Formato de impresión


Machu Picchu y líneas de Nazca cierran por COVID-19 en Perú


2021-01-28

Por FRANKLIN BRICEÑO

LIMA (AP) — La ciudadela inca de Machu Picchu, las líneas de Nazca y decenas de sitios arqueológicos de Perú cerrarán desde el domingo hasta el 14 de febrero para evitar la expansión del nuevo coronavirus.

Perú retornará a una segunda cuarentena estricta en ocho regiones por una ola de infecciones que han colapsado sus hospitales y lo han dejado casi sin camas de cuidados intensivos.

“Cerramos desde el 31 de enero hasta una nueva decisión del gobierno”, dijo el jueves a The Associated Press el director del parque arqueológico Machu Picchu, José Bastante.

Es la segunda vez que la ciudadela inca cierra por la pandemia. Antes estuvo clausurada desde marzo hasta inicios de noviembre y fue reabierta con un espectáculo de luces y danzas indígenas.

El gobierno decretó el martes cuarentena estricta en ocho regiones, incluida la capital. Sólo se podrá salir a las calles una hora por día y todos los negocios cerrarán a excepción de bancos, farmacias y mercados de alimentos. Otras regiones como Cusco, donde está ubicada Machu Picchu, tendrán aforos reducidos al 20% en las tiendas y los mercados de alimentos al 50%.

El cierre también afecta a decenas de sitios arqueológicos como las líneas de Nazca, o la ciudadela preinca de Kuelap visitados por turistas, de acuerdo con un decreto publicado la víspera en la gaceta oficial.

Bastante dijo que los trabajos de mantenimiento en Machu Picchu seguirán realizándose. La ciudadela de piedra inca recibía en los últimos meses alrededor de 800 visitantes por día.

El municipio de Machu Picchu, la ciudad más próxima al parque arqueológico y que vive de los visitantes, anunció que se quedó sin dinero para la limpieza pública y la seguridad ciudadana.

“Los restaurantes, el mercado artesanal y de alimentos están en crisis total”, dijo Jesús Tapia, el jefe de prensa municipal. “Haremos ollas comunes para alimentar a muchos sin trabajo”, comentó.

El gobierno también suspendió los vuelos desde Europa y Brasil, de donde llegan turistas. El sector turismo en Perú, que ocupa a 1,3 millones de personas, es uno de los más golpeados por la pandemia y los expertos consideran que será uno de los que más demorará en recuperarse.

Machu Picchu es el imán del turismo en Perú y en 2018 atrajo a 1,5 millones de visitantes. Al día ingresaban un promedio de 4,100 turistas. Pero en julio el gobierno dictó normas para proteger el patrimonio que permitirán el ingreso de sólo 675 personas diarias.

La ciudadela fue construida en las laderas orientales de los Andes en el siglo XV como santuario religioso de los Incas y a 2.490 metros de altitud.

Las autoridades peruanas han admitido que el país sufre de una segunda ola de infecciones por coronavirus agudizada por la presencia de la variante del virus originada en el Reino Unido.

Perú suma más de 40,000 muertos y más de un millón de infectados por el virus.



maria-jose


Copyright ElPeriodicodeMexico.com