«El Reino de Dios viene sin dejarse sentir»

🕔01:36, 2019-11-14

Dijo a sus discípulos: «Días vendrán en que desearéis ver uno solo de los días del Hijo del hombre, y no lo veréis. Y os dirán: ‘Vedlo aquí, vedlo allá’. No vayáis, ni corráis detrás. Porque, como relámpago fulgurante que brilla de un extremo a otro del cielo, así será el Hijo del hombre en su día».

Ver Nota Completa

«Mi hija está a punto de morir; ven, impón tus manos sobre ella, para que se salve y viva»

🕔00:29, 2019-11-13

Se aglomeró junto a Jesús mucha gente; Él estaba a la orilla del mar. Llega uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verle, cae a sus pies, y le suplica con insistencia diciendo: «Mi hija está a punto de morir; ven, impón tus manos sobre ella, para que se salve y viva».

Ver Nota Completa

«Haced todo lo que os dijere»

🕔00:13, 2019-11-12

El Evangelio de San Juan nos habla de una boda, y comienza diciendo sencillamente: "Al tercer día, hubo una boda en Caná de Galilea... fue una boda muy especial... pues a ella estaba invitada María, la Madre de Jesús. Ella fue invitada a servir, a atender a los invitados, era una familia pobre.

Ver Nota Completa

«Es imposible que no vengan escándalos; pero, ¡ay de aquel por quien vienen!»

🕔00:12, 2019-11-11

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Es imposible que no vengan escándalos; pero, ¡ay de aquel por quien vienen! Más le vale que le pongan al cuello una piedra de molino y sea arrojado al mar, que escandalizar a uno de estos pequeños. Cuidaos de vosotros mismos».

Ver Nota Completa

«No es un Dios de muertos, sino de vivos, porque para Él todos viven»

🕔00:01, 2019-11-10

«Los hijos de este mundo toman mujer o marido; pero los que alcancen a ser dignos de tener parte en aquel mundo y en la resurrección de entre los muertos, ni ellos tomarán mujer ni ellas marido, ni pueden ya morir, porque son como ángeles, y son hijos de Dios, siendo hijos de la resurrección».

Ver Nota Completa

«No hagáis de la Casa de mi Padre una casa de mercado»

🕔00:02, 2019-11-09

Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas en sus puestos. Haciendo un látigo con cuerdas, echó a todos fuera del Templo, con las ovejas y los bueyes; desparramó el dinero de los cambistas y les volcó las mesas.

Ver Nota Completa

«Había un hombre rico que tenía un administrador»

🕔00:07, 2019-11-08

En aquel tiempo, Jesús decía a sus discípulos: «Había un hombre rico que tenía un administrador a quien acusaron ante él de malbaratar su hacienda; le llamó y le dijo: ‘¿Qué oigo decir de ti? Dame cuenta de tu administración, porque ya no podrás seguir administrando’. »

Ver Nota Completa

«‘Alegraos conmigo, porque he hallado la oveja que se me había perdido’»

🕔00:01, 2019-11-07

«¿Quién de vosotros que tiene cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va a buscar la que se perdió hasta que la encuentra? Y cuando la encuentra, la pone contento sobre sus hombros; y llegando a casa, convoca a los amigos y vecinos....»

Ver Nota Completa

«El que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío»

🕔01:03, 2019-11-06

Mucha gente acompañaba a Jesús; él se volvió y les dijo: «Si alguno se viene conmigo y no pospone a su padre y a su madre, y a su mujer y a sus hijos, y a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío. Quien no lleve su cruz detrás de mí no puede ser discípulo mío»

Ver Nota Completa

«¡Dichoso el que pueda comer en el Reino de Dios!»

🕔00:01, 2019-11-05

En aquel tiempo, dijo a Jesús uno de los que comían a la mesa: «¡Dichoso el que pueda comer en el Reino de Dios!». Él le respondió: «Un hombre dio una gran cena y convidó a muchos; a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los invitados: ‘Venid, que ya está todo preparado’.»

Ver Nota Completa

«Se te recompensará en la resurrección de los justos»

🕔00:10, 2019-11-04

«Cuando des una comida o una cena, no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos; no sea que ellos te inviten a su vez, y tengas ya tu recompensa. Cuando des un banquete, llama a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los ciegos».

