Nacional - Seguridad y Justicia

Cementerios clandestinos por doquier

2019-05-14

El "reporte del horror" exhibe la dimensión más espeluznante de la...

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO.- Al menos 81 sitios con 22 fosas clandestinas han sido hallados en México de diciembre a la fecha, de las cuales se han exhumado 337 cuerpos.
    
La cifra aparece en un informe oficial dado a conocer hoy por el viceministro de Gobernación para los Derechos Humanos, Alejandro Encinas, ante el presidente Andrés López Obrador.
    
El "reporte del horror" exhibe la dimensión más espeluznante de la pesadilla de la violencia que mantiene postrado al país desde hace 12 años, que ha arrojado hasta ahora unos 250,000 muertos y 40,000 desaparecidos.
    
Según Encinas, el 72% de los cuerpos han sido sepultados furtivamente sobre todo en los estados de Colima (occidente), Tabasco (sureste), Sonora (norte), Zacatecas (centro), Guerrero (sur) y Jalisco (occidente).
    
Sin embargo, el estado que encabeza este fatídico ranking es Veracruz (costas del Golfo de México), con 76 fosas.
    
Para el descubrimiento de estos cementerios desconocidos, pero también la identificación de los cadáveres, ha sido decisiva la colaboración de las víctimas, de acuerdo con Encinas.
    
Se trata del primer reporte oficial sobre el tema, pues la mayoría de los recuentos al respecto han sido divulgados por organizaciones independientes de defensa de los derechos humanos y sobre todo de búsqueda de desaparecidos.
    
Por ahora, el relevamiento sólo abarca a las fosas halladas en la actual gestión del presidente Andrés López Obrador, que asumió su encargo el 1 de diciembre del 2018, pero el viceministro Encinas indicó que se pretenden contabilizar las fosas halladas en las administraciones anteriores.
    
"Ese es un proceso que por lo menos tiene que remitirnos 20 años atrás para tener el registro plenamente desarrollado", dijo Encinas, quien se comprometió a presentar cada 15 días una actualización sobre el tema.
    
No todas las tumbas clandestinas son iguales, pues por ejemplo en Guerrero se han ubicado casos donde hay mayor presencia de fosas prefabricadas y fosas recicladas donde ha habido excavaciones reutilizadas por los grupos delictivos.
    
Entre las acciones del ministerio de Gobernación para actuar sobre este espinoso asunto figuran la revisión y actualización del registro nacional de personas desaparecidas, ya que no existe, ni tiene información confiable, por lo que se va a construir un registro nuevo.
    
El presidente López Obrador sostuvo que la violencia y la inseguridad en el país es una herencia de "una política fracasada de gobiernos anteriores".
    
"Ahora tenemos que informar sobre las fosas clandestinas, porque, aunque duele, tenemos que saber lo que realmente sucedió y desgraciadamente sigue pasando", dijo el jefe de Estado.
    
"No se puede de la noche a la mañana terminar con estas herencias de inseguridad y de violencia", indicó en su conferencia de prensa matutina.
    
Según un informe divulgado en 2017 por el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana (UIA), un respetado ateneo dirigido por la orden de los Jesuitas, suman más de 1,000 fosas clandestinas en todo el país.
    
El reporte, titulado "Violencia y terror. Hallazgos sobre fosas clandestinas en México", basado en datos de las fiscalías de 19 de los 32 estados del país, señala que fueron hallados entre 2007 y 2016 al menos 2.014 cuerpos.
    
Esto confirma la declaración formulada hace tiempo por el activista y sacerdote Alejandro Solalinde en el sentido de que "México es una gran tumba clandestina".
    
El rector de la UIA, David Fernández, declaró que "la grave crisis de derechos humanos que el gobierno mexicano no quiere reconocer" es una de las razones por la que se encuentran fosas clandestinas en el país.
    
La situación en México fue comparada por los autores del informe con "la que se registró en Camboya durante la guerra civil (en los años setenta) y la guerra de la ex Yugoslavia con las fosas de Srebrenica".
    
En septiembre pasado, se produjo el hallazgo de un nuevo cementerio clandestino en Veracruz, con restos de 166 personas, uno de los más grandes descubiertos desde que el gobierno lanzó la denominada "guerra contra el crimen" en el país.
    
Sólo en Veracruz, están reportadas 731 personas como desaparecidas según registros oficiales.



Jamileth