Formato de impresión


En el peor momento de la pandemia en México


2021-02-01

Por Jorge Arturo Castillo | El País

México, con 126 millones de habitantes, según el más reciente Censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), es ya el tercer país con más muertos en el mundo por Covid-19, con la escalofriante cifra de 158 mil fallecidos; atrás dejamos a la India, que tiene mil 352 millones de habitantes y 154 mil víctimas de esta enfermedad, a decir de la la Universidad John Hopkins.

También somos el país con mayor número de muertes de personal de salud por la nueva enfermedad ocasionada por el coronavirus, con alrededor de 2,400 fallecidos, aunado a que por los retrasos de Pfizer-BioNtech, la primera fase de vacunación anti covid va muy lenta.

Con hospitales públicos y privados saturados por Covid en al menos 14 estados a lo largo y ancho del país, escasez de tanques de oxígeno medicinal -que ha ocasionado un deleznable mercado negro de estos insumos- y un previsible desabasto de medicamentos en el sector salud en este primer semestre, producto de la ocurrencia del gobierno para este año 2021 de hacer la compra masiva de fármacos mediante UNOPS, la agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el panorama en salud para los próximos meses es sombrío.

En la parte económica qué decir. Según números del propio INEGI, el país tuvo un decrecimiento de -8.5%, que es la peor caída desde 1932, por efecto de la Gran Depresión en nuestro país vecino del norte. Aunado a ello, como se ha señalado puntualmente por este medio, en el país no ha habido apoyos a las empresas para enfrentar la contingencia sanitaria, lo que ha derivado en el cierre de miles de empresas y millones de empleos perdidos.

Así es, el gobierno de México invirtió apenas 1% de su PIB en estímulos económicos para sus ciudadanos, mientras que en otros países, como Alemania, se destinó hasta 40% del PIB, según un análisis de la consultora Moody’s. Con estos datos, nuestro país se ubica al nivel de Uganda entre los países que menos invirtieron en este rubro. A nivel de América Latina, para hacer una comparativa, Brasil, ofreció 15% del PIB.

Por si fuera poco, recién nos enteramos de que los contagios en la Ciudad de México (CDMX) entre los jóvenes menores de 25 años ha aumentado a más del doble. En noviembre pasado se contagiaron poco más de 9,000, en diciembre alrededor de 20 mil, y hasta la tercera semana de enero, aproximadamente 21 mil.

Dichos datos provienen de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP): en lo que va de enero 21,112 jóvenes menores de 25 años contagiados por Covid, la mitad de los cuales son estudiantes que por lo regular están en casa, así que la explicación es que han relajado medidas y asistido a reuniones y fiestas.

¿Es un gran error traer al país la Sputnik V sin mayor prueba de su seguridad y eficacia?

En el tema de las vacunas, a decir del gobierno federal, esta semana llegará al país la controvertida vacuna Sputnik, de Rusia, que desarrolló el Instituto Gamaleya. El debate viene de que esta vacuna no ha publicado ni dado a conocer los resultados de su protocolo de Fase III, por lo cual no ha sido aprobada hasta el momento por ninguna de las principales agencias sanitarias de referencias internacionales, como la Food & Drug Administration (FDA), de Estados Unidos, o la European Medicines Agency (EMA), de la Unión Europea, entre otras.

Como bien dice el doctor Alejandro Macías, reconocido infectólogo y ex comisionado de la crisis de la influenza H1N1, México es un país soberano y cuenta con su propia agencia sanitaria, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Sin embargo, en esta columna hemos dicho más de una vez que la Cofepris ya no es lo que solía ser en otras administraciones, cuando llegó a tener un gran prestigio internacional, y ahora se ha convertido en una más de las 13 carteras que maneja el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell.

No sé qué piense usted, estimado doctor, pero adquirir la vacuna anti covid rusa, del Instituto Gamaleya, sin tener documentación de la Fase III de investigación, ni mayor prueba de su eficacia y seguridad, es dar palos de ciego. Quizás sea una buena vacuna, no lo sabemos, pero aquí ya nos estamos apresurando para darle su aprobación por la emergencia sanitaria. Esperemos que no sea un error más de este gobierno en el pésimo manejo de la pandemia de Covid.

¿Podemos seguir confiando en las aprobaciones sanitarias de emergencia otorgadas por dicha comisión? En teoría, en el Comité de Moléculas Nuevas de la Cofepris hay gente seria del sector salud que no dejaría pasar fácilmente algo que pusiera en riesgo a la población, pero también sabemos que las consideraciones políticas tienen un gran peso. Ya veremos.

El Botiquín

Finalmente, luego de que en medios y redes sociales se desataran un sinfín de rumores sobre el estado de su salud, tras el anuncio de su contagio de Covid-19 y luego de varios días de silencio, apareció en un video nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador, donde se le ve caminando lentamente por los pasillos de Palacio Nacional, sin cubrebocas, claro está, pero recuperándose de la enfermedad. En su mensaje aprovechó para anunciar las millones de dosis de vacuna anti covid que llegarán de aquí a finales de marzo y que confía que para entonces también los adultos mayores estén vacunados. Confiemos.



maria-jose


Copyright ElPeriodicodeMexico.com