Salud

Qué hacer si perdiste tu tarjeta de vacunación contra la COVID-19

2022-02-07

Conforme avanzó la pandemia del coronavirus y se cayeron las curitas, algunas personas...

Por Azi Paybarah  | The New York Times

Hace más de un año, cuando las vacunas contra la COVID-19 estuvieron disponibles en Estados Unidos y comenzaron a aplicarlas, para mucha gente era motivo de orgullo mostrar tanto la curita en el hombro como la tarjeta blanca del Registro de Vacunación contra la COVID-19.

No obstante, conforme avanzó la pandemia del coronavirus y se cayeron las curitas, algunas personas simplemente perdieron de vista esas tarjetas blancas de 10 x 9 centímetros.

Y ahora es muy probable que las necesiten.

¿Pero qué sucede si la perdiste?

Calma.

Muchos departamentos de salud en Estados Unidos pueden brindarte informes sobre la vacunación. Los registros en sí no están perdidos.

Pero si quieres usar esa tarjeta para demostrar tu estatus de vacunación en el trabajo o para viajar a alguno de los países que prefieren lo digital para almacenar los registros, es posible que el hecho de perderla te dificulte participar en las cosas típicas de la vida cotidiana como convivir con otras personas. Esto es lo que hay que hacer.

Tal vez tus registros de vacunación estén en tu teléfono

Quizás tengas la suerte de vivir en uno de los estados que le permiten a la población el acceso a sus registros de vacunación desde un teléfono inteligente. Entre esos estados se encuentran Arizona, California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Indiana, Luisiana, Maryland, Massachusetts, Misisipi, Nueva Jersey, Nueva York, Dakota del Norte, Rhode Island, Utah y Washington.

Otros estados cuentan con sitios web donde se pueden solicitar los datos de vacunación, por lo general en un documento con formato PDF o por correo electrónico. En esos estados se incluyen Míchigan, Minnesota, Nuevo México, Carolina del Norte, Oklahoma, y Wisconsin.

Las cosas se complican un poco si te encuentras en alguno de los estados donde no se digitalizó la información.

¿Tu médico puede darte otra tarjeta?

Depende. Quizás tu médico cuente con tarjetas adicionales emitidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés). Pero deben tener, al menos, el registro de cuándo y dónde te aplicaron la(s) vacuna(s) y el o los refuerzos. Pregúntale.

Además, la mayoría de los estados en Estados Unidos solicitan a los profesionales de la salud que aplican las inyecciones de las vacunas que registren esa información con las autoridades estatales de servicios de salud. Así que también estas autoridades deben contar con dicha información.

No, los CDC no te proporcionarán otra tarjeta

En realidad, los CDC no fueron los que emitieron esa tarjeta con su emblema. La agencia se las proporciona a los departamentos estatales de servicios de salud, que a su vez se las suministran a quienes aplican las vacunas en esa localidad, y estos se las entregan a la gente al momento de vacunación. Así que no le pidas ese favor al primo de tu amigo que trabaja ahí.

A mí me vacunaron en CVS, Walmart o Walgreens. ¿Ellos pueden reponerme la tarjeta?

Estás de suerte.

    CVS: Un vocero nos comentó que existe un registro de vacunaciones disponible para los pacientes a través de la aplicación CVS Pharmacy o en el sitio web de la empresa. El vocero explicó que un empleado de la farmacia te puede imprimir un registro en papel.

    Walgreens: Una vocera señaló que esta empresa guarda los registros de todas las vacunas administradas en sus farmacias. También explicó que, si los pacientes pierden sus tarjetas físicas, se les aconseja que se comuniquen con su farmacia para que les den una tarjeta nueva.

    Walmart: Si te vacunaron en alguna tienda o en uno de sus eventos auspiciados, Walmart puede verificar tu información y comunicarse con el padrón de inmunización de tu estado. Un vocero señaló a través de un comunicado que una vez concluido el proceso, Walmart volverá a emitir una tarjeta de vacunación en la que se especifiquen las dosis que hayan sido administradas en Walmart. La empresa también puede proporcionar esa información en forma digital o a través de un código QR.

Esto es muy complicado.

Es verdad que en algunos lugares es más sencillo que en otros. Las tarjetas de los CDC son demasiado grandes como para meterlas en la billetera, lo cual hace que sean poco manejables y, con toda la razón, fáciles de extraviar. Por esa razón, muchos estados adoptaron un método más digitalizado.

Por ejemplo, según un vocero del Departamento de Salud de Nueva York, se puede entrar al sitio web del departamento estatal y así obtener los registros de vacunación.

En My Vaccine Record, el sitio web de la ciudad, es bastante rápido obtener la información. Yo obtuve mi historial de vacunación en unos cuantos segundos con solo teclear cierta información biográfica. Era de tres páginas, así que tal vez no lo pegue completo en mi refrigerador.

Algunas aplicaciones funcionan, en esencia, como billeteras digitales: son un lugar donde guardar información en tu teléfono para cuando necesites mostrársela a alguien. Otras tienen más funciones, como la capacidad de programar citas para hacerse pruebas de covid y recibir alertas sobre lugares cercanos donde quizás hayamos estado expuestos al contagio.

La aplicación Excelsior Pass Plus del estado de Nueva York puede mostrar los resultados de pruebas y los registros de vacunación. Puedes descargar esta aplicación gratuita si haces clic aquí.

Fuera de Estados Unidos, muchos países han recurrido a un método más ágil. En el Reino Unido, el Servicio Nacional de Salud muestra un código QR para los residentes con el esquema de vacunación completo. De igual manera, los miembros de la Unión Europea emiten un certificado que demuestra que la persona está vacunada, que el resultado de su prueba es negativo o que se ha recuperado de COVID-19.

Una vez que tengas tus registros, ¡guárdalos!

En muchos lugares en los que se requiere alguna prueba de vacunación, aceptan una fotografía de tu tarjeta de vacunación COVID-19. Así que, cuando la tengas, tómale una foto. Solo asegúrate de que esté enfocada.

(Pero no se te ocurra ponerla en tu cuenta de Instagram).

Además, si recibiste un código QR con tus registros de vacunación, puedes guardarlo en la cartera digital de tu iPhone (con iOS 15). Esos son más difíciles de perder.

También existen aplicaciones de Clear, Common Pass, Docket, e IBM que pueden ayudarte a saber dónde está tu registro de vacunación.

Por favor, no compres, pidas prestada o fabriques tu propia tarjeta de vacunación.

Al igual que en el caso de las licencias de conducir y los pasaportes, las sanciones por falsificar los registros de vacunación son bastante severas. No seas este tipo. O ese tipo. O aquel tipo. O estos tipos.



Jamileth