Religión

El papa llega a Bahrein, pedirá diálogo con musulmanes

2022-11-03

Grupos de derechos humanos y familiares de activistas chiíes condenados a muerte han instado...

Por NICOLE WINFIELD

AWALI, Bahrein (AP) — El papa Francisco llegó el jueves al reino de Bahrein para iniciar una visita de cuatro días en la que brindará su mensaje de diálogo con el mundo musulmán. La nación insular en el Golfo Pérsico de liderazgo suní organizó una conferencia interreligiosa sobre la coexistencia entre Oriente y Occidente, a pesar de las acusaciones de que discrimina a la mayoría chií del país.

Grupos de derechos humanos y familiares de activistas chiíes condenados a muerte han instado a Francisco a aprovechar su visita para pedir la abolición de la pena capital y el fin de la represión política en Bahrein, pero no estaba claro si Francisco reprendería de forma pública a sus anfitriones durante su visita, la primera de un papa a la nación.

El papa, de 85 años y que utiliza una silla de ruedas desde hace meses por una tensión de los ligamentos de la rodilla, dijo el jueves durante el vuelo a Bahrein que sufría “mucho dolor” y por primera vez saludó desde su asiento a los periodistas que viajaban con él en lugar de acercarse caminando por el pasillo el avión.

Llegó a la base aérea del desierto de Awali e inmediatamente se reunió en privado en el aeropuerto con el rey de Bahrein Hamad bin Isa Al Khalifa antes de la ceremonia oficial de bienvenida.

Hace tiempo que Francisco defiende el diálogo como instrumento de paz y pide muestras de armonía entre confesiones, especialmente ante la guerra de Rusia en Ucrania y conflictos regionales como el de Yemen. En la víspera del viaje, el papa pidió oraciones para que su viaje fomente “la causa de la hermandad y la paz, que nuestros tiempos necesitan de forma urgente y extrema”.

Es la segunda visita de Francisco a un país del Golfo Pérsico tras su histórico viaje de 2019 a Abu Dabi, donde firmó un documento que impulsaba la hermandad entre católicos y musulmanes con un destacado clérigo suní, el jeque Ahmed al-Tayeb. Al-Tayeb es el gran imán de Al-Azhar, un centro de educación suní en El Cairo. Francisco visitó después Irak en 2021, donde fue recibido por el gran ayatolá Ali al-Sistani, uno de los clérigos chiíes más destacados del mundo.

Francisco volverá a reunirse esta semana en Bahrein con Al-Tayeb, así como con otras personas destacadas que se espera asistan a la conferencia interreligiosa, similar a la organizada el mes pasado por Kazajistán y a la que también asistieron Francisco y Al-Tayeb. Se espera que a la conferencia en Bahrein asistan miembros del Consejo Musulmán de Ancianos; el patriarca Bartolomé, líder espiritual de los cristianos ortodoxos del mundo; un representante de la Iglesia ortodoxa rusa y rabinos estadounidenses.

El viaje también permitirá al papa reunirse con la pequeña comunidad católica de Bahrein, de unos 80,000 miembros en un país de alrededor de 1,5 millones de personas. La mayoría son trabajadores procedentes de Filipinas e India, aunque los organizadores del viaje esperan que peregrinos de Arabia Saudí y otros países vecinos acudieran a la gran misa de Francisco en el estadio nacional el sábado.



Jamileth