Deportes

Chile presenta un reclamo para quedarse con el lugar de Ecuador en el Mundial

2022-05-05

Chile sostiene que su rival sudamericano alineó indebidamente a un jugador que, en realidad,...

Por Tariq Panja | The New York Times

Las eliminatorias para la Copa del Mundo de fútbol de este año, ya perturbadas por la pandemia del coronavirus y la guerra en Ucrania, enfrentan ahora a una mayor incertidumbre después de que Chile pidiera esta semana a la FIFA que excluya a Ecuador y, en su lugar, ceda a Chile su puesto en el torneo. Chile sostiene que su rival sudamericano alineó indebidamente a un jugador que, en realidad, es colombiano.

Para sustentar su argumento, Chile presentó el miércoles un reclamo de múltiples páginas, revisado por The New York Times, que contiene documentos de registro, incluyendo partidas de nacimiento, que asegura que demuestran que el defensor Byron Castillo nació en Colombia tres años antes de lo que señalan los documentos utilizados para identificarlo como ecuatoriano.

​​Según las normas de la FIFA, el organismo que rige el fútbol mundial, jugar con un futbolista no elegible podría dar paso a una derrota, o a varias de ellas, una consecuencia que podría alterar los resultados de las eliminatorias en Sudamérica. Ecuador terminó en cuarto puesto en la recién concluida campaña de clasificación para Catar, quedándose con uno de los cuatro puestos automáticos del continente en la Copa del Mundo, que comienza en noviembre.

Chile exige que Ecuador pierda los ocho partidos de clasificación en los que jugó Castillo, y que los rivales reciban automáticamente tres puntos por partido. Si la FIFA está de acuerdo, como lo ha hecho en al menos un caso reciente en Sudamérica, eso llevaría a Chile al Mundial en lugar de Ecuador.

La FIFA confirmó el jueves que había recibido el reclamo, pero dijo que no comentaría sobre el caso.

El esfuerzo legal de Chile añadió una nueva complicación al proceso de clasificación para el Mundial de 2022. La FIFA supervisó una opulenta ceremonia en Doha el mes pasado para ultimar los grupos y el calendario de la fase inicial del torneo, a pesar de que aún no se han decidido cuatro cupos. Los equipos definitivos no se determinarán sino hasta junio, cuando se celebren dos partidos de repechaje intercontinentales y la última fase de las eliminatorias europeas.

Los antecedentes de Castillo han estado rodeados de interrogantes durante varios años, después de que una investigación más amplia sobre las inscripciones de jugadores en Ecuador analizara cientos de casos y diera lugar a sanciones para al menos 75 jugadores juveniles que se descubrió que habían falsificado sus registros. Temerosos de un error que pudiera poner en peligro las esperanzas de Ecuador en el Mundial, los responsables de la federación nacional de fútbol habían aplazado la convocatoria de Castillo hasta este año.

Hace dos años, de hecho, el presidente de una comisión especial de investigación convocada por la federación pareció sugerir que Castillo era colombiano, algo que las autoridades chilenas dicen ahora haber corroborado.

“El nivel, tanto en cantidad como en calidad, de la información y las pruebas que hemos podido reunir nos ha sorprendido incluso a nosotros”, dijo el miércoles Eduardo Carlezzo, abogado que representa a la federación chilena. Carlezzo afirmó que además de una partida de nacimiento ecuatoriana usada por Castillo, también hay un certificado colombiano de un niño con un nombre similar nacido en 1995 y cuyos padres tienen los mismos nombres que los de Castillo. “¿Cómo no íbamos a actuar con este nivel de pruebas en las manos?”, dijo Carlezzo.

La preocupación por la elegibilidad de Castillo parece haber preocupado también a los funcionarios ecuatorianos. En marzo de 2021, Carlos Manzur, vicepresidente de la federación de fútbol de Ecuador, sugirió lo mismo en comentarios recogidos por los medios de comunicación locales.

“Es un tema de jugar sobre seguro y evitar problemas”, dijo Manzur a los periodistas en ese momento. “Creo que es un buen jugador. Si de mí dependiese, yo no lo haría jugar por la selección. No correría ese riesgo. No arriesgaría todo lo que estamos haciendo”.

Alrededor de un mes después, una corte ecuatoriana proporcionó a Castillo un documento de identificación que parecía allanar el camino para que pudiera debutar con la selección, lo que hizo unos cinco meses después en un conjunto de partidos que incluyó un empate en casa con Chile (0-0). Desde entonces, ha jugado en ocho partidos, incluyendo una victoria por 2-0 en Chile en noviembre, que prácticamente acabó con las esperanzas chilenas de clasificación.

Después de que los medios de comunicación regionales se hicieran eco de las dudas sobre la elegibilidad de Castillo, Manzur, el funcionario del fútbol ecuatoriano, declaró que se habían corregido las inconsistencias en la documentación de Castillo y que se había confirmado su identidad ecuatoriana. “La selección esperó hasta que eso estuviera corregido para incorporar al jugador a su plantilla”, dijo Manzur.

Eso tendrá que determinarlo ahora la FIFA.

“Entendemos, con base en todas las informaciones y documentos recopilados, que los hechos son demasiado graves y deben ser investigados a fondo por parte de la FIFA”, dijo Pablo Milad, el presidente de la federación de fútbol de Chile, en un comunicado al Times. “Siempre hemos respetado los principios del juego limpio y esperamos que las demás federaciones hagan lo mismo”.

Ecuador terminó en el cuarto y último lugar automático en el grupo de clasificación de diez países de Sudamérica para el Mundial, dos puntos por delante de Perú, que se enfrentará a Australia o a los Emiratos Árabes Unidos en junio por un lugar. Chile terminó por debajo de Colombia, sexta en la clasificación, pero Castillo no jugó en ninguno de los partidos de Ecuador contra Colombia o Perú. Esto ha hecho creer a los funcionarios chilenos que los seis puntos que deberían obtener de los partidos perdidos —y los seis que perdería Ecuador— los haría pasar directamente al lugar de clasificación de Ecuador.

Para la FIFA, el reclamo de Chile añade más complicaciones a una campaña de eliminatorias para el Mundial que ya ha sufrido alteraciones importantes. El coronavirus retrasó los partidos en todo el mundo durante meses, y supuso que toda la serie de partidos de Oceanía tuviera que celebrarse en Doha. Otros partidos se retrasaron hasta después del sorteo del torneo. (Uno de esos países aún desconocidos quedó en el grupo en el que está Estados Unidos). Luego, en marzo, Rusia fue expulsada de las eliminatorias europeas tras invadir a la vecina Ucrania, lo que también llevó a reprogramar un partido de la eliminatoria entre Ucrania y Escocia.

Chile se remite a un precedente reciente en otro deporte para sustentar su postura. El mes pasado, España fue descalificada de la Copa del Mundo de rugby 2023 después de que se le restaran puntos por alinear indebidamente a un jugador en dos partidos. Pero también tiene una experiencia reciente con una situación similar en el fútbol: durante la fase de eliminatorias para el Mundial de 2018, a Chile se le concedió una victoria después de que la FIFA descubriera que Bolivia había alineado indebidamente a un jugador en dos partidos que ganó.



Jamileth
Utilidades Para Usted de El Periódico de México