Nacional - Economía

México incrementa su presupuesto en un 11.6 % para 2023

2022-09-09

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público,...

 

Ciudad de México, (EFE).- El Gobierno de México aumentó el gasto neto total a 8,3 billones de pesos (unos 415,000 millones de dólares), lo que significó un alza de 11,6 %, en comparación con el presupuesto de egresos de 2022 que fue 7,4 billones de pesos (370,000 millones de dólares).

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Rogelio Ramírez de la O, el Paquete Económico 2023 "es congruente y mantiene la política de austeridad republicana, así como el no endeudamiento y sin incrementos a los impuestos".

Ramírez de la O subrayó que dichos criterios de política económica y fiscal para 2023 se presentan en medio de “retos hacia delante” presentados por la economía global; aunque contrastó que “la economía mexicana tiene una sólida base de crecimiento”.

De acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica 2023, el crecimiento del producto interno bruto (PIB) mexicano de 2,4 % al cierre de 2022 y de 3 % para 2023, lo cual se alinea a las perspectivas del Fondo Monetario Internacional (FMI) al finalizar el año en curso, aunque mejora la proyección del organismo multilateral, en 2023, de 2,1 %.

Ramírez de la O también aseguró que las finanzas públicas, se mantendrán “sanas” al cierre de 2022, “a pesar del alto costo del subsidio a la gasolina para evitar el aumento de los niveles de inflación, que estimó cierre el año en 7,7 %.

El funcionario mexicano dijo que los ingresos públicos son mayores que los establecidos en el Paquete Económico 2022, “sin aumentar el nivel de deuda” y por lo cual proyectó ingresos presupuestarios por 7,1 billones de pesos (unos 355,000 millones de dólares).

PRIORIDADES SE MANTIENEN

Parte de los proyectos de inversión que mantiene el Gobierno mexicano son los referentes a sus mega obras en el sureste del país, así como las transferencias de dinero directas de sus programas sociales.

De acuerdo con la proyección de egresos de la Hacienda mexicana, la Refinería de Dos Bocas, con la cual se plantea alcanzar la soberanía energética de México, recibirá un aumento de 2.345 millones de pesos (unos 111 millones de dólares) para totalizar un presupuesto de 47.234 millones de pesos (2.361 millones de dólares).

Además, aun cuando se concluyeron los trabajos de construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), el Gobierno de México solicitó un aumento de casi el doble por una cantidad de 836.230 millones de pesos (unos 41.811 millones de dólares), desde 419.449 millones de pesos (20.972 millones de dólares) que pidió en este año.

Por su parte, el proyecto de presupuesto 2023 prevé el segundo aumento sustancial para la Secretaría de Turismo de México por poco más del 111 % por 145.565 millones de pesos (8.388 millones de dólares), del cual el 98 % se destinará al Tren Maya, una de las obras prioritarias del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, se propone destinar 600.321,9 millones de pesos (unos 12.006 millones de dólares) a 16 programas sociales gubernamentales prioritarios, de los cuales, según cifras oficiales, permean al 70 % de las familias mexicanas.

INFLACIÓN Y BUENOS DESEOS

El titular de la SHCP celebró que sus planes antiinflacionarios han sido “exitosos” y estimó cerrar el año con una inflación del 7,7 %, mientras que se mantiene en un 8,7 % hasta la segunda quincena de agosto.

“De las principales variables del marco macroeconómico para 2023, llama la atención la expectativa de crecimiento del 3 % e inflación de 3,2 %. Desafortunadamente, parecen buenos deseos y no la realidad que enfrenta México”, comento a Efe Gabriela Siller, directora de análisis económico del Banco Base.

Aparte, Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que el reto del Gobierno mexicano con el Paquete Económico 2023 “es evitar la recesión, contener la inflación, fortalecer la confianza empresarial, otorgar certidumbre jurídica al inversionista para que fluyan nuevos capitales hacia la estructura productiva”.

Sin ello, siguió, “el gasto social y la inversión en infraestructura pública se diluirán en el mediano plazo”.

Además, consideró que para incentivar el consumo privado, el gobierno debe blindar la confianza del consumidor, disminuyendo la inseguridad pública para que las unidades económicas aumenten sus ventas y generen más y nuevos empleos.

PROCESO LEGISLATIVO

El paquete económico tendrá que recibir el aval del Senado y de la Cámara de Diputados de México en el caso de cambios a las leyes de Ingresos de la Federación, del Código Fiscal federal, y los criterios de política económica y fiscal.

En tanto, será responsabilidad exclusiva de la Cámara Baja aprobar el presupuesto de egresos de 2023 a más tardar el próximo 15 de noviembre, como marcan los tiempos de las leyes mexicanas.



Jamileth