Formato de impresión


La Asamblea de Nueva York inicia los trámites de un eventual ‘impeachment’ contra el gobernador Andrew Cuomo


2021-03-12

María Antonia Sánchez-Vallejo | El País

Nueva York - La Asamblea estatal de Nueva York ha dado este jueves luz verde a un posible impeachment contra el gobernador Andrew Cuomo por las acusaciones de acoso sexual y comportamiento indebido formuladas contra él por seis mujeres en las últimas semanas. La investigación de los casos, ordenada por el portavoz de la mayoría demócrata en la Cámara, es el paso previo a un eventual juicio político de destitución del político demócrata. Pocas horas antes, el alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio, se había unido a un numeroso coro de legisladores de su partido en el Estado de Nueva York para pedir la dimisión del gobernador, Andrew Cuomo, sobre el que penden seis acusaciones de acoso sexual, además de un escándalo de falseo de datos de las muertes por covid-19 en residencias del Estado. El círculo se cierra así casi por completo sobre el también demócrata Cuomo, mientras la policía investiga si uno de los casos implicó delito al haber habido tocamientos por parte del político a una asesora suya, a la que convocó una noche a su residencia para solucionar una avería del móvil.

Poco después de hacerse pública una carta que insta a dimitir a Cuomo, firmada por más de 55 legisladores demócratas de Albany, capital del Estado y sede del Gobierno, De Blasio manifestó que “Cuomo ya no puede seguir ejerciendo como gobernador”. Es el llamamiento de mayor nivel político en contra del gobernador, que ha negado reiteradamente los abusos y también que vaya a dimitir. Pero la difusión del sexto caso, y el hecho de que la policía haya tomado cartas en el asunto, complican el futuro político de Cuomo, por no hablar de la investigación ordenadar por la Asamblea. Aunque la última mujer -al igual que las otras cinco- no ha presentado denuncia formal, la policía de Albany investiga si la acusación, formulada en la prensa local, “puede llegar a revestir la categoría de delito” por la existencia de un presunto tocamiento. La policía del Estado de Nueva York derivó el caso a la de Albany, donde se encuentra la residencia del gobernador y donde presuntamente habría sucedido el abuso.

El futuro político de Cuomo se reduce a pasos agigantados. Este fin de semana, el líder demócrata del Senado estatal le retiró su apoyo; un tercio del Legislativo ha pedido su dimisión o el inicio de un juicio político de destitución, o impeachment. El que en su día aspirara a convertirse en el fiscal general de la Administración de Joe Biden, la estrella demócrata que tenía encandilados a ricos y famosos -muchos llegaron a declararse Cuomosexuales en el apogeo de su fama, durante la primera oleada de la pandemia-, ha vivido en apenas dos meses serios reveses.

Tras conocerse el descontento con su gestión de los expertos en salud pública de su Administración, el primer contratiempo fue el escándalo por ocultación de datos relativos a las muertes de ancianos en residencias por covid-19, una cifra maquillada por sus asesores según informó el diario The New York Times para no empañar el discurso oficial de éxito de su gestión. Cuando no se habían apagado los ecos de este caso, investigado por el FBI y la justicia de Nueva York, empezó la cascada de acusaciones -todas ellas divulgadas en medios de comunicación, sin ninguna denuncia formal hasta la fecha- de mujeres que en su mayoría habían trabajado en su equipo de gobierno. El político se ha disculpado al menos dos veces por “comentarios inapropiados”, asegurando que su comportamiento pudo ser malinterpretado, pero que nunca tuvo intención de molestar o incomodar a ninguna.

Los intentos de Cuomo de acallar las críticas por el escándalo de las muertes en los geriátricos provocaron la primera grieta pública de malestar en su partido; las acusaciones de comportamiento indebido con las mujeres le han colocado definitivamente en la picota. La última denuncia mediática, la de una mujer cuya identidad se desconoce, es la más seria de todas y alude a unos hechos que se produjeron presuntamente a finales de 2020 y en los que el gobernador habría incurrido en un “manoseo agresivo” de la víctima.

La fiscal general de Nueva York, Letitia James -también demócrata-, designó a comienzos de esta semana el equipo legal que investigará las acusaciones de acoso. También recaba información sobre lo sucedido realmente en las residencias de ancianos, y este jueves ha facilitado una web para vehicular anónimamente ulteriores denuncias de mujeres contra el gobernador.



Jamileth


Copyright ElPeriodicodeMexico.com