Formato de impresión


Protestas del Primero de Mayo demandan protecciones laborales


2021-05-01

Por NICHOLAS GARRIGA, NINIEK KARMINI y JOHN LEICESTER

PARÍS (AP) — Trabajadores y líderes sindicales desempolvaron megáfonos y banderas que habían estado enrolladas durante los confinamientos por el coronavirus para participar el sábado en marchas reducidas pero bulliciosas, y en ocasiones violentas, por el Primero de Mayo, exigiendo mayores protecciones laborales en medio de una pandemia que ha sacudido economía y lugares de trabajo.

En los países que celebran el Día del Trabajo, la celebración anual por los derechos laborales produjo una imagen que resulta inusual durante la pandemia: multitudes grandes y apretadas, con manifestantes marchando hombro con hombro y con los puños alzados detrás de las pancartas.

En Turquía y Filipinas, la policía frenó las protestas con confinamientos por el virus y arrestando a cientos de personas. En Francia, algunos manifestantes chocaron con policías antimotines.

Para los líderes laborales, el día fue una prueba de su capacidad para movilizar a los trabajadores en medio de las profundas perturbaciones económicas.

En Francia, miles de personas salieron a las calles con pancartas y banderas sindicales, acorralados por policías, con quienes ocasionalmente tuvieron roces. Las mascarillas usadas por muchos de los manifestantes eran un recordatorio de cuánto ha cambiado la vida desde las últimas celebraciones tradicionales del 1ro de Mayo.

Policías antimotines se enfrentaron con algunos manifestantes en París y en la sureña ciudad de Lyon, mientras que barricadas con fuego lanzaron nubes de humo al aire parisino. La policía arremetió contra muchedumbres para arrestar a presuntos revoltosos y disparó pequeñas cantidades de gas lacrimógeno. En Paris, la policía informó obre 34 arrestos. Las autoridades reportaron cinco detenciones y 27 policías heridos en Lyon. Pero la mayoría de las marchas en Francia se llevaron a cabo sin incidentes.

Algunas protestas, restringidas por las medidas para evitar la propagación del coronavirus, fueron evidentemente menores que en años anteriores a la pandemia. Rusia registró tan solo una fracción de sus actividades usuales del 1ro de Mayo, en medio de una prohibición de reuniones públicas por el COVID-19. El Partido Comunista ruso congregó apenas a unos cientos de personas para depositar ofrendas florales en Moscú.

Por segundo año consecutivo en Italia, el Primero de Mayo pasó sin las usuales marchas multitudinarias y los conciertos de rock.

Pero en Francia, Alemania y otros lugares donde el gobierno permitió las marchas, los trabajadores manifestaron sus preocupaciones sobre los empleos. En Bosnia, Turni Kadric, un trabajador de una mina de carbón, dijo que él y sus colegas “apenas sobreviven”.

En Indonesia, la economía más grande del Sudeste Asiático, miles alzaron la voz contra una nueva ley laboral que los detractores temen que reducirá las indemnizaciones por despidos, eliminará muchas restricciones para los trabajadores extranjeros y aumentará la subcontratación en un intento del gobierno por atraer más inversiones. Los manifestantes en la capital, Yakarta, colocaron tumbas falsas en las calles para simbolizar la desesperanza y marchas se realizaban en cerca de 200 ciudades indonesias.

En Manila, capital de Filipinas, donde las autoridades ampliaron dos semanas más un confinamiento de un mes por el coronavirus ante un aumento de contagios, la policía impidió que cientos de trabajadores se manifestaran en una plaza pública, de acuerdo con Renato Reyes, un líder de las protestas. Sin embargo, los manifestantes se reunieron brevemente en un ajetreado boulevard de Manila para exigir un programa de ayuda económica por la pandemia, subsidios salariales y vacunas contra el COVID-19 en medio de un alza del desempleo y el hambre.

En Turquía, un grupo reducido de líderes laborales pudieron colocar coronas funerales en la Plaza Taksim de Estambul pero la policía antimotines impidió que muchos otros lograran abrirse paso a la plaza. Las autoridades de Estambul indicaron que 212 personas fueron arrestadas por incumplir las restricciones impuestas por el coronavirus. La población turca tiene prohibido salir de casa, excepto para comprar alimentos y medicamentos, bajo un confinamiento vigente hasta el 17 de mayo con que se pretende frenar un incremento en los contagios.



JMRS


Copyright ElPeriodicodeMexico.com