Automotriz

Volkswagen se prepara revelar un auto popular para la era eléctrica

2023-03-15

Los vehículos inicialmente tuvieron problemas debido a errores en su software y porque sigue...

 

(Bloomberg) -- Volkswagen está a punto de hacer lo que Tesla no hizo en su reciente “Día del inversionista”: presentar un vehículo eléctrico asequible para las masas.

El fabricante de automóviles alemán planea presentar un modelo cuyo precio iniciará por debajo de los €25,000 (US$26,600) y ha estado usando el hashtag #VWforthepeople para promover el evento que realizará el miércoles en Hamburgo. Mientras tanto, los blogs y algunas otras publicaciones esperan echar un primer vistazo a un hatchback compacto que comenzará a venderse dentro de unos años.

VW necesita urgentemente un coche popular para la era eléctrica, dado que ha tenido problemas para mantener el ritmo con los vehículos eléctricos de Tesla y está buscando detener la caída de las ventas en China, donde los fabricantes nacionales liderados por BYD han intensificado su juego. Un modelo eléctrico que se acerque remotamente al éxito del Golf (VW ha producido más de 35 millones de unidades) haría maravillas para la marca.

El evento se suma a lo que ya ha sido una ajetreada semana para el mayor fabricante de automóviles de Europa. El lunes, VW dio a conocer los planes para su primera planta de baterias lejos de casa. Si bien la cantidad precisa que la compañía invertirá en la fábrica en St. Thomas, Ontario, aún no está clara, el ministro de industria de Canadá dijo que será la inversión automotriz más grande en la historia del país.

El martes, VW aumentó su plan de gasto quinquenal en un 13% a €180,000 millones de euros, de los cuales, más de dos tercios se destinarán a software y vehículos eléctricos.

Este “será un año decisivo para ejecutar objetivos estratégicos y acelerar el progreso en todo el grupo”, dijo el director ejecutivo, Oliver Blume.

A pesar del dominio de Tesla en los primeros días de los vehículos eléctricos, Elon Musk ha dejado abierta una ventana de oportunidad para los fabricantes que busquen ponerse al día. La compañía lanzó por última vez un nuevo vehículo de pasajeros, el Model Y, en 2020, y solo ha realizado cambios estéticos menores en el Model 3 desde que entró en producción hace casi seis años. Por un breve espacio, el sedán se vendió al precio de US$$35,000 que había prometido su director ejecutivo, quien ha sugerido que Tesla ha estado trabajando de forma intermitente en un modelo de US$25,000 presentado por primera vez en 2020.

Construir un automóvil eléctrico para las masas parece una obviedad, pero hasta ahora ha sido la ballena blanca de la industria. Dado que las baterías siguen siendo obstinadamente caras y los números de producción de vehículos eléctricos todavía relativamente pequeños, los fabricantes no han encontrado una manera de presentar modelos eléctricos asequibles, además de los modelos de corto alcance mini en China, que probablemente no tendrían mucho éxito en otros mercados.

VW se ha mantenido fuera del segmento mini en China y ha pagado el precio con respecto a la cuota de mercado. Mientras que los segmentos alto y bajo del mercado automotriz más grande del mundo están cada vez más electrificados, la clase media china todavía conduce principalmente motores de gasolina. VW se ha destacado en estos segmentos con sus modelos de combustión y no puede darse el lujo de perder a estos clientes cuando se acercan a los autos enchufables.

VW se convirtió en un gigante mundial gracias al Beetle, conocido como Vocho o Escarabajo en latinoamérica, el modelo que vendió más de 23 millones de unidades y personificó el renacimiento económico de la posguerra de Alemania. Tras el escándalo por las emisiones de diésel, la compañía no tuvo otra opción que cambiar agresivamente a las baterías, sin embargo, su familia insignia de vehículos eléctricos no se ha popularizado tan rápido como se esperaba.

Los vehículos inicialmente tuvieron problemas debido a errores en su software y porque sigue teniendo un precio muy por encima de los aproximadamente €31,000 del Golf. El modelo más comparable, el compacto ID.3, tiene un precio inicial de €43.995. El año pasado, los envíos del vehículo eléctrico más popular de VW en Europa, el SUV compacto ID.4 de €46 335, fueron menos de la mitad del Model Y e incluso menores a los del Golf.

Desafortunadamente para VW, la era del hatchback parece estar terminando junto con la era de la combustión. El reinado de 14 años del Golf como el automóvil más vendido de Europa terminó en 2022, cuando los envíos disminuyeron un 14%. Hay presión para que VW presente un digno sucesor eléctrico.



aranza