Internacional - Economía

Bruselas potenciará las medidas de seguridad económica sin incurrir en el proteccionismo

2024-01-23

Este miércoles se espera una revisión de las normas de supervisión de...

 

Bruselas, (EFECOM).- La Comisión Europea (CE) presentará este miércoles un paquete de medidas para garantizar su seguridad económica, con la idea de potenciar la competitividad de la Unión Europea (UE) y reducir sus dependencias estratégicas, pero sin que sirva de excusa para incurrir en el proteccionismo.

“Debemos afrontar el hecho de que actualmente nos encontramos en un mundo geopolíticamente más conflictivo que en años anteriores. En consecuencia, también tenemos que mejorar nuestra capacidad para operar en esta situación de confrontación geopolítica”, afirmó este martes el vicepresidente ejecutivo de la CE y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis.

El político letón avanzó en una rueda de prensa al término de una reunión informal de ministros de Comercio comunitarios los objetivos del conjunto de medidas que presentará mañana junto a la también vicepresidenta ejecutiva Margrethe Vestager.

Se trata, según dijo, de dotar de contenido la estrategia de seguridad económica que ya esbozó la Comisión en junio pasado, centrada en minimizar los riesgos derivados de determinados flujos económicos en un contexto de aumento de las tensiones geopolíticas y de aceleración de los cambios tecnológicos, pero preservando a su vez niveles máximos de apertura y dinamismo económicos.

Entre otras propuestas, este miércoles se espera una revisión de las normas de supervisión de inversiones extranjeras directas que puedan suponer una amenaza para la seguridad de la UE, y una iniciativa para evitar que inversiones europeas en el exterior otorguen ventajas tecnológicas o militares a China o Rusia.

Los ministros pudieron abordar con Dombrovskis un aperitivo de estas medidas, en las que el comisario destacó que “hay que respetar el reparto de competencias entre la UE y los Estados miembros en lo que respecta a la seguridad nacional, que es principalmente competencia de los países”.

Puso de relieve que tienen que ser “específicos y proporcionados”, para lo que “estamos haciendo una evaluación de riesgos adecuada, entendiendo exactamente cuáles son los riesgos que tenemos que abordar, cuáles son las mejores herramientas para abordarlo, para que la seguridad económica no se convierta en un pretexto para el proteccionismo”.

A su llegada a la reunión, la secretaria de Estado española de Comercio, Xiana Méndez, confió en que las propuestas que publique la Comisión sean proporcionadas.

“Lo que solicitamos entre todos los Estados miembros es que, sobre todo el mapeo inicial, la identificación de esos puntos de vulnerabilidad, fueran teniendo muy en cuenta las capacidades industriales y la situación del sector privado”, dijo sobre la iniciativa sobre inversiones europeas en el exterior.

Méndez esperó además que incluya "cierto análisis respecto a las transferencias forzadas de tecnología y a cómo podemos obtener más información de esas inversiones que salen de la Unión Europea”. Mar Rojo

Uno de los retos para la economía europea es la crisis actual en el Mar Rojo y, en este sentido, Dombrovskis aseguró que ya se ha visto un aumento del coste del transporte de mercancías, aunque no se ha traducido aún en un incremento del precio de los bienes ni de la energía.

El vicepresidente de la Comisión dijo que "el impacto en los precios de consumo y, en general, en la economía de la UE, dependerá mucho de los vínculos de esta crisis”, y apuntó que las previsiones económicas que Bruselas presentará el próximo 15 de febrero podrían tener en cuenta el efecto de la crisis en el estrecho de Bab al Mandeb.

En este sentido, recordó que por el mar Rojo circulaba hasta ahora entre el 12 y el 15 % de los flujos comerciales globales y entre el 25 y el 30 % del tráfico de contenedores, por lo que pidió a la comunidad internacional actuar con rapidez para rebajar la tensión.

Estados Unidos lidera ya en la zona la operación militar naval 'Prosperity Guardian', mientras que la UE prevé aprobar en febrero su propia misión naval, con la capacidad de responder a los ataques que los hutíes pudieran lanzar a los buques mercantes.

La ministra belga de Exteriores y Comercio, Hadja Lahbib, cuyo país preside este semestre el Consejo de la UE, dijo que esos ataques son “extremadamente preocupantes” y tienen ya “un impacto bastante pesado incluso si no se hacen sentir en la cesta de la compra, ya hay un impacto en la seguridad del transporte marítimo internacional”.

“Corre el riesgo de tener verdaderamente un impacto en nuestras cadenas de suministro”, concluyó.



Jamileth