriormente el Ministerio de Comercio de China anunció la imposición de medidas antidumping a la cebada y al vino importado desde Australia en recipientes de dos litros o inferiores. Al mismo tiempo, en 2019 las empresas australianas vendieron a China vino por valor de casi 900 millones de dólares. Además, los embargos informales han afectado a otros productos, desde la madera y el algodón hasta el carbón y la carne de res.

Las fábricas de China observaron unos pedidos de exportación crecientes. El índice de gerentes de compras de manufacturas de Caixin/Markit (PMI) para noviembre subió a su punto más alto desde septiembre de 2017, lo que indica una fuerte demanda de productos chinos.

Si bien las exportaciones han sido un impulso para los ingresos de China desde finales del primer trimestre de 2020, aún quedan algunos desafíos, piensan Finbarr Bermingham y Sidney Leng.

China se ha beneficiado económicamente de las cuarentenas en el extranjero, a la hora de reemplazar a los proveedores retirados o satisfacer la demanda de los bienes necesarios durante la cuarentena. El país asiático ha ampliado su participación en las exportaciones mundiales, pero los analistas aún advierten que esta demanda no puede ser sostenible, ya que las condiciones económicas en Occidente empeoran.

"Muchas compras, relacionadas con el COVID-19 no volverán a producirse y eventualmente esperamos una rotación global de bienes a servicios en el consumo, ya que la disponibilidad de vacunas reduce la necesidad de un distanciamiento social", señala Louis Kuijs, analista de Asia y el Pacífico de Oxford Economics.

Mientras tanto, el yuan chino está en su racha expansiva más larga desde 2014, habiendo aumentado frente al dólar estadounidense durante los últimos seis meses. El crecimiento continuo podría hacer que las exportaciones chinas sean menos asequibles para los compradores extranjeros, afirman los expertos. Actualmente el yuan es una de las monedas más utilizadas en el comercio, ya que ocupa el octavo lugar en términos de volumen de operaciones comerciales, pero sigue fuera del privilegiado club de divisas.

Al mismo tiempo, EU sigue con sus ataques económicos contra el país asiático. El 4 de diciembre Washington incluyó en la lista negra del Pentágono a las compañías China Construction Technology (CCTC), China International Engineering Consulting (CIECC), China National Offshore Oil Corp.(CNOOC) y Semiconductor Manufacturing International Corp.(SMIC), como "militares y comunistas". La inclusión de las empresas en esa lista le permite al presidente estadounidense imponer sanciones contra su actividad comercial en EU.

Pekín protestó contra esa medida del Pentágono e instó a Washington a que deje de ejercer una presión infundada sobre las compañías de China.

A pesar de todo, el gigante asiático sigue su camino. El 15 de noviembre de 2020 tras años de negociaciones fue firmado un acuerdo de libre comercio entre 15 países de Asia y Oceanía. De esta manera se creó el bloque económico más grande del planeta con China, como el mayor beneficiado y el país dominante de la nueva megalianza económica.

Cabe señalar que en noviembre el presidente chino, Xi Jinping, reiteró la adhesión del país asiático a una política aperturista en lo económico.

"China está comprometida con la apertura, que es su política fundamental, una política que no cambiará en ningún momento. La economía mundial se ha enfrentado a más inestabilidad e incertidumbre este año. El proteccionismo y el unilateralismo van en aumento. Sin embargo, China no se ha estancado en su búsqueda de la apertura", manifestó Xi al intervenir en la cumbre virtual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).



maria-jose


Copyright ElPeriodicodeMexico.com