Internacional - Política

España y Cataluña comenzarán diálogo este mes

2020-02-06

El mes pasado, Sánchez acordó iniciar un diálogo con Cataluña como...

Por JOSEPH WILSON

BARCELONA (AP) — Los gobiernos de España y Cataluña iniciarán este mes un diálogo formal para tratar de poner fin a la crisis política suscitada por las ambiciones independentistas de la región.

Así lo anunció el jueves el presidente de gobierno español Pedro Sánchez, poco después de reunirse con el líder catalán Quim Torra, en un intento por mejorar las relaciones.

Tal como se esperaba, no hubo grandes avances en la reunión, a la que ambas partes llegaban desde posiciones diametralmente opuestas sobre el divisivo asunto de la independencia de Cataluña. Sin embargo, los dos dirigentes acordaron iniciar negociaciones formales entre sus gobiernos antes de fin de mes.

“Lo que propongo, como ya dije, es que necesitamos recomenzar, retomar el diálogo donde los caminos se separaron”, declaró Sánchez a periodistas después del encuentro.

“He venido a dialogar. Agradezco el tono y la predisposición del presidente Torra, un diálogo respetuoso entre dos presidentes”, agregó.

Torra, por su parte, manifestó que “el gobierno español no se ha movido en el tema de la autodeterminación. Si esto marca un nuevo ciclo, ya veremos. Quedamos pendientes de conocer la propuesta del gobierno español”.

Antes del encuentro en Barcelona, Torra había afirmado que insistiría en que Sánchez permita un referéndum legal sobre la secesión de la adinerada región.

El gobierno de Sánchez hasta ahora ha descartado la celebración de una consulta porque violaría la Constitución española. Sánchez intenta centrar el diálogo en cuestiones sociales, la financiación de las comunidades autónomas y el impacto de las recientes tormentas en el este de España.

El mes pasado, Sánchez acordó iniciar un diálogo con Cataluña como parte de un pacto para lograr el apoyo de partidos catalanes en el Congreso de los Diputados y así poder formar gobierno. El encuentro del jueves no es parte de esas negociaciones.

Los dos líderes parecían conversar amablemente al subir las elegantes escaleras en el patio interno del Palacio de la Generalitat, asiento del gobierno catalán. Una vez dentro de la sala de reuniones, Torra le regaló a Sánchez dos libros sobre derechos humanos.

El edificio estaba bajo fuertes medidas de seguridad, pero sólo un puñado de manifestantes protestaban afuera, un agudo contraste con la última vez que Sánchez se reunió con Torra, en diciembre del 2018. El día previo a ese encuentro, hubo violentos choques entre manifestantes y policías mientras Sánchez celebraba una reunión de su gabinete en Barcelona.

Persisten dudas sobre si este encuentro logrará algún resultado tangible, dada la incertidumbre sobre el futuro político de Torra.

Un tribunal catalán le despojó de su escaño parlamentario el mes pasado al prohibirle ocupar cargo público alguno por 18 meses por desacato. Torra ha apelado la decisión al Tribunal Supremo, pero entretanto sigue siendo el mandatario regional.

Aparte de eso, Torra anunció recientemente que convocará a elecciones tan pronto el parlamento catalán apruebe el presupuesto, debido a las tensiones con los otros partidos separatistas que forman parte de su coalición.

El movimiento separatista catalán está sumido en una crisis. Nueve de sus dirigentes están en la cárcel por realizar un referéndum sobre la independencia que había sido declarado ilegal, y por declarar la independencia de Cataluña en el 2017. Otros dirigentes del movimiento tuvieron que salir del país.

De acuerdo con las encuestas, los 7,5 millones de habitantes de Cataluña están divididos por igual a favor o en contra de la independencia.



Jamileth