«Explícanos la parábola de la cizaña del campo»

🕔00:01, 2021-07-27

«El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino; la cizaña son los hijos del Maligno; el enemigo que la sembró es el Diablo; la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles».

Ver Nota Completa

«‘Abriré en parábolas mi boca, publicaré lo que estaba oculto desde la creación del mundo’»

🕔00:01, 2021-07-26

«El Reino de los Cielos es semejante a un grano de mostaza que tomó un hombre y lo sembró en su campo. Es ciertamente más pequeña que cualquier semilla, pero cuando crece es mayor que las hortalizas, y se hace árbol, hasta el punto de que las aves del cielo vienen y anidan en sus ramas».

Ver Nota Completa

«Éste es verdaderamente el profeta que iba a venir al mundo»

🕔00:15, 2021-07-25

En aquel tiempo, se fue Jesús a la otra ribera del mar de Galilea, el de Tiberíades, y mucha gente le seguía porque veían las señales que realizaba en los enfermos. Subió Jesús al monte y se sentó allí en compañía de sus discípulos. Estaba próxima la Pascua, la fiesta de los judíos.

Ver Nota Completa

«El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo»

🕔00:01, 2021-07-24

«El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. Pero, mientras su gente dormía, vino su enemigo, sembró encima cizaña entre el trigo, y se fue. Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la cizaña».

Ver Nota Completa

«Viene el Maligno y arrebata lo sembrado en su corazón»

🕔00:01, 2021-07-23

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Vosotros, pues, escuchad la parábola del sembrador. Sucede a todo el que oye la Palabra del Reino y no la comprende, que viene el Maligno y arrebata lo sembrado en su corazón: éste es el que fue sembrado a lo largo del camino...»

Ver Nota Completa

«Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?»

🕔00:01, 2021-07-22

El primer día va María Magdalena de madrugada al sepulcro cuando todavía estaba oscuro, y ve la piedra quitada del sepulcro. Echa a correr y llega donde Simón Pedro y donde el otro discípulo a quien Jesús quería y les dice: «Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto».

Ver Nota Completa

«El que tenga oídos, que oiga»

🕔00:01, 2021-07-21

«Una vez salió un sembrador a sembrar, y al ir arrojando la semilla, unos granos cayeron a lo largo del camino; vinieron los pájaros y se los comieron. Otros granos cayeron en terreno pedregoso, que tenía poca tierra; ahí germinaron pronto, porque la tierra no era gruesa»

Ver Nota Completa

«¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?»

🕔00:01, 2021-07-20

Mientras Jesús estaba hablando a la muchedumbre, su madre y sus hermanos se presentaron fuera y trataban de hablar con Él. Alguien le dijo: «¡Oye! ahí fuera están tu madre y tus hermanos que desean hablarte». Pero Él respondió al que se lo decía: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?».

Ver Nota Completa

«¡Generación malvada y adúltera!»

🕔00:01, 2021-07-19

En aquel tiempo, le interpelaron algunos escribas y fariseos: «Maestro, queremos ver una señal hecha por ti». Mas Él les respondió: «¡Generación malvada y adúltera! Una señal pide, y no se le dará otra señal que la señal del profeta Jonás.

Ver Nota Completa

«Como ovejas que no tienen pastor»

🕔00:01, 2021-07-18

Los Apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y lo que habían enseñado. Él, entonces, les dice: «Venid también vosotros aparte, a un lugar solitario, para descansar un poco». Pues los que iban y venían eran muchos, y no les quedaba tiempo ni para comer.

Ver Nota Completa

«He aquí mi Siervo, a quien elegí, mi Amado, en quien mi alma se complace»

🕔00:45, 2021-07-17

«He aquí mi Siervo, a quien elegí, mi Amado, en quien mi alma se complace. Pondré mi Espíritu sobre él, y anunciará el juicio a las naciones. No disputará ni gritará, ni oirá nadie en las plazas su voz. La caña cascada no la quebrará, ni apagará la mecha humeante».

Ver Nota Completa

«El Hijo del hombre es señor del sábado»

🕔00:01, 2021-07-16

Jesús cruzaba por los sembrados un sábado. Sus discípulos sintieron hambre y se pusieron a arrancar espigas y a comerlas. Al verlo los fariseos, le dijeron: «Mira, tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en sábado». Pero Él les dijo: «¿No habéis leído lo que hizo David cuando sintió hambre»,

Ver Nota Completa

«Venid a mí todos los que estáis fatigados»

🕔00:01, 2021-07-15

En aquel tiempo, Jesús dijo: «Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera».

Ver Nota Completa

«Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra»

🕔00:01, 2021-07-14

Jesús dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre...»

Ver Nota Completa

«¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida!»

🕔00:01, 2021-07-13

«¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que en sayal y ceniza se habrían convertido. Por eso os digo que el día del Juicio habrá menos rigor para Tiro y Sidón que para vosotras».

Ver Nota Completa

«No penséis que he venido a traer paz a la tierra»

🕔00:01, 2021-07-12

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: «No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada. Sí, he venido a enfrentar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra; y enemigos de cada cual serán los que conviven con él».

Ver Nota Completa

«Jesús llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos»

🕔00:01, 2021-07-11

En aquel tiempo, Jesús llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus inmundos. Les ordenó que nada tomasen para el camino, fuera de un bastón: ni pan, ni alforja, ni calderilla en la faja; sino: «Calzados con sandalias y no vistáis dos túnicas».

Ver Nota Completa

«No temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma»

🕔00:01, 2021-07-10

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus Apóstoles: «No está el discípulo por encima del maestro, ni el siervo por encima de su amo. Ya le basta al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su amo. Si al dueño de la casa le han llamado Beelzebul, ¡cuánto más a sus domésticos!».

