Nacional - Economía

Severa vigilancia en zona de yacimientos de petróleo

2019-09-02

La causa de este blindaje es que cada vez se registran más ataques de piratas contra...

Por Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- La Sonda de Campeche, una región del Golfo de México frente a las costas del estado del mismo nombre y del de Tabasco, que aloja la mayor parte de la riqueza petrolera del país, fue colocada como área de máxima prioridad por el Ministerio de Marina.
    
La causa de este blindaje es que cada vez se registran más ataques de piratas contra instalaciones para la extracción de crudo en plataformas marítimas, de acuerdo con fuentes oficiales.
    
Sólo entre 2016 y 2017, aumentaron 142% los delitos en la región donde se extrae el 67% del crudo que México produce, según las autoridades federales.
    
El gobierno decidió otorgar fondos adicionales por 230 millones de pesos (unos 12 millones de dólares) para fortalecer la seguridad en esa región, tanto para la vigilancia por aire como por agua.
    
Un acuerdo publicado a fines del mes pasado por el Diario Oficial de la Federación ordena restricciones a "todo tipo de actividad" en la zona, "salvo aquella requerida para la exploración y producción petrolera".
    
Los pozos, plataformas y demás instalaciones o buques que se ubiquen fuera de las zonas definidas contarán de manera individual con una zona de seguridad de 2,500 metros de radio a su alrededor, de acuerdo con el decreto.
    
Las medidas de seguridad incluyen a los puntos de exportación de hidrocarburos de los puertos de Dos Bocas (Tabasco), donde se pretende construir una nueva refinería, así como Cayo Arcas, Yúum K'ak, Naab y Takuntah, donde se considera una zona de seguridad de 5.50 metros de radio a su alrededor.
    
Se prevé con estas medidas "preservar las maniobras de conducción, amarre, desamarre y zarpe de los buques tanque que accedan a dichas instalaciones", se indica.
    
De acuerdo con la disposición legal, sólo en casos de emergencia se permitirá el acceso a las zonas de seguridad a todas las embarcaciones.
    
En este caso, se permitirá la incursión de naves destinadas a salvar alguna vida humana, proteger la infraestructura petrolera y atender alguna contingencia de desastre natural, previa autorización oficial de la capitanía portuaria.
    
Para aviones que tengan necesidad de realizar una incursión de emergencia en la zona tendrán que usar una frecuencia específica de radio y podrán descender a una altitud mínima de 10,000 pies.
    
Los barcos y aeronaves civiles que transiten en las inmediaciones de las zonas de seguridad deberán contar con un sistema de identificación automático que transmita en todo momento.
    
Además, los barcos pesqueros tendrán que contar con un sistema de localización y monitoreo satelital.
    
La Marina estará autorizada a desplegar buques de guerra y helicópteros artillados para prevenir la incursión de piratas.
    
Los modernos corsarios suelen ingresar hasta 130 kilómetros mar adentro para atacar instalaciones de la petrolera gubernamental Pemex y robar herramientas, máquinas, cable de cobre, extinguidores e incluso módulos y consolas de control de presión de los pozos.
    
Los delincuentes suelen portar armas de alto poder, someter a trabajadores y robar lo que pueden.
    
Las bandas de forajidos en alta mar toman por asalto las zonas de explotación marina que miden de 50 a 130 metros de altura a bordo de lanchas pequeñas a motor.
    
Con una audacia increíble y una capacidad inaudita de escalar las altas torres sobre las que se levantan las plataformas, los ladrones se apoderan de herramientas, máquinas, cable de cobre, extinguidores y hasta módulos y consolas de presión de los pozos.
    
Margarita Sánchez, ex dirigente del sindicato petrolero en Campeche, dijo que los ataques "van en aumento".
    
"Los asaltos son cometidos por una especie de piratas que, con lanchas de motores pequeños arriban fuertemente armados a las plataformas y someten a los trabajadores poniendo en riesgo su vida", dijo la congresista. El ministerio de Marina reveló en agosto pasado que al menos se han documentado 21 incidentes en 11 plataformas entre diciembre de 2016 y enero de 2018 por parte de "delincuentes que fingen ser pescadores".



Jamileth