Salud

López Obrador busca acelerar el ritmo de vacunación con el apoyo del Ejército

2021-03-25

De manera que la aceleración de la vacunación se ha convertido también en uno...

Elena Reina, El País

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reconocido este miércoles la falta de personal y efectivos disponibles para aplicar la cantidad de dosis de vacunas con las que cuenta el país. Y ha anunciado que intervendrá el Ejército y la Marina con su personal médico y logística para tratar de acelerar el ritmo de inmunización. Hasta el martes, la población vacunada sumaba 5,6 millones de personas, pero todavía hay más de cuatro millones de dosis que no han sido aplicadas.

El objetivo de vacunar a 117 millones de personas a un ritmo de unas 200,000 dosis diarias —según la información del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell— se alcanzaría como mínimo hasta dentro de un año y medio. Algunos países punteros en la vacunación, como Estados Unidos, han anunciado que la inmunidad de rebaño (alrededor del 70% de la población con al menos una dosis) se puede alcanzar en agosto, con un ritmo de más de dos millones de vacunas aplicadas cada día.

Las últimas cifras sobre dosis disponibles y otras aún no envasadas que proporcionó este miércoles la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Martha Delgado, apuntan a un excedente de 4,1 millones de vacunas disponibles y además otros 17 millones de dosis que faltan por envasar de CanSino (5 millones) y AstraZeneca (12 millones). Estas últimas sufrieron retrasos en el proceso desde su llegada a México por la falta de insumos clave en la cadena de suministro.

De manera que mientras México vacuna a un ritmo de 200,000 dosis al día, en los frigoríficos esperan al menos cuatro millones de dosis que no se están aplicando por falta de previsión y personal disponible. Una carrera contrarreloj que el Gobierno mexicano busca atajar con sus máximos aliados: los militares.

La Secretaría de la Defensa y la Marina, las grandes beneficiadas de la Administración de López Obrador, a las que ha encargado la gestión de los puertos (Marina) y la construcción de aeropuertos y también la gestión de megaproyectos de infraestructura, como el Tren Maya, tienen ahora la oportunidad de cumplir con uno de sus deberes para los que especialmente fueron creados, el apoyo logístico en una crisis.

El incremento del ritmo de vacunación se ha anunciado no solo por el excedente de dosis disponibles y la falta de capacidad actual, sino también por las que esperan que lleguen este fin de semana. López Obrador ha anunciado que a esos cuatro millones se le agregarán otros 2,7 millones más de AstraZeneca que enviará envasadas el Gobierno de Estados Unidos entre el domingo y el lunes. López-Gatell ya advirtió este martes que esperaban que el ritmo aumentara en las próximas semanas con la vacunación de ciudades más grandes: “Hasta las 300,000 dosis al día, quizá 500,000 o 600,000”.

El subsecretario de Salud achacó esa diferencia entre lo que se tiene y lo que se aplica a los lugares remotos en los que se está poniendo la vacuna, sitios “que no han tenido servicios públicos, ni transportes, ni comunicaciones, zonas rurales de orografía complicada donde se tarda más tiempo en llegar”. Una cuarta parte de los 15 millones de personas mayores viven en zonas rurales más o menos remotas. También argumentan que los Estados todavía no informan sobre el personal sanitario que está en primera línea de la covid-19.

La campaña de inmunización se cruzará con la campaña electoral. El próximo 6 de junio hay elecciones estatales (se eligen 15 gobernadores), se renueva la Cámara de Diputados federal y se eligen otros 2,000 cargos locales, en lo que serán las elecciones más grandes de la historia de México. De manera que la aceleración de la vacunación se ha convertido también en uno de los objetivos de campaña principales en cada rincón del país. La entrada del Ejército y la Marina será clave especialmente después de las vacaciones de Semana Santa: ningún mandatario en plena campaña electoral querrá hacer frente a una tercera ola. “Ahora va bajando el número de contagios, pero tenemos que apurarnos para vacunar de modo que si hay un rebrote, nos agarre vacunados sobre todo a los adultos mayores”, apuntó este miércoles López Obrador.



aranza