Miscelánea Humana

El trabajo a distancia debería ser para todos

2021-07-15

Apple tiene planes para un nuevo programa piloto que podría demostrar que puede haber una...

Por Shira Ovide | The New York Times

Una de las promesas de la tecnología es que es una gran herramienta para lograr la igualdad. Sin embargo, la realidad no ha sido tan sencilla.

La infusión de la tecnología en más industrias es uno de los factores que ha causado una división de la mano de obra estadounidense entre empleos prometedores con buenos salarios y trabajos de baja remuneración con menos posibilidades de ascenso. Mi colega Ben Casselman escribió hace poco sobre la pandemia que provoca el uso de la automatización por parte de más empresas, lo cual podría eliminar puestos de trabajo y erosionar el poder de negociación, en especial para los trabajadores de servicios peor pagados.

El trabajo a distancia podría ampliar aún más la brecha si se mantiene como otro legado de la pandemia. Los profesionales con empleos de oficina podrían tener la opción de apartarse, al menos a tiempo parcial, de un lugar de trabajo físico. Pero no se puede descuartizar el ganado, cuidar a los niños o repavimentar una carretera a través de Zoom.

Apple tiene planes para un nuevo programa piloto que podría demostrar que puede haber una vía más democrática para el trabajo a distancia. La empresa ha dicho que experimentará con dejar que sus empleados de las tiendas minoristas trabajen, en parte, fuera de ellas, según informó Bloomberg News la semana pasada. Incluso antes del coronavirus, un mayor número de puestos de trabajo de atención al cliente también se había desplazado de los centros de llamadas a modalidad remota al menos parte del tiempo.

Es una señal intrigante de que la tecnología podría hacer que la opción del trabajo a distancia esté disponible no solo para los profesionales, que son una minoría de la mano de obra estadounidense. Solo uno de cada seis empleados estadounidenses ha trabajado a distancia durante la pandemia.

Reconoceré que Apple puede ser un caso atípico y que trabajar para una de sus tiendas minoristas es diferente de otros tipos de trabajo presencial. Los trabajadores de las tiendas de Apple pueden ofrecer asesoramiento técnico o gestionar las ventas en línea sin estar cara a cara con los clientes. Eso no es tan fácil para las personas empleadas en la mayoría de los demás empleos de ventas minoristas o en los sectores de la atención sanitaria, la fabricación, la construcción y los restaurantes.

No obstante, una cosa que debemos aprender de esta pandemia es que muy probablemente no será la última crisis que perturbe la vida normal. Es bueno que más personas, empresas, gobiernos y tecnólogos piensen ahora en cómo hacer posible la realización de más actividades en línea de manera temporal, no como algo agradable para unos cuantos, sino como una necesidad para todos.

Para ello es necesario abordar el desigual e ineficaz sistema de internet de Estados Unidos y cambiar la mentalidad de empleadores y empleados sobre laborar fuera del lugar de trabajo. Además, podría requerir que las tecnologías reinventen el trabajo a distancia para más tipos de trabajadores. Las escuelas se vieron obligadas a conectarse a internet en caso de emergencia y no les fue muy bien a muchas personas. Pero puede que no tengamos otra opción si las futuras pandemias, los incendios forestales relacionados con el cambio climático u otras emergencias vuelven a interrumpir la escuela, el trabajo y la vida.

La buena noticia es que la tecnología ya ha dado un salto así antes: de las clases profesionales a todo el mundo. Las computadoras solían estar confinadas en cajas de color beige que se encontraban en los escritorios de las oficinas. Ahora, casi todas las empresas y trabajadores dependen de la tecnología de alguna manera cada día, para bien y a veces para mal.

Con el fin de prepararnos para un futuro que podría verse empañado por más crisis que nos obliguen a separarnos, deberíamos enfocarnos en las tecnologías que hacen posible que las personas estén separadas y sigan arreglándoselas lo mejor que puedan en línea.



Jamileth