Formato de impresión


Samsung Galaxy S21 Ultra, a prueba: más rendimiento y un segundo teleobjetivo para el buque insignia


2021-01-29

Isabel Rubio | El País

A finales de 2020 Apple presentó el teléfono inteligente (smartphone) con el que pretendía encandilar a los usuarios que exigen lo mejor de lo mejor. Con el iPhone 12 Pro Max, su terminal más ambicioso, se subía al barco del 5G y sacaba pecho una vez más en el apartado fotográfico. A comienzos de 2021 Samsung contraatacaba con su nuevo buque insignia: el Galaxy S21 Pro Max. El terminal, cuyo precio parte de los 1.259 euros y que también es compatible con las redes 5G, estrena diseño y procesador e incorpora un teleobjetivo más que su antecesor, el S20 Ultra.

EL PAÍS ha probado durante unos días el S21 Ultra, que en España está disponible desde el 29 de enero en dos colores: negro y gris. En cuanto al diseño, el módulo de cámaras trasero mantiene su forma rectangular, pero se desplaza hacia los laterales. Así pasa a estar más integrado en el teléfono. Al igual que su antecesor, el S20 Ultra, es un teléfono grande, pesado y con un acabado elegante. Mide 16,5 centímetros de alto y 7,5 centímetros de ancho, tiene 8,9 milímetros de grosor y pesa 228 gramos. El agarre resulta bastante cómodo. Su trasera tiene una ligera curvatura en los laterales y un acabado mate en el que prácticamente no se quedan marcadas las huellas dactilares.

La pantalla, como no podía ser de otra forma con las dimensiones que tiene el terminal, también es grande —de 6,8 pulgadas— y tiene una pequeña curvatura a los lados. Se trata además de un panel Dynamic AMOLED 2X con una tasa de refresco adaptable que alcanza los 120 Hz. La tasa de refresco hace referencia a la cantidad de veces que la pantalla se actualiza por segundo. Cuanto mayor sea, las animaciones se perciben de forma más realista y los desplazamientos entre diferentes pantallas o aplicaciones son más fluidos. El usuario puede escoger si desea utilizar una frecuencia de actualización de 60 Hz para prolongar la duración de la batería o si prefiere que la tasa se ajuste automáticamente y llegue hasta los 120 Hz.

En la parte superior de la pantalla, justo en el centro, hay un pequeño agujero para la cámara frontal, que tiene 40 megapíxeles. Este sensor se comporta bien y ofrece resultados bastante naturales. Mientras tanto, el gran módulo de cámaras traseras es toda una declaración de intenciones. El S21 Ultra es el terminal más ambicioso de Samsung y con el que la compañía surcoreana pretende plantar cara al iPhone 12 Pro Max.

El buque insignia de Samsung tiene un sensor principal de 108 megapíxeles, un gran angular de 12 megapíxeles y dos teleobjetivos de 10 megapíxeles cada uno. En este apartado, el terminal consigue imágenes realistas con un buen nivel de detalle, poco ruido y un rango dinámico destacable tanto de día como de noche. No obstante, en algunas ocasiones se echa en falta un poco de nitidez al utilizar el gran angular.

Los teleobjetivos permiten un zoom digital de hasta 100 aumentos. Si con el S20 Ultra este aumento era poco utilizable si no se disponía de un trípode, con el S21 Ultra los resultados mejoran un poco, pero la situación es parecida. La mayoría de fotografías que se hacen con el móvil en la mano aún salen borrosas y pierden mucha nitidez. Los nuevos terminales permiten además la grabación de vídeo en 8K e intercambiar entre diferentes lentes mientras se hace un vídeo en 4K. En general, las sensaciones son buenas y se consigue una buena estabilización.

Los Galaxy S21 estrenan el procesador más potente de Samsung hasta la fecha. El Exynos 2100, de cinco nanómetros, integra un módem 5G para el soporte de esta conectividad. Además, el S21 Ultra viene acompañado de 12 o 16 gigas de RAM y de 128, 256 o 512 de almacenamiento. El rendimiento del smartphone es muy fluido en todos los supuestos. El terminal ejecuta las aplicaciones rápidamente y sin ningún tipo de lag (retardo). El teléfono es además compatible con el S Pen, el lápiz óptico de Samsung que suele acompañar a los Note y permite tomar notas en la pantalla o manejar el móvil con gestos.

La batería es de 5,000 mAh y normalmente alcanza sin problema la jornada completa incluso con un uso intensivo. Es decir, al utilizar juegos, hacer videollamadas, reproducir contenido multimedia e incluso compartir Internet con otros dispositivos. Pese a que cuenta con carga rápida, para algunos usuarios uno de los inconvenientes probablemente sea que el smartphone viene sin cargador. Samsung sigue así la polémica decisión de Apple alegando motivos medioambientales.

Galaxy Buds Pro

El S21 Ultra suena muy bien y ofrece un audio rotundo con muchos matices. Pero al igual que sus antecesores y gran parte de los terminales de alta gama en el mercado, carece de jack de auriculares. Está pensado para ser utilizado con auriculares inalámbricos. Samsung también ha presentado este año los Galaxy Buds Pro, que están disponibles por 229 euros. En general, la experiencia con los auriculares es positiva. Son ligeros, se ajustan al oído y suenan bien. Los auriculares cuentan con un woofer de 11 milímetros para producir sonidos de baja frecuencia y con un tweeter de 6,5 milímetros para llegar a las notas altas.

Al igual que sus antecesores, los Galaxy Buds Pro incluyen cancelación de ruido activa. Samsung afirma que reducen el ruido de fondo externo hasta en un 99%. Los auriculares consiguen silenciar con bastante eficacia los sonidos que uno tiene a su alrededor, algo especialmente útil si se necesita trabajar o estudiar en un lugar ruidoso. En cuanto a la batería, los auriculares tienen 61 mAh mientras que el estuche de carga cuenta con 472 mAh. Samsung promete ocho horas de reproducción y 20 horas adicionales si se usa el estuche de carga. Además, con cinco minutos de carga rápida asegura que se obtiene una hora de uso.



aranza


Copyright ElPeriodicodeMexico.com