Ver Nota Completa

«Hoy ha sido la salvación de esta casa»

🕔00:42, 2019-11-03

Entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad. Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quién era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí.

Ver Nota Completa

«Jesús, acuérdate de mí cuando vengas con tu Reino»

🕔00:54, 2019-11-02

Cuando los soldados llegaron al lugar llamado Calvario, crucificaron allí a Jesús y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Uno de los malhechores colgados le insultaba: «¿No eres tú el Cristo? Pues ¡sálvate a ti y a nosotros!».

Ver Nota Completa

«Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios»

🕔00:07, 2019-11-01

«Viendo Jesús la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra».

Ver Nota Completa

«¡Jerusalén, Jerusalén!, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados»

🕔00:15, 2019-10-31

«¡Jerusalén, Jerusalén!, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados. ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina su nidada bajo las alas, y no habéis querido! Pues bien, se os va a dejar vuestra casa. Os digo que no me volveréis a ver...»

Ver Nota Completa

«Luchad por entrar por la puerta estrecha»

🕔00:03, 2019-10-30

«Luchad por entrar por la puerta estrecha, porque, os digo, muchos pretenderán entrar y no podrán. Cuando el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, os pondréis los que estéis fuera a llamar a la puerta, diciendo: ‘¡Señor, ábrenos!’. Y os responderá: ‘No sé de dónde sois’».

Ver Nota Completa

«¿A qué es semejante el Reino de Dios?»

🕔00:03, 2019-10-29

En aquel tiempo, Jesús decía: «¿A qué es semejante el Reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Es semejante a un grano de mostaza, que tomó un hombre y lo puso en su jardín, y creció hasta hacerse árbol, y las aves del cielo anidaron en sus ramas».

Ver Nota Completa

«Salía de Él una fuerza que sanaba a todos»

🕔00:11, 2019-10-28

Llamó a sus discípulos, y eligió doce de entre ellos, a los que llamó también apóstoles. A Simón, a quien llamó Pedro, y a su hermano Andrés; a Santiago y Juan, a Felipe y Bartolomé, a Mateo y Tomás, a Santiago de Alfeo y Simón, llamado Zelotes; a Judas de Santiago, y a Judas Iscariote.

Ver Nota Completa

«‘¡Oh Dios! ¡Ten compasión de mí, que soy pecador!’»

🕔00:02, 2019-10-27

«El fariseo, de pie, oraba en su interior de esta manera: ‘¡Oh Dios! Te doy gracias porque no soy como los demás hombres, rapaces, injustos, adúlteros, ni tampoco como este publicano. Ayuno dos veces por semana, doy el diezmo de todas mis ganancias’».

Ver Nota Completa

«Si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo»

🕔00:33, 2019-10-26

«Un hombre tenía plantada una higuera en su viña, y fue a buscar fruto en ella y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: ‘Ya hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro; córtala; ¿para qué va a cansar la tierra?».

Ver Nota Completa

«¿Por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo?»

🕔00:01, 2019-10-25

Jesús decía a la gente: «Cuando veis una nube que se levanta en el occidente, al momento decís: ‘Va a llover’, y así sucede. Y cuando sopla el sur, decís: ‘Viene bochorno’, y así sucede. ¡Hipócritas! Sabéis explorar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo?»

Ver Nota Completa

«He venido a prender fuego en el mundo, ¡y ojalá estuviera ya ardiendo!»

🕔00:10, 2019-10-24

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «He venido a prender fuego en el mundo, ¡y ojalá estuviera ya ardiendo! Tengo que pasar por un bautismo, ¡y qué angustia hasta que se cumpla! ¿Pensáis que he venido a traer al mundo paz? No, sino división».

Ver Nota Completa

«Estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre»

🕔00:20, 2019-10-23

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora iba a venir el ladrón, no dejaría que le horadasen su casa. También vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre».

Ver Nota Completa

«¡Dichosos de ellos!»

🕔00:09, 2019-10-22

«Dichosos los siervos, que el señor al venir encuentre despiertos: yo os aseguro que se ceñirá, los hará ponerse a la mesa y, yendo de uno a otro, les servirá. Que venga en la segunda vigilia o en la tercera, si los encuentra así, ¡dichosos de ellos!».

