Consultorio Médico

Los vacunados con la vacuna Johnson & Johnson enfrentan un dilema

2021-09-13

Muchos expertos creen que al menos las personas inmunodeprimidas y los adultos mayores pueden...

Por David Leonhardt y Ian Prasad Philbrick | The New York Times

Hemos escuchado la pregunta de amigos, familiares y decenas de lectores de este boletín: ¿quienes recibieron la vacuna de dosis única para la covid de Johnson & Johnson deberían recibir una inyección de refuerzo?

Karen, una lectora de The Morning en Michigan, nos escribió: “Desde que me puse la mía en marzo, me pregunto cuáles son los hechos. Estoy asustada”. Leah escribió desde California: “¡La información sobre J&J no se comunica para nada!”. Lauren, de Nashville, preguntó: “¿Cuál es la orientación para nosotros?”.

El boletín de hoy es para todas esas personas. Intentaremos exponer los hechos para que puedan tomar su propia decisión.

La cuestión de las vacunas de refuerzo para las otras dos vacunas que se usan en Estados Unidos —las vacunas de doble dosis de Moderna y Pfizer, ambas basadas en la tecnología genética conocida como ARNm— ha recibido más atención. Muchos expertos creen que al menos las personas inmunodeprimidas y los adultos mayores pueden beneficiarse de una tercera inyección.

La situación es más turbia en el caso de la vacuna de una sola dosis de J&J, que utiliza una tecnología más tradicional basada en virus. J&J no ha recibido tanta atención porque solo el ocho por ciento de los estadounidenses vacunados se han puesto esa inyección. Pero eso representa a 14 millones de personas, y muchas de ellas buscan orientación.

¿Cuál es la efectividad de la vacuna J&J?

Desde el principio, J&J ha parecido ser menos efectiva que las otras dos vacunas aplicadas en EE. UU. Los últimos datos de los CDC sugieren que la diferencia puede aumentar con el tiempo, en parte debido a la variante delta. “Todas las pruebas que tenemos han demostrado que J&J es menos efectiva para bloquear tanto las infecciones como las hospitalizaciones”, nos dijo Michael Lin, médico de la Universidad de Stanford.

Aproximadamente uno de cada 20,000 receptores de J&J en Colorado fue hospitalizado con covid en algún momento en una semana reciente, según el estado, que publica las estadísticas por tipo de vacuna. En el caso de Pfizer, la proporción fue de uno de cada 27,000, y en el de Moderna, de uno de cada 32,000.

Es cierto que cualquiera de esas posibilidades sigue siendo extremadamente baja. Linda-Gail Bekker, de la Universidad de Ciudad del Cabo, que codirigió un estudio reciente sobre J&J y la variante delta, declaró al Times: “Creemos que esta vacuna está haciendo lo que debía hacer, que era evitar que la gente fuera al hospital y que acabase en la UCI y muriera”.

Igual, proporcionar a la gente una mayor protección contra un caso grave de covid tiene un gran valor. Y dado el carácter contagioso de delta, las posibilidades de que un receptor de J&J se infecte con un caso menos grave —e infecte a otros— parecen lo suficientemente reales como para merecer atención

¿Qué hay de una segunda dosis de J&J?

Con muchas vacunas, no solo para la covid, la norma son varios pinchazos.

El hecho de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por su sigla en inglés) aprobara la vacuna de J&J como vacuna de una sola dosis nunca fue una declaración sobre si una segunda inyección proporcionaría más protección. Se produjo porque los datos mostraron que la vacuna de J&J era bastante efectiva después de una sola inyección, y los científicos y los reguladores sintieron la urgencia de poner las vacunas contra la covid en los brazos de la gente.

Los expertos llevan mucho tiempo asumiendo que el gobierno acabaría recomendando una segunda inyección. El mes pasado, J&J anunció una investigación interna que demostraba que las segundas inyecciones aumentan la respuesta inmunitaria. Vivek Murthy, máxima autoridad sanitaria en el gobierno de Joe Biden, ha señalado que es probable que los organismos reguladores aprueben una segunda inyección en los próximos meses.

¿Y qué hay de vacuna de refuerzo distinta?

Pero muchos receptores de J&J están menos interesados en recibir una segunda inyección de J&J que una inyección de refuerzo con la vacuna de Moderna o Pfizer. Saben que la J&J parece menos efectiva que otras vacunas, y algunos receptores de J&J se han asustado por los informes sobre un coágulo de sangre muy raro pero grave.

