Internacional - Política

Alemania-Turquía: lejanos en política, cercanos en economía

2023-11-15

Además de las áreas tradicionales de comercio, en los últimos años han...

Burak Ünveren, Aram Ekin Duran | DW

Alemania es el socio comercial más importante de Turquía. Un vistazo a las relaciones antes de la visita de Erdogan a Berlín.

El presidente turco,Recep Tayyip Erdogan,  visitará Alemania el 17 de noviembre. Los principales puntos de la agenda serán la guerra entre Israel y Hamás, así como la migración. La visita se produce poco después depolémicas declaraciones de Erdogan sobre Israel, una postura de la que Alemania disiente. El último informe de la Comisión Europea sobre Turquía critica su enfoque unilateral, que no es compatible con la postura de Occidente.

A pesar de las diferencias, en economía se entienden

A pesar de las numerosas divergencias y crisis políticas de los últimos años, las relaciones económicas entre Alemania y Turquía  siguen mejorando. Durante años, Alemania ha sido el socio comercial más importante de Turquía y el principal inversionista extranjero en el país.

Según el ministerio de Exteriores, el volumen del comercio bilateral alcanzó "un nuevo monto récord" de 51,600 millones de euros en 2022. Las exportaciones turcas a Alemania aumentaron una cuarta parte en comparación con el año anterior, hasta 24,600 millones de euros, y las importaciones turcas procedentes de Alemania, una tercera parte, hasta 27,000 millones de euros.

Alemania sigue siendo el destino más importante de las exportaciones turcas. Según la Asociación de Exportadores Turcos (TIM), las exportaciones turcas a Alemania ascendieron a unos 14,500 millones de euros este año hasta finales de octubre. Turquía exporta principalmente a Alemania productos para la industria automotriz, textiles, alimentos, calderas y productos intermedios de hierro, acero y aluminio.

Turquía importa principalmente de Alemania maquinaria, vehículos, productos de plástico, aviones, productos químicos y equipos médicos. Sólo de Rusia y de China importa Turquía un mayor valor de mercancías que de Alemania.

Las relaciones económicas entre Alemania y Turquía están profundamente arraigadas y aparentemente a prueba de crisis, afirma Ayhan Zeytinoglu, presidente de la Fundación para el Desarrollo Económico (IKV) de Estambul. "Entre los mayores socios comerciales de Turquía, Alemania está a la cabeza. Tenemos un notable déficit comercial con Rusia y China, mientras que disfrutamos de una relación equilibrada con Alemania", afirma Zeytinoglu.

Nueva cooperación en energías renovables

Según las estadísticas de la Cámara de Comercio Alemana en el Extranjero (AHK) en Turquía, las empresas alemanas invirtieron unos 11,500 millones de euros en el país entre 2002 y 2022. Esto significa que más del 6 por ciento de toda la inversión extranjera en Turquía procede de Alemania.

Más de 8,000 empresas de propiedad o inversión alemana operan en Turquía, principalmente en los sectores industrial, minorista, logístico y de distribución.

En opinión de Zeytinoglu, Alemania y Turquía se necesitan mutuamente en muchos ámbitos comerciales: "Turquía puede beneficiarse del poder tecnológico y financiero de Alemania y Alemania puede beneficiarse del poder geopolítico de Turquía. En cuanto a una unión aduanera, podemos crear nuevas sinergias juntos".

Además de las áreas tradicionales de comercio, en los últimos años han surgido nuevos negocios entre ambos países, a menudo relacionados con la transición energética. 

En 2012, los gobiernos de ambos países pusieron en marcha la "Asociación Germano-Turca para la Energía". En este marco, representantes de la política, la empresa, la ciencia y la sociedad civil intercambian ideas sobre el tema de la transición energética. Fabricantes alemanes de aerogeneradores como Enercon y Nordex también tienen grandes plantas en Turquía. Enercon está considerado el mayor fabricante alemán del sector.

Sin embargo, la retórica de los dirigentes turcos contribuye una y otra vez a que los inversores actuales o potenciales pierdan la confianza en Turquía. Desde las elecciones de mayo, la lira turca se ha debilitado considerablemente. Poco antes de las elecciones, había que pagar 21,50 liras por un euro; hoy, supera las 31 liras.
 



aranza