Nacional - Economía

Calificadoras de riesgo acusadas de chantaje

2019-03-07

Un grupo de senadores del Movimiento de Regeneración Nacional del presidente Andrés...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- Las agencias calificadoras que determinan si un país es apto para las inversiones o miden el "riesgo país" fueron puestas bajo la lupa del oficialismo en México, que las acusó de "chantaje".
    
Un grupo de senadores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda), del presidente Andrés López Obrador, presentó una iniciativa en el Senado para castigar a esas firmas cuando "no sean objetivas o atenten de manera deliberada contra la estabilidad financiera de los mercados".
    
La controversia surgió unos días después de que Standard & Poor's cambió la perspectiva crediticia de México de "estable a negativa" y sus similares Fitch y Moody's siguieran su ejemplo en el caso de los dos grandes gigantes gubernamentales, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
    
El ministro de Hacienda, Carlos Urzúa, trató de enfriar los ánimos de los grupos radicales de Morena al señalar que "no hay que hacer una tormenta en un vaso de agua" indicando que las acciones recientes de las calificadoras "no han implicado una reducción en el rating crediticio" sino en las "perspectivas" del país.
    
"Esto de las agencias hay que tomarlo con un granito de sal", afirmó el responsable de las finanzas del país.
    
El oficialismo se dividió en la propuesta de regular a las calificadoras pues algunos senadores influyentes como Dolores Padierna llamaron a "lidiar" con estas empresas y "buscar un diálogo".
    
Padierna le sugirió a Urzúa "platicar más con las tres calificadoras estadounidenses y explicarles todo el plan de negocios de Pemex, la nueva estrategia de política energética y el Plan Nacional de Desarrollo".
    
La legisladora, que es considerada integrante del "ala dura" de la izquierda, se mostró esta vez moderada y dijo que "debemos mejorar nuestra comunicación con las calificadoras para que hagan un análisis objetivo, responsable".
    
Se trata de "hacerles ver que no hay ningún riesgo en nuestro entorno económico. Todo lo contrario, las acciones que se están haciendo son para mejorar las finanzas de las empresas productivas del Estado", señaló.
    
El propio López Obrador señaló hoy en su conferencia matutina que el gobierno "respeta la labor de las calificadoras financieras respecto del desempeño económico" de su administración y ofreció no "limitar su función".
    
"Estamos abiertos al escrutinio internacional en lo político y económico, México es un país libre y no tenemos nada que esconder y estamos a favor de la transparencia", afirmó el mandatario.
    
López Obrador señaló que "estamos seguros de que va bien el gobierno, va bien la economía" y sugirió que se incluya la corrupción en las mediciones que hacen las calificadoras de los resultados de los gobiernos.
    
"Esa es una variable que lo distorsiona todo, porque puede ser el mejor modelo económico, bien definido, y si impera la corrupción en un país, al final de cuentas la economía no crece y se cae en crisis financieras", dijo.
    
"Ese es el caso de México, de cómo dominaba la corrupción y por eso estamos nosotros pagando los platos rotos, pero va a ser transitorio", indicó.
    
La iniciativa para castigar a las calificadoras fue rechazada por la propia presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, quien dijo que se trata de "una ocurrencia" que no es una propuesta de su partido y se preguntó "de dónde se les ocurre" a los senadores de su organización "una cosa de este tipo" que "no tiene lógica".
    
En tanto, la oposición conservadora, por voz del presidente de la Comisión de Economía, Gustavo Madero, señaló que la iniciativa "es una estupidez" y dijo que "eso se llama castigar al mensajero".
    
"El dato preocupante no son las calificadoras, sino que la inversión no está preparada, que los empleos están perdiéndose, que no está habiendo crecimiento en el consumo, y eso es muy delicado", declaró el senador.
    
"Los senadores de Morena "no tienen ni la más remota idea de lo que están diciendo", afirmó Madero.



Jamileth