Ver Nota Completa

«Mirad que yo os envío como ovejas en medio de lobos»

🕔00:01, 2021-07-09

«Mirad que yo os envío como ovejas en medio de lobos. Sed, pues, prudentes como las serpientes, y sencillos como las palomas. Guardaos de los hombres, porque os entregarán a los tribunales y os azotarán en sus sinagogas; y por mi causa seréis llevados ante gobernadores y reyes».

Ver Nota Completa

«El obrero merece su sustento»

🕔00:02, 2021-07-08

«Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis. No os procuréis oro, ni plata, ni calderilla en vuestras fajas; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias».

Ver Nota Completa

«Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca»

🕔00:01, 2021-07-07

Los nombres de los doce Apóstoles son éstos: primero Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo el publicano; Santiago el de Alfeo y Tadeo; Simón el Cananeo y Judas el Iscariote, el mismo que le entregó.

Ver Nota Completa

«La mies es mucha y los obreros pocos»

🕔00:01, 2021-07-06

Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia. Y al ver a la muchedumbre, sintió compasión de ella, porque estaban vejados y abatidos como ovejas que no tienen pastor.

Ver Nota Completa

«Con sólo tocar su manto, me salvaré»

🕔00:03, 2021-07-05

Una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años se acercó a Jesús por detrás y tocó la orla de su manto. Pues se decía para sí: «Con sólo tocar su manto, me salvaré». Jesús se volvió, y al verla le dijo: «¡Ánimo!, hija, tu fe te ha salvado». Y se salvó la mujer desde aquel momento.

Ver Nota Completa

«Un profeta sólo en su patria, entre sus parientes y en su casa carece de prestigio»

🕔00:01, 2021-07-04

En aquel tiempo, Jesús fue a su patria, y sus discípulos le seguían. Cuando llegó el sábado se puso a enseñar en la sinagoga. La multitud, al oírle, quedaba maravillada, y decía: «¿De dónde le viene esto? y ¿qué sabiduría es ésta que le ha sido dada? ¿Y esos milagros hechos por sus manos?».

Ver Nota Completa

«Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído»

🕔00:01, 2021-07-03

Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor». Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré».

Ver Nota Completa

«‘Misericordia quiero, que no sacrificio’»

🕔00:01, 2021-07-02

Al pasar vio Jesús a un hombre llamado Mateo, sentado en el despacho de impuestos, y le dice: «Sígueme». Él se levantó y le siguió. Y sucedió que estando Él a la mesa en casa de Mateo, vinieron muchos publicanos y pecadores, y estaban a la mesa con Jesús y sus discípulos.

Ver Nota Completa

«¡Animo!, hijo, tus pecados te son perdonados»

🕔00:01, 2021-07-01

Subiendo a la barca, Jesús pasó a la otra orilla y vino a su ciudad. En esto le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: «¡Animo!, hijo, tus pecados te son perdonados». Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí: Éste está blasfemando.

Ver Nota Completa

«¿Qué tenemos nosotros contigo, Hijo de Dios?»

🕔00:29, 2021-06-30

En aquel tiempo, al llegar Jesús a la otra orilla, a la región de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, y tan furiosos que nadie era capaz de pasar por aquel camino. Y se pusieron a gritar: «¿Qué tenemos nosotros contigo, Hijo de Dios?».

Ver Nota Completa

«Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo»

🕔00:01, 2021-06-29

Llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?». Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas». Díceles Él: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?».

Ver Nota Completa

«Maestro, te seguiré adondequiera que vayas»

🕔00:01, 2021-06-28

Viéndose Jesús rodeado de la muchedumbre, mandó pasar a la otra orilla. Y un escriba se acercó y le dijo: «Maestro, te seguiré adondequiera que vayas». Dícele Jesús: «Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza».

Ver Nota Completa

«Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz y queda curada de tu enfermedad»

🕔00:08, 2021-06-27

Una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años, y que había sufrido mucho con muchos médicos y había gastado todos sus bienes sin provecho alguno, antes bien, yendo a peor, habiendo oído lo que se decía de Jesús, se acercó por detrás entre la gente y tocó su manto.

Ver Nota Completa

«Él tomó nuestras flaquezas y cargó con nuestras enfermedades»

🕔00:01, 2021-06-26

En Cafarnaúm, se le acercó un centurión y le rogó diciendo: «Señor, mi criado yace en casa paralítico con terribles sufrimientos». Dícele Jesús: «Yo iré a curarle». Replicó el centurión: «Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; basta que lo digas de palabra y mi criado quedará sano».

Ver Nota Completa

«Señor, si quieres puedes limpiarme»

🕔00:01, 2021-06-25

En aquel tiempo, cuando Jesús bajó del monte, fue siguiéndole una gran muchedumbre. En esto, un leproso se acercó y se postró ante Él, diciendo: «Señor, si quieres puedes limpiarme». Él extendió la mano, le tocó y dijo: «Quiero, queda limpio». Y al instante quedó limpio de su lepra.

Ver Nota Completa

«El niño crecía y su espíritu se fortalecía»

🕔00:01, 2021-06-24

Se le cumplió a Isabel el tiempo de dar a luz, y tuvo un hijo. Oyeron sus vecinos y parientes que el Señor le había hecho gran misericordia, y se congratulaban con ella. Y sucedió que al octavo día fueron a circuncidar al niño, y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías.

Ver Nota Completa

«Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas»

🕔00:01, 2021-06-23

«Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos».

Ver Nota Completa
ESTADÍSTICA MUNDIAL: CORONAVIRUS | JOHN HOPKINS * UNIVERSITY & MEDICINE
Síganos en Twitter