En particular, numerosos médicos y algunos expertos destacados que recibieron la vacuna de J.&J han optado por recibir una vacuna de refuerzo de Moderna o Pfizer. La lista incluye a Bill Enright, director general de una empresa dedicada a la biotecnología; Zoë McLaren, economista de la salud; y Angela Rasmussen, una destacada viróloga. La ciudad de San Francisco también comenzó a ofrecer una vacuna de refuerzo de Moderna o Pfizer a los receptores de J.&J hace aproximadamente un mes.

Hay pocos datos sobre estas combinaciones de vacunas, lo que probablemente sea la mayor razón para ser precavidos. Pero hay datos sobre otra combinación relevante.

La vacuna de AstraZeneca —que se está administrando en muchos países pero no en EU— tiene un diseño similar al de la vacuna de J&J. Muchas personas en Europa y Canadá recibieron la primera vacuna de AstraZeneca y la segunda de Pfizer, y parece que les va bien.

Este enfoque se describe a veces como “inoculación combinada”, y tiene cierta lógica intuitiva. La gente está recibiendo los beneficios de la inmunidad de dos tipos diferentes de vacunas.

“Creo que hice lo correcto para asegurarme de estar lo más protegida posible contra la variante delta y así estoy protegiendo a otros que solo tienen una vacuna”, escribió Rasmussen en junio. “A veces la salud pública requiere tomar decisiones difíciles sin un conjunto completo de datos que las respalden”.

Leana Wen, de la Universidad George Washington, nos dijo “Estoy convencida de que el gobierno federal debe permitir los refuerzos para los receptores de J&J”.

Durante una entrevista en un pódcast este verano, Rochelle Walensky, directora de los CDC, se negó a desanimar a los receptores de J&J a buscar una vacuna de Moderna o Pfizer. Dijo que no había suficientes datos para estar seguros de los beneficios y los riesgos. Pero cuando Andy Slavitt, presentador del pódcast y antiguo asesor de Biden, le preguntó si calificaría la decisión como un “gran error”, Walensky respondió: “No con lo que he visto hasta ahora”.

Fue una declaración notable y reveladora viniendo de la directora de una agencia notoriamente cautelosa.

Pero, ¿es posible conseguir un refuerzo?

Es una pregunta complicada. Incluso si deseas una vacuna de seguimiento, el gobierno de EE. UU. no la ha aprobado, y los médicos generalmente han dicho que no a los pacientes que lo han pedido.

Es comprensible que muchas personas se sientan frustradas por esta situación: algunos expertos instan a que se aplique una vacuna de seguimiento, señalando las pruebas científicas. Y algunos médicos han descubierto cómo conseguir una segunda inyección para ellos mismos.

Sin embargo, si tú acudes a la consulta de un médico en Estados Unidos y solicitas un refuerzo, probablemente te lo negarán. Pareciera que hay un conjunto de reglas para las personas con contactos médicos y otro conjunto para todos los demás.

¿Qué hacer? Si quieres una vacuna de seguimiento, tienes un par de opciones. Puedes probar en diferentes farmacias o clínicas, con la esperanza de encontrar una que esté dispuesta a ponerle una inyección de Pfizer o Moderna a un receptor de J&J, o una que no haga preguntas sobre tu historial. O puedes elegir ser menos que completamente honesto. No estarás solo.

Como nos escribió Allison, una lectora de New Hampshire: “Me puse la J&J. ¿Debo fingir que no lo hice y conseguir también Pfizer o Moderna?”.

La conclusión

Este es el resumen de los argumentos a favor de vacunarse con Pfizer o Moderna como refuerzo de la vacuna de J&J: la evidencia disponible sugiere que te beneficiarás. Hasta ahora no hay indicios de efectos secundarios preocupantes. Y la variante delta es una amenaza aún mayor para la vida humana que las versiones anteriores del coronavirus. Si esperas, puedes estar permitiendo que la precaución burocrática se interponga con tu propia salud.

Este es el resumen de los argumentos en contra de ir a buscar un inyección de refuerzo: una sola inyección de la vacuna de J&J sigue proporcionando una buena protección, y el gobierno podría permitir pronto una segunda inyección de J&J. Todavía no hay datos rigurosos sobre los beneficios y los riesgos del enfoque mixto con J&J. Y es posible que haya que recurrir a algún engaño para conseguir otra inyección.

Entendemos por qué tanta gente está desconcertada.



Jamileth