Internacional - Población

La ola de calor en Italia aumentó la mortalidad de los adultos mayores del país

2023-08-07

Ciudades como Bari, Catania y Reggio Calabria sufrieron los efectos del calor extremo y registraron...

 

(Forbes) Las regiones del centro y el sur de Italia registraron en julio un aumento del 7% en el número de muertes con respecto a la tasa normal, según datos del Ministerio de Sanidad del país, después de que una ola de calor desencadenara incendios forestales y fuertes tormentas, en un momento en que las naciones de todo el mundo siguen haciendo frente a los cambiantes patrones meteorológicos debidos al cambio climático.

Datos Claves

Los datos del Ministerio de Sanidad muestran que las temperaturas récord de más de 40 grados centígrados (104 Fahrenheit) han causado más muertes en mayores de 75 años durante el mes de julio en comparación con la tasa media de mortalidad registrada en el mismo período de 2015 a 2019.

Ciudades como Bari, Catania y Reggio Calabria sufrieron los efectos del calor extremo y registraron elevadas tasas de mortalidad, según el Ministerio de Sanidad.

Mientras tanto, las ciudades del norte del país, menos expuestas al calor extremo, registraron una tasa de mortalidad inferior en un 14% en comparación con la tasa de mortalidad media registrada en el mismo periodo de 2015 a 2019, según el Ministerio de Sanidad.

Los bomberos de Cerdeña luchan actualmente contra más de 50 incendios forestales que han obligado a evacuar a unas 600 personas, según EuroNews.

118 grados. Ese es el calor que hizo en Cerdeña en un momento de julio, batiendo récords de calor en la ciudad, según el New York Times. Roma también batió su récord alcanzando los 107 grados en julio, informó el Times.

Antecedentes claves

El calor estival ha azotado con fuerza el sur de Europa. Países como Italia, Grecia, Croacia, Portugal y España han sufrido los efectos del calor extremo en los últimos meses. El calor extremo ha provocado inundaciones, tormentas de granizo e incendios durante todo el verano y llevó al Ministerio de Sanidad italiano a poner al país bajo alerta roja por calor a mediados de mes, advirtiendo a los residentes de los peligros que entrañaban las altas temperaturas.

Dos récords de granizo fueron borrados después de que los fuertes vientos arrasaran Milán el mes pasado. El 19 de julio, los vientos superaron las 63 millas por hora y el granizo de más de 15 centímetros diezmó la ciudad de Carmignano di Brenta. El 24 de julio otra tormenta azotó Azzano Decimo con granizo de más de 20 cm. En Mortegliano, una tormenta ese mismo día que también trajo granizo de gran tamaño diezmó toda la ciudad dejando unos 87 millones de dólares en daños, según The Guardian.

Hecho sorprendente

Más de 61,000 personas murieron en Europa el verano pasado durante la ola de calor, según un estudio publicado en la revista Nature Medicine.



aranza