Ver Nota Completa

«Mirad y guardaos de toda codicia»

🕔00:40, 2019-10-21

Uno de la gente le dijo: «Maestro, di a mi hermano que reparta la herencia conmigo». Él le respondió: «¡Hombre! ¿quién me ha constituido juez o repartidor entre vosotros?». Y les dijo: «Mirad y guardaos de toda codicia, porque, aun en la abundancia, la vida de uno no está asegurada por sus bienes».

Ver Nota Completa

«Cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra?»

🕔00:05, 2019-10-20

En aquel tiempo, Jesús les decía una parábola para inculcarles que es preciso orar siempre sin desfallecer. «Había un juez en una ciudad, que ni temía a Dios ni respetaba a los hombres. Había en aquella ciudad una viuda que, acudiendo a él, le dijo: ‘¡Hazme justicia contra mi adversario!’».

Ver Nota Completa

«Al que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará»

🕔02:08, 2019-10-19

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Yo os digo: Por todo el que se declare por mí ante los hombres, también el Hijo del hombre se declarará por él ante los ángeles de Dios. Pero el que me niegue delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios».

Ver Nota Completa

«La mies es mucha, y los obreros pocos»

🕔00:03, 2019-10-18

En aquel tiempo, el Señor designó a otros setenta y dos, y los envió de dos en dos delante de sí, a todas las ciudades y sitios a donde él había de ir. Y les dijo: «La mies es mucha, y los obreros pocos. Rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies».

Ver Nota Completa

«¡Edificáis los sepulcros de los profetas que vuestros padres mataron!»

🕔00:10, 2019-10-17

En aquel tiempo, el Señor dijo: «¡Ay de vosotros, porque edificáis los sepulcros de los profetas que vuestros padres mataron! Por tanto, sois testigos y estáis de acuerdo con las obras de vuestros padres; porque ellos los mataron y vosotros edificáis sus sepulcros».

Ver Nota Completa

«¡Ay de vosotros, los fariseos»

🕔00:03, 2019-10-16

¡Ay de vosotros, los fariseos, que amáis el primer asiento en las sinagogas y que se os salude en las plazas! ¡Ay de vosotros, pues sois como los sepulcros que no se ven, sobre los que andan los hombres sin saberlo!».

Ver Nota Completa

«Por dentro estáis llenos de rapiña y maldad»

🕔00:04, 2019-10-15

«¡Bien! Vosotros, los fariseos, purificáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis llenos de rapiña y maldad. ¡Insensatos! el que hizo el exterior, ¿no hizo también el interior? Dad más bien en limosna lo que tenéis, y así todas las cosas serán puras para vosotros».

Ver Nota Completa

«Esta generación es una generación malvada; pide una señal»

🕔00:58, 2019-10-14

Habiéndose reunido la gente alrededor de Jesús, Él comenzó a decir: «Esta generación es una generación malvada; pide una señal, y no se le dará otra señal que la señal de Jonás. Porque, así como Jonás fue señal para los ninivitas, así lo será el Hijo del hombre para esta generación.

Ver Nota Completa

«¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!»

🕔00:01, 2019-10-13

Un día, sucedió que, de camino a Jerusalén, Jesús pasaba por los confines entre Samaría y Galilea, y, al entrar en un pueblo, salieron a su encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a distancia y, levantando la voz, dijeron: «¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!».

Ver Nota Completa

«¡Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron!»

🕔01:08, 2019-10-12

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, sucedió que una mujer de entre la gente alzó la voz, y dijo: «¡Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron!». Pero Él dijo: «Dichosos más bien los que oyen la Palabra de Dios y la guardan».

Ver Nota Completa

«Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y casa contra casa, cae»

🕔00:03, 2019-10-11

«Cuando uno fuerte y bien armado custodia su palacio, sus bienes están en seguro; pero si llega uno más fuerte que él y le vence, le quita las armas en las que estaba confiado y reparte sus despojos. El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama».

Ver Nota Completa
Síganos en Twitter
Apuestas de Fútbol Online - Betway Sports