Internacional - Población

Realizan nueva protesta en Hong Kong en recuerdo de ataque violento

2019-08-21

Los manifestantes vestidos de negro ocuparon la estación de Yuen Long para recordar el 21 de...

Por JOHNSON LAI e YVES VAN DAM

HONG KONG (AP) — Manifestantes en Hong Kong ocuparon una estación suburbana del tren el miércoles al cumplirse un mes desde un ataque violento de enmascarados a los partidarios del movimiento opositor al gobierno.

Los manifestantes vestidos de negro ocuparon la estación de Yuen Long para recordar el 21 de julio, cuando hombres sospechosos de tener vínculos con la mafia cometieron agresiones y vandalismo, en una escalada brusca del verano de protestas.

La policía antimotines llegó a la estación hacia el final del evento, aparentemente dispuesta a enfrentar a los manifestantes, algunos de los cuales habían erigido barricadas afuera.

Los manifestantes regaron el piso con agua y aceite para entorpecer el avance de los agentes provistos de escudos.

Previamente guardaron un minuto de silencio y luego se cubrieron el ojo derecho en alusión a una mujer que sufrió una herida grave cuando la alcanzó un proyectil policial.

Muchos se sentaron en el piso de la estación y otros marcharon lentamente por el andén.

También llamaron la atención sobre lo que consideran la lentitud de la policía para investigar el ataque, en el que tanto manifestantes como transeúntes sufrieron lesiones. Han acusado a la policía de complicidad con los agresores, cosa que el gobierno ha negado.

La policía dice que ha arrestado a 28 personas en relación con el ataque, pero no han presentado acusaciones. Dicen que algunos tienen vínculos con las triadas, la mafia china.

Las protestas contra el gobierno, que comenzaron hace más de dos meses, han provocado una crisis política con reclamos de democracia plena e investigación de la brutalidad policial.

El ataque de Yuen Long se produjo cuando la enorme protesta estaba finalizando. Los agresores, vestidos de blanco en contraste con el negro de los manifestantes, lesionaron a 45 personas a golpes de palos y varas de metal.

Por otra parte, China dijo que un empleado del consulado británico en Hong Kong recibió 15 días de detención administrativa en Shenzhen, China continental, por violar ordenanzas de orden público.

El caso acentúa los temores de una intromisión judicial china en Hong Kong, que es semiautónomo.

“El empleado es residente de Hong Kong, no es un ciudadano británico”, dijo el vocero de la cancillería Geng Shuang. “Es un asunto puramente interno de China”.



Jamileth