Internacional - Finanzas

Yellen resiste la presión para reformar derecho de voto del FMI

2023-10-10

El comentario de Yellen de que la reforma de las cuotas depende de “principios...

 

(Bloomberg) -- La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, se mostró poco dispuesta a aceptar reformas en el Fondo Monetario Internacional que darían a China y a otros países en desarrollo un peso significativamente mayor en la forma en que se administra la entidad crediticia más importante del mundo.

La Administración Biden “apoyaría una fórmula de cuotas que refleje mejor la economía mundial, pero el cambio en este sentido solo puede producirse dentro de un marco acordado y basado en principios compartidos”, dijo Yellen en el texto de los comentarios que pronunció el martes ante las autoridades de finanzas mundiales reunidas en Marrakech, Marruecos.

Se espera que la anticuada distribución de las cuotas del FMI —que representan la parte de los recursos de la institución que corresponde a cada país y se ajustan estrechamente a los derechos de voto— sea una fuente de debate importante esta semana en la reunión anual del Banco Mundial y el FMI.

Sur global

Países como China , Brasil e India —cuyas economías han crecido mucho más rápido que las de los países desarrollados— llevan tiempo clamando una redistribución de las cuotas que refleje su creciente peso. China, por ejemplo, representa alrededor del 18% de la producción económica mundial, pero solo tiene una cuota del 6% en el FMI.

Tatiana Rosito, alta funcionaria del Ministerio de Hacienda de Brasil, declaró la semana pasada a Bloomberg News que la falta de reformas estaba empujando a los países del grupo BRICS a financiar el desarrollo a través de instituciones como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras, con sede en Pekín.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, pareció mostrar su apoyo a las reformas en una entrevista publicada este mes en el Financial Times.

“Es necesario cambiar constantemente para reflejar cómo está cambiando la economía mundial”, sostuvo.

Prorrata

En sus comentarios, Yellen reiteró los llamados de Estados Unidos a un aumento “equiproporcional” de las cuotas del FMI, destacando la falta de voluntad de Washington para considerar una reasignación de los derechos de voto en este momento. En otras palabras, EU propone que todos los miembros contribuyan más, pero manteniendo la división de poder que existe en el FMI desde 2016.

El comentario de Yellen de que la reforma de las cuotas depende de “principios compartidos” entre los miembros del FMI podría interpretarse como una referencia a China, país al que EU ha criticado, entre otras cosas, por no participar fácilmente en la reestructuración de la deuda de los países de bajos ingresos y por no ser transparencia en la gestión del tipo de cambio.

Con el fin de mejorar la representación en el Fondo de las economías emergentes y de bajos ingresos, Yellen reiteró la propuesta estadounidense de agregar otro subdirector gerente que represente a estas naciones. También dijo que EU estaba estudiando con sus homólogos la posibilidad de añadir otro presidente del directorio ejecutivo que represente al África subsahariana.

Financiamiento para el desarrollo

Yellen también habló de las ambiciones de EU para el Banco Mundial, donde ha impulsado grandes cambios y en parte lo ha logrado. A instancias suyas, en el último año la entidad de financiamiento para el desarrollo ha tomado medidas para ampliar su balance.

En su discurso, Yellen intentó reunir apoyo para seguir aumentando los recursos destinados a préstamos concesionales —aquellos con condiciones más favorables que las que ofrecen los mercados— para hacer frente a amenazas globales como el cambio climático y las pandemias.

Señaló que la Administración Biden ha prometido US$2.250 millones adicionales que podrían “desbloquear” hasta US$27,000 millones en nuevos préstamos. EU espera que otras economías avanzadas hagan promesas similares para aumentar el poder de fuego del Banco Mundial, aunque hasta ahora se han visto pocas promesas concretas.

“El G20 se ha comprometido a movilizar más recursos, y otros países están haciendo anuncios sobre cómo aumentarán también su capacidad”, dijo Yellen ante una audiencia en la Universidad Politécnica Mohammed VI de Ben Guerir, al norte de Marrakech.

Otros países, sin embargo, también observarán de cerca al Congreso estadounidense para ver si los legisladores aprueban el financiamiento prometido por el presidente Joe Biden y Yellen. Las actuales disputas partidistas en la capital de EU amenazan no solo el apoyo al Banco Mundial, sino también la ayuda a Ucrania.

Yellen también hizo un llamado a todos los bancos regionales de desarrollo para que comiencen a incorporar capital exigible —dinero que los miembros se han comprometido a producir en caso de emergencia, pero que nunca ha sido utilizado— en sus marcos de adecuación de capital, una medida que podría aumentar su poder de préstamo.



aranza